Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
90 Deportes BALONMANO CAMPEONATO DE EUROPA LUNES 30 1 2006 ABC Faena de aliño de España en el trámite contra Eslovaquia Sólo al final maquilló el resultado después de llegar a tener sólo dos goles de ventaja MANUEL FRÍAS, ENVIADO ESPECIAL BASILEA. Los jugadores menos habituales en la selección ofrecieron muy pocos argumentos al seleccionador Juan Carlos Pastor para que cambie de opinión respecto a ellos en la nueva fase de competición, que comienza a partir de mañana y en la que ya no se admiten pruebas. El trámite- -se trataba de un partido fantasma porque Eslovaquia estaba eliminada aunque ganase y España pasaría a la siguiente fase con tres puntos (el orden es lo de menos) aunque perdiese- -del encuentro de ayer se cubrió sin brillantez. Era difícil jugarlo porque nadie se quería lesionar y todos estaban deseando que acabase cuanto antes señaló Pastor. Y no le faltó razón al seleccionador vista la apatía con la que se jugó el partido por ambas partes y la falta de concentración y de intensidad demostrada en las jugadas, hasta el punto de que hubo momentos en los que fue gol todo lo que se lanzaba a puerta. De las pruebas realizadas por el técnico lo mejor estuvo en la primera parte de Hombrados, que detuvo 11 de los 21 lanzamientos que le hicieron- -Eslovaquia marcó un gol de 16- y en el partido ofensivo de Garabaya. El vallisoletano es utilizado habitualmente en defensa y su prueba particular fue ayer en ataque. ESPAÑA ESLOVAQUIA 34 25 España (15+ 19) Hombrados, Rocas (2) Garralda (2) Chema Rodríguez (4) Fis (3) Davis (2) Garabaya (8) -equipo inicial- -Entrerríos (2) Belaustegui (3) Lozano (1) Juancho Pérez (1) Juanín García (4, 2 p) y Ortega (2) Eslovaquia (10+ 15) Stochl, T. Stranovsky (1) Polakovic (4, 1 p) Tumidalsky (1) Hlvatur, Kukucka (2) Antl- -equipo inicial- Melus (ps) Jano (3) Zatko (1) Kolesar (5) Valo, Farkasovsky y M. Stranovsky (8) Resultados y clasificaciones Grupo A: Eslovenia, 33; Polonia, 29. Suiza, 30; Ucrania, 37. Clasificación: 1, Eslovenia, 6 puntos; 2, Polonia, 3; 3, Ucrania, 2; 4, Suiza, 1. Grupo B: Alemania, 25; Francia, 27. España, 34; Eslovaquia, 25. Clasificación: 1, España, 5; 2, Francia, 4; 3, Alemania, 3; 4, Eslovaquia, 0. Grupo C: Hungría, 35; Islandia, 31. Dinamarca, 33; Serbia, 29. Clasificación: 1, Dinamarca, 5; 2, Islandia, 3; Serbia, 2; 4, Hungría, 2 Grupo D: Croacia, 29; Rusia, 30. Portugal, 27; Noruega, 37. Clasificación: 1, Rusia, 6; 2, Croacia, 4; 3, Noruega, 2; Portugal, 0. Segunda fase Grupo I: 1, Eslovenia, 4; 2, España, 3; 3, Francia 2; 4, Polonia, 2; 5, Alemania, 1; 6, Ucrania, 0. Polonia- España (día 31, 17.30 h. Ucrania- España (día 1, 17.45 h. Eslovenia- España (día 2, 20.00 h. Grupo II: 1, Rusia, 4; 2, Dinamarca, 3; 3, Islandia, 3; 4, Croacia, 2; 5, Serbia, 0; 6, Noruega, 0 Del resto, muy poco hay que destacar. Lozano, excluido de la convocatoria en los partidos ante alemanes y franceses, estuvo muy nervioso- -quizá por tener prisa en demostrar todo- así que a los 20 minutos ya había acumulado dos amonestaciones y a los 50 tuvo que abandonar la pista por la tercera. Se le dieron minutos a Fis para que pudiese acreditar su condición de artillero ante los eslovacos, pero sus estadísticas no fueron buenas- -seis lanzamientos, tres goles, dos paradas y un tiro fuera- aunque hay que apuntar que la defensa rival le hizo una mixta. El mismo comentario se puede hacer de otro cañonero como Belaustegui. La