Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 30 1 2006 Cultura 57 Historia y claves de un litigio resuelto El litigio se emprendió en 1995, cuando las parroquias aragonesas que dejaron la Diócesis de Lérida se incorporaron a la de BarbastroMonzón, y después de que el Obispado ilerdense no atendiera la petición para que entregara las obras de arte de esas parroquias. Los acuerdos entre España y la Santa Sede contemplan que, para cuestiones eclesiásticas, la jurisdicción de la Iglesia tiene validez reconocida a todos los efectos. Las partes eligen la vía y se entiende que luego no se puede sustituir por otra. Es decir, que tras el fallo definitivo no ha lugar intentar reabrir el proceso desde cero en la jurisdicción ordinaria. En este caso, los dos obispados optaron por dirimir el conflicto en la jurisdicción eclesiástica. Desde 1995, todos los pronunciamientos han dado la razón a las tesis de Barbastro- Monzón. Tras continuos recursos por parte de Lérida, en septiembre del año pasado los tribunales de la Santa Sede emitieron sentencia firme y marcaron un mes de plazo para que el Obispado leridano entregara esas piezas a Barbastro- Monzón. De nuevo intervino recurso. Pero el Tribunal de la Signatura Apostólica reiteró que las obras de arte han de ser devueltas, aunque luego se pronuncie sobre el fondo de los argumentos planteados desde Lérida, en línea con la estrategia de recursos continuos que ha mantenido este Obispado durante diez años. queda claro es que esas piezas han de ser entregadas a Barbastro- Monzón y después sería en todo caso voluntad de esta parte el alcanzar o no convenios de colaboración. Y, de otro lado, los recelos vienen también por el hecho de que no se haya hablado de convenio de colaboración durante los diez años que ha durado el litigio. TOROS FERIA DE AJALVIR Sánchez Vara calienta una corrida de casta congelada Plaza de toros de Ajalvir. Domingo, 29 de enero de 2006. Última de feria. Un tercio de entrada. Toros de Gabriel Rojas, serios y desiguales de juego, aunque faltos de casta en conjunto. Sánchez Vara, de rosa palo y oro. Estocada corta trasera y tendida (oreja) En el cuarto, estocada (dos orejas) Salió a hombros. Rafael de Julia, de blanco y plata. Dos pinchazos, dos hondos, dos pinchazos, descabello, pinchazo, media baja y tres descabellos. Aviso (silencio) En el quinto, media baja (silencio) Torres Jerez, de verde y oro. Pinchazo y estocada corta caída (oreja) En el sexto, dos pinchazos, estocada corta baja y siete descabellos (silencio) chez Vara se hizo el amo de la tarde con su firmeza y se embolsó tres orejas que le colocan en el pódium del triunfador de la feria. El alcarreño dio muestras de su disposición desde que se postró de rodillas para recibir al más manejable primero con una larga cambiada; dos recetaría después al cuarto. Levantó las mayores ovaciones en los tercios de banderillas, especialmente con su segundo, al que colocó tres pares en todo lo alto. Valeroso, exhibió sus ganas en la faena inaugural, cimentada sobre el pitón derecho, pues por el zurdo se quedaba más corto. Con el otro, arrancó de hinojos una labor en la que obtuvo meritorios muletazos. La estocada, hasta los gavilanes, fue de premio. Torres Jerez manejó con cadencia y gusto el capote en el tercero. Con una estampa curiosa- -se le descosió la manga derecha de la chaquetilla y hubo de despojarse de ella, luciendo en un brazo el oro del terno y en otro la camisa blanca- evidenció su buen corte y desgranó los naturales más templados. Paseó un trofeo. No pudo redondear con el más bruscote sexto. Rafael de Julia, muy descentrado con un lote a contraestilo, pasó un quinario con el acero. La unidad no valía en Salamanca Y todo esto después de que un informe manejado por la Generalitat en los últimos meses cuestionara la devolución de las piezas por entender que sentaría un peligroso precedente, al afectar al criterio de unidad museística Y eso que el informe se emitió en pleno revuelo por la devolución a Cataluña de los Papeles de Salamanca Por si fuera poco, el presidente de la Diputación de Lérida, Isidre Gavín, de CiU, ha advertido esta semana que sería un acto indigno que el presidente Maragall autorizara la devolución de las piezas. Gavín anuncia un recurso en la jurisdicción civil si las obras salen de Lérida, algo que juristas consultados por ABC creen de difícil encaje legal al tenor de lo establecido en los acuerdos entre España y la Santa Sede en materia de tribunales. ROSARIO PÉREZ AJALVIR (MADRID) En medio de la tiritera, la entrega de Sánchez Vara animó y calentó una seria corrida de toros de casta congelada. No era para menos: a cero grados, los cinqueños ejemplares de Gabriel Rojas no cesaban de echar humo cual chimenea; los toreros parecían fantasmas con sus rostros blanquecinos, y los aficionados, con más forros que una cebolla, se arremolinaban a los cañones de calor ubicados bajo los tendidos para hacer más soportable aquel frío polar. Con este panorama tan gélido, Sán- Leganés (Madrid) La excusa de Ciuraneta El obispo Francesc Xavier Ciuraneta dice que no está en su mano devolver los Bienes de la Franja, porque en su día la Generalitat catalogó esas piezas como patrimonio cultural catalán, así que ahora debe dar autorización administrativa para que se entreguen a Aragón. La Generalitat, por su parte, que también integra el patronato del Museo Diocesano de Lérida, propone la firma de un convenio con el Gobierno aragonés antes de devolver las obras de arte. Maragall dice que el asunto se puede resolver, pero insiste en el convenio. En Aragón, la propuesta levanta recelos. De un lado, no se logra entender qué falta hace un convenio para cumplir una sentencia firme, cuando lo que Luis Vilches firma lo más destacado y sale a hombros MUNDOTORO. Luis Vilches firmó lo más destacado en la Cubierta de Leganés, que registró menos de un cuarto de entrada. Se lidiaron toros de Carmen Borrero (el quinto fue un sobrero del mismo hierro) nobles y blandos. Luis Francisco Esplá, palmas y oreja. Luis Vilches, silencio y dos orejas. Antón Cortés, silencio en ambos. Medellín (Colombia) Éxito de César Rincón y Sebastián Castella Con casi doce mil espectadores en los tendidos, César Rincón, en maestro, y Sebastián Castella, imparable, abandonaron a hombros la plaza de La Macarena, mientras que El Cid, que pechó con el peor lote de la corrida de El Encenillo, se fue de vacío. Éste fue el balance: Rincón, saludos y dos orejas; El Cid, silencio y bronca, y Castella, oreja y dos orejas. mo pluviales y casullas, entre otros. Por su interés destacan los ornamentos procedentes de Roda de Isábena. El otro grupo está formado por una serie de pinturas sobre tabla o fragmentos de retablos de finales del gótico, que en conjunto son muy interesantes y en el que aparecen obras de Monzón o de enclaves de la zona oriental deAragón, vinculadas altaller de Pedro García de Benabarre según ha explicado a ABC Francisco Bolea, técnico del Centro de Información del Patrimonio Cultural Altoaragonés (Cipca) ligado a la Diputación de Huesca. San Cristóbal (Venezuela) Oreja para Jesús Millán Toros de El Laurel y El Capiro. El rejoneador Dayro Chica, oreja. Luis Miguel Encabo, silencio en ambos. Javier Cardozo, saludos y silencio. Jesús Millán (que en el festival nocturno indultó un novillo de Rancho Grande) oreja y palmas.