Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 29 1 2006 97 España, que ganó a Francia, pasará a la segunda fase del Europeo de balonmano con tres puntos Amelie Mauresmo conquista en el Open de Australia el primer Grand Slam de su carrera tenística El CEDD insta al Deportivo a recurrir ante los comités de la FEF El organismo disciplinario del Consejo Superior de Deportes se declaró incompetente para resolver el caso, porque Lendoiro debe agotar la vía federativa ABC MADRID. Ha sucedido lo que la reglamentación auguraba. Lo que todos los dirigentes deportivos expusieron desde un principio. El Comité Español de Disciplina Deportiva (CEDD) se declaró ayer incompetente para fallar el recurso del Deportivo respecto al partido del escándalo, dado que el club blanquiazul no ha agotado las vías federativas El equipo debe recurrir ante los comités futbolísticos de Competición y de Apelación y, si desea continuar el proceso, puede acudir posteriormente al CEDD, la máxima autoridad disciplinaria del deporte español, perteneciente al Consejo Superior de Deportes (CSD) Augusto César Lendoiro, incluso, había solicitado la intervención directa del CSD. Pedía que el Consejo suspenda el acuerdo del Comité de Competición y aplique los criterios normativos europeos, con los que se daría el partido por perdido al Valencia Competición había decidido que el encuentro Valencia- Deportivo, interrumpido por el monedazo sufrido por el árbitro asistente Vicente Egido, se reanudará el miércoles, a las diez de la noche y a puerta cerrada. Ayer, el CSD remitió el caso a su organismo disciplinario, que es el que tiene potestad para tomar las decisiones de esta índole. Y el CEDD hizo lo que las leyes dictan: Es un asunto disciplinario y el club ha de acudir antes a otras instancias Lendoiro deberá recurrir a Apelación mañana. En su escrito anterior ya mencionaba la segunda posibilidad de jugar en campo neutral, para que el Deportivo no salga perjudicado por este fallo Amorebieta cae en una jugada entre Celestini y Redondo EFE Yeste se saca de la chistera un penalti para salvar al Athletic del naufragio El buen toque del Getafe, mejor que el áspero fútbol de los bilbaínos JOSÉ MANUEL CUÉLLAR Es verdad, el fútbol es de listos, pero también de incautos que son presa de los primeros. En este caso, Yeste fue el pillo y Puentes Leira, el incauto. Estaba el Athletic contra las cuerdas, presa del toca y toca del Getafe, que le estaba volviendo loco. Habían gastado sus fuerzas los norteños en una primera parte muy directa, típica de los bilbaínos, con mucho pelotazo arriba, buscando la portería rival sin intermediarios, de una forma abrupta pero más efectiva que el rival, que no encontraba el toque necesario para salvar el músculo bilbaíno. Pero después se acabó. No encontró hueco el Athletic en ese basto empujón que dio a su rival y en la segunda parte el Getafe se puso a la tarea de derribar al agotado gigante. Con unos metros más atrás buscando fuelle, el Athletic perdió de vista el balón, y también el partido. En esa envolvente getafeña a los de Schuster les perdió lo mismo que en tantos otros partidos: su falta de definición. Así, dos ocasiones consecutivas de Matellán y Riki se perdieron en el limbo de la ineficacia azulona. Sin embargo, la incapacidad para sacar el balón de atrás, para generar juego o para sacar una mínima contra, ATHLETIC GETAFE 1 0 Athletic (5- 4- 1) Lafuente; Iraola, Ustaritz (Dañobeitia, m. 55) Lacruz, Prieto, Amorebieta; Aduriz (Expósito, m. 88) Gurpegui, Orbaiz, Yeste (Tiko, m. 81) y Urzaiz. Getafe (4- 2- 3- 1) Calatayud; Cotelo, Belenguer, Matellán, Pernía; Celestini (Paunovic, m. 79) Diego Rivas; Redondo (Pachón, m. 79) Riki, Gavilán; y Güiza (Vivar Dorado, m. 70) Árbitro Puentes Leira, del Comité gallego. Enseñó tarjeta amarilla a Amorebieta, Belenguer, Calatayud, Yeste, Redondo y Orbaiz. Gol 1- 0, m. 73: Orbaiz, de penalti. Cuando mejor estaba jugando el Getafe, enlazando, tocando de primera y encerrando al rival a la espera de dar el zarpazo definitivo, a Yeste se le iluminó la bombilla. En un balón aéreo sintió la mano de Matellán detrás (otro incauto que parece mentira que sea argentino y veterano) y se lanzó al césped con urgencia y gran verosimilitud. Puentes Leira, al que tapaba el mismo Yeste, no vio la intensidad (en este caso no intensidad del lance) y pensó que había empujón evidente en vez de cuquería del medio punta vasco. Penaltito que Orbaiz se encargó de transformar en el gol de la victoria. Pantalla gigante junto a Mestalla Mientras los jueces deportivos solventan el jaleo jurídico, la afición del Valencia acometerá hoy en Mestalla, ante el partido de Liga contra el Zaragoza, una recogida de firmas, dirigida por el Foroché El objetivo es conseguir que el Ayuntamiento acceda a instalar pantallas gigantes en los aledaños del estadio, con el fin de presenciar los 46 minutos restantes y que el equipo escuche desde dentro los gritos de ánimo que los seguidores ejecutarán desde fuera. El premio gordo era tan evidente en los bilbaínos que la manaza de los de Schuster sobre el cuello local era cada vez más evidente y asfixiante. Con las cosas así, parecía que sólo era cuestión de tiempo que el Getafe le metiese mano al Athletic. Le faltó un ápice de urgencia, de necesidad o de garra al conjunto madrileño en esos minutos de dominio. Un poco también de maldad para enterrar al rival, que deambulaba perdido, sin orientación y sin rumbo. A partir de ahí hubo prisas- -malas consejeras- -getafeñas, cambios rápidos y ofensivos para buscar al menos un punto y el repliegue, ya total, de los de Clemente, que no se creían lo que veían ni el premio gordo que les había tocado en la lotería. En ese arreón definitivo al Getafe le volvió a perder su talón de Aquiles, que es que no ve puerta. Pernía perdió el empate en una buena salida de Lafuente y ese repliegue general de las huestes norteñas se hizo una montaña para el Getafe, que no vio cielo ni horizonte azul por delante.