Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
20 Nacional LUCHA CONTRA LA INMIGRACIÓN ILEGAL LUNES 30 1 2006 ABC El Gobierno repatrió a lo largo de 2005 a 28.000 inmigrantes menos que el año anterior El descenso se debe a que ya ha terminado el efecto llamada de la política del Gobierno b Casi todas las semanas el Ministerio del Interior fleta un avión a Rumanía, Nigeria, Ecuador o Colombia. Los costes de las repatriaciones son elevadísimos CRUZ MORCILLO PABLO MUÑOZ MADRID. Las pateras que llegan a las costas españolas son la cara más dramática y visible de la inmigración clandestina pero suponen un porcentaje mínimo de quienes eligen nuestro país para vivir, de forma legal o ilegal. El auténtico problema de España son las fronteras legales, ese es el coladero, y no las pateras. Llegan como turistas, con todos los parabienes y se quedan La opinión es de un veterano responsable de la Comisaría General de Extranjería y Documentación. Los datos de 2005 avalan sus palabras y contradicen el discurso del Gobierno de que el proceso de regularización abierto en nuestro país no supuso ningún efecto llamada Eso sí, el tam- tam empezó en paralelo al anuncio de que se abriría tal proceso, en verano de 2004. Según los datos de Interior, el año pasado España repatrió a 92.766 personas en situación irregular, frente a las 121.121 de 2004. Esos números engloban varios conceptos recogidos por la ley de Extranjería que son: expulsiones (11.002) -inmigrantes que se encuentran de forma ilegal en España y contra los que el juez ha dictado orden de salida del país- devoluciones (14.466) -extranjeros interceptados cuando intentaban entrar de forma ilegal, en su mayoría marroquíes en patera- retornos (15.288) -rechazados en puestos fronterizos, casi siempre en los aeropuertos- -y readmisiones (52.010) -expulsiones en virtud de acuerdos con terceros países, sobre todo con Francia- -que afectan en esencia a ciudadanos de países del Este. Repatriaciones 2003- 2005 140.000 2003 120.000 100.000 80.000 60.000 40.000 20.000 0 2004 2005 93.951 83.409 121.121 15.288 14.104 13.296 13.684 13.136 14.466 14.750 Expulsiones 11.002 Devoluciones Personas que intentan entrar irregularmente o que ya hayan sido expulsados Retornos Rechazados en los puestos fronterizos, sobre todo aeropuertos 11.280 Readmisiones Expulsiones en virtud de acuerdos con terceros países, sobre todo Francia 51.413 52.010 TOTAL Peregrinaciones a Fátima A mayor control policial, mejor imaginación popular. La máxima se la aplicaron a rajatabla el año pasado cientos de paraguayos ansiosos por convertirse en españoles al calor de la regularización. La Policía empezó a sospechar de tanta devoción popular y espontánea al tener noticia de que decenas de ciudadanos de Uruguay viajaban a Fátima bajo la apariencia de grupos de fieles cristianos. En las oleadas de fe ni siquiera faltaba el cura, que era el único elemento auténtico de la peregrinación. El objetivo, comprobado, era entrar en Portugal, con camuflaje y sin necesidad de otras justificaciones, y pasar desde ahí a nuestro país en un trayecto más del supuesto viaje mariano. Una vez en España la visita a las iglesias y lugares de culto se cambiaba por la cola para empadronarse en el ayuntamiento de turno. La estratagema era perfecta hasta que fue descubierta por la Policía. Inmigrantes irregulares sometidos a un expediente administrativo Vuelos 2004 23 22 57 vuelos (3.905 deportados) 4 7 1 Rumanía Nigeria Bulgaria Ecuador- Colombia Colombia 2005 22 Rumanía 13 Nigeria 42 vuelos (2.862 deportados) 1 Mauritania 2 Ghana 4 Colombia- Ecuador Infografía ABC Tres meses de tregua Uno de los hechos que explicaría esta disminución de repatriaciones globales sería la paralización de la expulsiones. No se llevaron a cabo durante los tres meses que duró la regularización para dar oportunidad