prueba de que fallaron los lanzadores estuvo en que, pese a las magníficas estadísticas de Hombrados en la primera mitad y las pésimas de su colega rival, la selección no se distanció en el marcador como hubiese sido normal. A España le costó el despegue. Aunque siempre fue por delante (salvo el 1- 1) la primera mitad la dominó con claridad y tuvo siete goles de renta durante muchos minutos. Pero en la segunda parte llegaron los minutos de la basura que siempre atenazan a los españoles y el marcador se colocó en 22- 20 (m. 43) gracias a la aportación de Martin Stranovsky, imparable en velocidad y en el uno contra uno ante la permisiva defensa española. Fue ese el momento en el que despertaron los de Pastor, que puso en pista a Entrerríos para dar un poco de más consistencia al ataque, se aprovechó la habilidad de Chema Rodríguez para romper el muro defensivo rival y se jugó más con el pívot Garabaya, quien se movió con una gran facilidad entre la defensa. Con estas armas se maquilló un poco el resultado en esos 17 minutos restantes, aunque la imagen quedó un poco trastocada. Uríos y Fis, inseparables en la concentración española Dujshebaev y Xepkin, dos rusos, abrieron brecha Ahora los nacionalizados tienen acento caribeño Uríos- Fis, la conexión cubana en España TEXTO MANUEL FRÍAS FOTO IGNACIO GIL BASILEA. Son amigos y, desde esta temporada, residentes en Ciudad Real y compañeros de selección. Ambos, además, tienen dos cosas en común que les unen ¡y de qué manera! la camaradería, que les hace no estar separados en la concentración del equipo español ni un solo minuto, y el pasado, la parte más dura de sus vidas. Me gusta estar con Julio porque es muy alegre y me hace reír señala Uríos mientras Fis pone cara de modelo para posar delante de un fotógrafo. Lo que te gusta salir en las fotos le apunta Uríos haciendo poses Fis. ¿Sabes lo que hacía Napoleón? añade Julio logrando la atención de toda la concurrencia. Cuando ganaba una batalla mandaba hacer un cuadro para que se viese que él estuvo ahí. Por eso me hago fotos, para que el día de mañana sepa todo el mundo que un negrito estuvo aquí Ambos se conocieron en el Centro de Alto Rendimiento del Cerro Pelado, en La Habana, donde se mezclaban boxeadores, luchadores, jugadores de voleibol, de balonmano, atletas... Todo deportista que destacaba era enviado allí para una más completa formación. Uríos llevaba seis años cuando llegó Julio como le llaman sus compañeros de la selección española imitando el acento cubano) Y Julio, pese a su carácter extrovertido, lo pasó peor en ese primer momento. Yo tenía casa en La Habana y por las noches me podía ir a dormir apunta Uríos. Julio, en cambio, recién llegado de su ciudad (Guantánamo) se quedó allí con su timidez de principiante pese a su cuerpo de armario (1,95 metros y 100 kilos de peso) Aquello era como la ley de la supervivencia, chico. La clave era no dejarse pisar por nadie. Por eso llevaba todo el día conmigo un machete con el que amenazaba a quien se atreviese a pisarme. Figúrate que papel, yo que soy incapaz de matar a una mosca Generación de oro Aquella generación de balonmanistas cubanos en la que se encontraban Uríos y Fis explotó técnicamente en el Mundial del 99. Cuba quedó octava- -el mejor puesto en su historia- -y Fis acabó como el tercer máximo goleador del torneo- y sin tirar los penaltis puntualiza- Cualquier oferta que les llegase del extranjero les sonaba a gloria teniendo en cuenta que la