Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 30 1 2006 Nacional 21 LUCHA CONTRA LA INMIGRACIÓN ILEGAL La Policía detectó dieciocho redes de fraude durante el proceso de regularización No hubo engaño masivo, pero sí muchos empresarios sin escrúpulos P. M. C. M. MADRID. No hubo fraudes ni engaños masivos en el proceso de regularización, aunque muchos empresarios sin escrúpulos hicieron su agosto. Y claro, al inmigrante le beneficiaba, así que no denunció Los agentes de la Comisaría General de Extranjería y Documentación intentaron seguir con lupa la normalización que ha legalizado a casi 600.000 extranjeros. El volumen de trabajo y las tretas de algunos llamados empresarios complicaron sus investigaciones, que además en ocasiones tardan meses en cristalizar. La Policía detectó 18 organizaciones que cometieron fraudes durante la regularización y detuvo a 92 personas por su relación con estos hechos. Dicen los agentes que hubo muchos más, pero sin una denuncia o un anónimo ellos no pueden actuar. La mayoría de las actuaciones irregulares consistieron en presentar falsos permisos de trabajo a nombre de un trabajador, al que no sólo no lo empleban sino que le cobraban por facilitarle ese documento. Hubo empresas que se constituyeron de forma expresa para cometer esa estafa y otras que aun teniendo una actividad dieron de alta a 200 trabajadores cuando su plantilla no superaba la decena. Al ser denunciados, varios de estos defraudadores alegaron que los inmigrantes se habían ido voluntariamente de sus puestos. El abanico del pillaje y la estafa es casi ilimitado y ha salido a relucir en todas sus variantes durante el proceso de regularización. Se han descubierto utilizaciones de sellos y firmas auténticas de empresas sin su consentimiento que habían sido obtenidos en las gestorías que les tramitaban sus documentos. Otros empresarios decidieron aprovechar el boom y cobraron a sus em- pleados hasta 1.000 euros por un contrato de trabajo o se los descontaron de la primera nómina sin su consentimiento. El sector agrícola y el de la construcción se han llevado la palma, según la Policía. Algún fraude se ha descubierto también en los servicios y el más sofisticado, sin duda, el comprobado a través de internet. Los investigadores han detectado empresas que se constituyeron de forma expresa para aprovecharse de los inmigrantes irregulares No es nuevo, pero una vez más el volumen de negocio en juego lo hizo aflorar con toda su fuerza. Las denuncias se han recibido desde países como Ecuador, Colombia y Perú. Hasta allí se trasladaron supuestos empresarios que organizaban reuniones en hoteles en busca de una especie de contingente de trabajadores. Otros ni siquiera viajaron. Desde su casa ofrecían contratos para trabajar en España a cambio de 500 dólares que el candidato debía ingresar en una cuenta bancaria. Dice la Policía, que poco a poco, algunos de estos fraudes masivos al calor de la regularización se irán detectando pero para ello es clave que los perjudicados lo denuncien. EFE