Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 30 1 2006 Deportes 87 JOSÉ MURCIA Técnico del Atlético de Madrid No sé por qué tienen más actitud conmigo Los jugadores han expuesto que ahora tienen más actitud en el césped. La cuestión es ¿Por qué no había la misma con Bianchi? No lo sé, que digan ellos por qué piensan que ahora tienen más actitud. No voy a juzgar la labor de mi predecesor. Yo observé que los jugadores estaban tristes, tanto por los resultados como por los murmullos en torno a Bianchi, y en poco tiempo comprobé que la asimilación de mis ideas era fluida. He visto la actitud que yo les he pedido que tuviesen conmigo, no sé la que tuvieron antes. Lo que sí digo es que en dos semanas conseguí la estabilidad emocional y psicológica que necesitaba el equipo y ahora consolidamos la estabilidad deportiva trenadores. Es una oportunidad que significa que hemos trabajado mucho para gozar de esta situación. Significa que si queremos mantener este privilegio de continuar en Primera debemos trabajar todavía más. Tenemos mucho camino por delante, mucho por madurar e incluso por aprender. -Están demostrando que los técnicos sin nombre pueden hacerlo mejor que los que vienen con vitola. -Porque hay muchos años de trabajo detrás. Juanra y yo conocemos los clubes en los que estamos, y se fichan entrenadores que no llegan a identificarse con el club, que no los conocen. ¿Asume que si lo hace bien puede continuar la próxima temporada? -Tengo claro que si mi meta en el Madrileño era ganarme la renovación, y así sucedió, ahora voy a trabajar con el ansia y la ambición de continuar al frente de este equipo. Lo mismo le sucede a Juanra en el Real Madrid. ¿Miguel Ángel Gil y Enrique Cerezo se han pronunciado al respecto? -No me han dicho algo porque esas cosas no hace falta ni decirlas. Yo debo trabajar lo mejor posible y si el club está interesado después en José Murcia, bienvenido. ¿Se siente todavía un entrenador provisional? -Yo era y soy tan eventual, tan interino o tan fijo como cualquier entrenador de Primera. -Dicen que Aguirre está apalabrado para la próxima campaña. -Ni frío ni calor, me da igual. Le tengo respeto a Javier porque ha demostrado su valía, pero sigo sintiéndome tan provisional o tan fijo como cualquier técnico. -Está en el Atlético desde el año 2003. ¿Es más que un club? -Sí. Es grande juegue o no juegue en Europa. Lo dicen su historia y su masa social. Tardaremos algún tiempo en regresar a las copas europeas, pero el club está por encima de los títulos. Es la envidia de mucha gente que no entiende cómo podemos tener tanto apoyo aunque no alcancemos el nivel esperado. Los aficionados lo dicen: El Atlético no es mi equipo, es mi vida Se fichan entrenadores que no llegan a identificarse con el club A los 28 años colgó las botas y comenzó otra carrera desde abajo, como técnico. Se ha hecho a sí mismo y vive su gran ocasión. Sucedió a Bianchi y el equipo se transformó, apoyado en ese espíritu positivo que él ofrece desde el banquillo y en su apuesta por el fútbol ofensivo TEXTO TOMÁS GONZÁLEZ- MARTÍN FOTO IGNACIO GIL MADRID. Protagoniza junto a López Caro la revolución de los modestos. Sólo con verle dirigir al Atlético frente al Deportivo se entienden los cimientos de su revolución. Es garra, nervio en estado puro. Y la transmite. -Coge un equipo hundido y en tres semanas consigue dos victorias. ¿Cómo se hace una revolución? -El equipo estaba decaído, con miedo por la situación. Lo que hice fue exponerle claramente las ideas que deseaba aplicar. Los jugadores creyeron en mí al instante. Demostraron una predisposición y una actitud para admitir mis métodos que hizo crecer el rendimiento. Me sorprendió la facilidad con la que reaccionó el grupo. -Pero llegó usted y el Atlético jugó con más alegría. ¿Por qué? -Porque desde el primer día intenté crear una competitividad entre los jugadores para que nadie se duerma, para que se ganaran el puesto. Les dije que quien trabaja tendrá un sitio en el equipo o recibirá minutos. Sí, quiero alegría, ganas, pero soy inflexible. Puedo ser el entrenador más flexible para darle cosas a un futbolista y a la vez soy el que más le exige, porque lo que te da y te quita la Liga es el trabajo, los resultados, y para conseguirlos hace falta sufrir. -Apostó por un sistema adaptado a sus mejores futbolistas, sin una idea cerrada, y el equipo es otro. -Aplico mi idea de un sistema ofensivo y no me valen los nombres. Todos los que juegan deben pelear al máximo, independientemente de cómo se llamen. Ha sido siempre mi lema. -Sus futbolistas se han liberado, quizá porque Bianchi traspasaba a la plantilla la presión que él sufría. -He abordado ese aspecto. Les he dicho a los futbolistas que quiero que sólo se dediquen a jugar, que no piensen en lo que le sucede al entrenador o en otras cosas. Les he expuesto que, aunque soy bajito, tengo las espaldas anchas. Que sepan que para cargar con el palo y aguantar la vela ya estoy yo. -Se nota en Torres, en Petrov, en Kezman. Frente al Deportivo todos demostraron la implicación que faltaba. Y se ha recuperado el gol. -Todo esto son rachas. Petrov vivió un mal momento que coincidió con el de otros jugadores. Torres marcó en Zaragoza, Maxi ha encontrado puerta y verá como también lo hacen ahora Kezman y el búlgaro. Mi amigo López Caro, compañero de curso, y yo vivimos el premio al trabajo, pero tenemos mucho por madurar -Suma dos victorias consecutivas, ¿Aún es posible alcanzar la UEFA? -Lo primero que perseguía era situarnos en la zona estable y, a partir de ahora, pensar en crecer. No descarto nada, pero no miro a largo plazo. Sé que sólo hemos ganado dos partidos. -El domingo visita al líder. El Atlético le venció en el Calderón ¿Es misión imposible -De momento está muy por encima de los demás y lleva encarrilado el campeonato, pero esto es fútbol y nada es imposible. La diferencia no la marcan A mí no me valen los nombres, soy el más exigente porque para lograr resultados en la Liga hay que sufrir Ronaldinho, Eto o o Messi, porque también ganan sin ellos. Su virtud es el bloque. Trabajan con un mismo ideal, por un concepto del fútbol y en ellos prima el conjunto, no las individualidades. -Vayamos al capítulo personal. Tanto técnico de campanillas y López Caro y usted son la solución... -Me alegra mucho que mi amigo Juanra lo esté haciendo bien en el Real Madrid y me siento feliz porque los dos hayamos tenido esta posibilidad de entrenar en Primera. Somos compañeros del curso nacional de en-