a aquellos que tenían expedientes abiertos de poder arreglar su situación. Después, han seguido al ritmo normal. Casi todas las semanas se fleta un avión a Rumanía, Nigeria, Ecuador o Colombia señalan fuentes policiales. Aquí se engloban también aquellos extranjeros que cumplen condena y no tienen residencia permanente. Antes de quedar en libertad son devueltos a sus países directamente desde prisión. El coste de estas expulsiones es elevadísimo tanto si se hacen en aviones completos como en vuelos comerciales. Al dinero del billete del extranjero hay que sumar el de los policías que le escoltan- -no llega a dos por inmigrante, aunque depende de la peligrosidad- más las dietas y el alojamiento si tienen que pernoctar. Por cada ecuatoriano o colombiano expulsado, España paga más de 3.000 euros, y más de 1.000 por un ciudadano del Este. Los marroquíes que no son interceptados en patera también son expulsados en avión, vía Melilla, y constituyen el grueso de este tipo de repatriaciones. Otra cifra que ha experimentado un acusadísimo descenso ha sido la de readmisiones, los retornados a través de la frontera con Francia. La disminución ronda las 30.000 personas, ciudadanos del Este que llegan en furgonetas y autobuses. La explicación, según fuentes de Extranjería, es que los mayores flujos se produjeron en los meses previos a la regularización cuando se empezó a especular con los requisitos para obtener el permiso de residencia y trabajo. Sin embargo, desde Interior y Trabajo se argumenta que el refuerzo policial en la frontera ha disuadido a posibles candidatos a cruzar de forma ilegal. Los retornos en los aeropuertos aumentaron este año, en cambio, en más de 4.000 personas. Esta medida de rechazo afecta sobre todo a suramericanos que llegan en avión y que también en los meses de la regularización intentaron lograr su pasaporte a la legalidad. La Policía detectó cientos de casos en los que los implicados pretendían burlar las medidas de control. La exigencia de visado a ciudadanos de algunos países derivó en auténticos malabarismos. El último padrón daba fe de que los bolivianos han crecido en España casi en un 80 por ciento. Según la Policía, esa cifra está adulterada porque miles de ecuatorianos- -se les exige visado para entrar- -se hacen pasar por compatriotas de Evo Morales, que no deben cumplir ese requisito. A la misma estrategia se apuntaron los in- migrantes colombianos, en este caso, fingiendo ser venezolanos que tampoco necesitan visa. Con los supuestos bolivianos, en realidad ecuatorianos, la situación es muy compleja porque su pasaporte es auténtico. ¿Cómo lo consiguen? Un ecuatoriano, o cualquier otro suramericano se traslada a La Paz, busca dos testigos que dan fe ante notario de que ha nacido en este país y con eso obtiene la cédula de ciudadanía y más tarde el pasaporte. Los registros de nacimiento son casi inexistentes y permiten este cambalache. Y finalmente quedan los pasajeros de las pateras. En 2005 fueron devueltos 14.466, casi todos marroquíes. La llegada de barcazas disminuyó en un 25 por ciento, por el control del SIVE y porque estos candidatos de la inmigración ilegal saben que en caso de ser interceptados su devolución es inminente. Por ello muchos marroquíes eligen Italia como destino en lugar de España. Más de 200 sin papeles llegan en patera en sólo 48 horas ABC. Más de 200 inmigrantes llegaron a lo largo deñ fin de semana a las costas de Almería, Granada y las islas de Gran Canaria y Tenerife a bordo de seis pateras. Se trata de la mayor oleada de las cuatro que se han registrado en las costas españolas en lo que va de año y que suman ya un total de 479 personas interceptadas. Casi todos los sin papeles fueron trasladados a tierra por embarcaciones de Salvamento Marítimo y de la Guardia Civil y se encuentran en buen estado de salud. 92.766