Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
96 DOMINGO 29 1 2006 ABC Deportes El Atlético de Murcia recupera el fútbol a toques de tacón Los rojiblancos realizaron el mejor partido de la temporada, y dos golazos de Antonio López y de Maxi remontaron la reacción del Deportivo ATLÉTICO DE MADRID DEPORTIVO 3 2 demostrar esa revolución psicológica y de juego. A pesar de los errores defensivos, que le costaron dos goles, el rendimiento del Atlético fue otro mundo. Kezman, Ibagaza y Petrov mostraron una implicación que antes, con Bianchi, tenía vacaciones. El nuevo jefe del banquillo ha tocado el nervio del compromiso, el que buceaba por el Manzanares cuando el argentino lo buscaba. Atlético (4- 4- 2) Leo Franco; Velasco, Pablo, Perea, Antonio López; Maxi (Gabi, m. 86) Luccin, Ibagaza (Colsa, m. 90) Petrov; Fernando Torres y Kezman (Galletti, m. 73) Deportivo (4- 2- 3- 1) Molina; Manuel Pablo, Coloccini, Juanma, Capdevila; De Guzmán (Xisco, m. 83) Duscher; Héctor, Sergio (Rubén, m. 46) Munitis; y Tristán (Arizmendi, m. 46) Árbitro Fernández Borbalán. Tarjeta a De Guzmán (quinta) Munitis; Kezman (quinta, no juega en Barcelona) Pablo; Juanma; Capdevila; Perea; Torres e Ibagaza. Goles 1- 0, m. 33: Maxi (cinco goles en la Liga) 1- 1, m. 47: Rubén. 2- 1, m. 54: Antonio López. 2- 2, m. 58: Capdevila. 3- 2, m. 81: Maxi. Caparrós se equivoca y lo arregla El segundo mejor equipo a domicilio, superado por el Barcelona (veinte puntos) cayó porque los rojiblancos ofrecieron el mejor espectáculo de la temporada. Con más corazón que finura, con las genialidades de Ibagaza como arma de calidad, las oportunidades se sucedieron, especialmente después del primer gol local. Molina despejó dos ocasiones de Torres y a la tercera fue la vencida. Cometió un error en una salida y Maxi firmó el primero de sus tantos. Ya es el goleador del Atlético, con seis, superando a Fernando. Obtenida esa ventaja surgieron los mejores momentos del Atlético. Kezman bajaba y entraba en velocidad, Petrov luchaba más que nunca. El portero visitante se encargó de rechazar las ocasiones del búlgaro, del serbio y una más del Niño las más clara, desperdiciada en un pie a pie con Molina. Tal era la superioridad madrileña que Caparrós revolucionó su esquema. Sentó a Tristán y a Sergio, que no puede jugar de Valerón y lo corrigió con Rubén y Arizmendi. El Deportivo reaccionó. Y se topó con el empate. Un error de Leo Franco permitió que una TOMÁS GONZÁLEZ- MARTÍN MADRID. El encuentro era un pasillo de brasas para José Murcia y lo superó sin quemarse un dedo y encendiendo a la afición. Al cabo de cuatro partidos de dirección, el nuevo entrenador del Atlético consumó su segunda victoria consecutiva, una marca que Bianchi sólo había alcanzado una vez, y apagó el fuego del Calderón, donde los rojiblancos no vencían desde hace tres meses (27 de octubre, 3- 0 al Cádiz) Pero lo más importante es que ha recuperado a Maxi, Petrov y Kezman, que hace un mes sólo brillaban en los posters Son muchas asignaturas aprobadas después de dos semanas de diván psicológico en las que Murcia levantó a un equipo asustado. Porque el técnico debutaba en el Manzanares con todas las estadísticas en contra. El cordobés, sin embargo, ya había apagado en Zaragoza el fuego de diez jornadas sin vencer y los horrorosos números de su equipo en casa no le daban miedo. Los once puntos y ocho goles cosechados en los nueve partidos de Madrid eran, para él, una plaga de la langosta Bianchi. Aquí estaba él para fumigarla. Maxi celebra uno de sus dos goles, con Luccin e Ibagaza al fondo falta sin ángulo, botada por Rubén, se convirtiera en el empate. Pero este Atlético es diferente. Ha recuperado la confianza y, por ende, la genialidad. Antonio López lo demostró en un lanzamiento de golpe franco que volvió a marcar las diferencias. Con Arizmendi, Rubén y Munitis, el Deportivo también fue otro. Atacó, presionó y equilibró de nuevo el encuentro, en otro error defensivo local. Capdevila remató un córner sin oposición. Era injusto. Murcia y sus muchachos merecían ganar. Petrov y Maxi lo decidieron. El búlgaro centró y el argentino marcó un golazo de espuela. El Atlético se ha puesto los tacones. REUTERS Murcia, satisfecho: Hemos hecho un gran encuentro ABC MADRID. A Pepe Murcia le gustó el gran partido que realizó su equipo, aunque no dudó en señalar como negativo los dos goles que les marcó el Deportivo a balón parado. Si quitamos esas jugadas, estaríamos hablando de que el Atlético ha hecho un gran partido. El equipo ha ganado por credibilidad y añadió que ese es el camino a seguir al margen de subrayar que el equipo había dejado sobre el campo sensaciones positivas Para el técnico del Atlético de Madrid, el Calderón es muy agradecido, se conforma con ver al equipo entregarse sobre el césped. Yo soy bastante cauteloso. He dicho siempre que hay mucha igualdad en el fútbol y nosotros sólo hemos ganados dos partidos Por su parte, Joaquín Caparrós era la otra cara de la moneda: No hemos hecho nada bien, sobre todo defensivamente. Hemos regalado la primera parte Según el técnico su equipo jugó sin intensidad ni velocidad y reconoció que la baja de Valerón la nota el equipo ASÍ JUGARON ATLÉTICO DE MADRID Leo Franco: regular. Velasco: bien. Pablo: regular. Perea: regular. Antonio López: bien. Maxi: regular. Luccin: bien. Ibagaza: notable. Petrov: bien. Fernando Torres: regular. Kezman: muy bien. Galletti, Gabi y Colsa: sin calificar. El entrenador: José Murcia. Buen planteamiento, con fútbol de velocidad para romper la presión del equipo de Caparrós. Deberá trabajar con esa defensa... Lo mejor: Los pases de Ibagaza. La bravura y la ilusión recuperadas. El golpe franco de Antonio López. El taconazo de Maxi en el tanto decisivo. Lo peor: Los graves errores atrás. DEPORTIVO Molina: bien. Manuel Pablo: regular. Coloccini: regular. Juanma: bien. Capdevila: bien. De Guzmán: bien. Duscher: regular. Héctor: regular. Sergio: regular. Munitis: muy bien. Tristán: mal. Arizmendi: bien. Rubén: bien. Xisco: sin calificar. El entrenador: Joaquín Caparrós. Regular. Se equivocó en su planteamiento inicial, al colocar a Sergio como media punta, en el puesto de Valerón, un lugar ofensivo que no domina. Lo arregló con Rubén y Arizmendi. Lo mejor: La entrega sin cuartel. La capacidad goleadora a balón parado. Lo peor: Su tendencia a defender. La implicación de Kezman y de Petrov Tampoco le aterraba la visita del Deportivo, un conjunto que sólo había perdido en una de sus nueve salidas, en las que conquistó dieciocho puntos. No le importaba. Se había hecho con las riendas del Atlético y sabía cómo dar zanahoria y palo a sus mejores jinetes. Anoche, sus hombres volvieron a