Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 29 1 2006 Nacional EL DESAFÍO DEL ESTATUTO CATALÁN ANÁLISIS 15 Reunión del 29 de diciembre pasado en el Parlamento catalán de representantes del tripartito y de CiU frecuente en ámbitos como el de la Justicia, donde la movilidad funcionarial y el concepto de cuerpo nacional que se otorga a los jueces dificulta el uso habitual del catalán en los juzgados. No obstante, los nacionalistas han renunciado a que en el Estatuto se relacionen con detalle las funciones y competencias del fiscal superior de Cataluña, algo a lo que se oponían los socialistas. Pese a los acuerdos alcanzados, el poder judicial es uno de los asuntos que quedan pendientes de negociación. No está resuelto la exigencia del dominio del catalán a los jueces. El PSOE se opo- ELENA CARRERAS Justicia Descentralización judicial El acuerdo contempla amplias competencias para el poder judicial catalán, lo que exigirá una sustancial reforma de la Ley Orgánica del Poder Judicial. Según el acuerdo, el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña es el órgano jurisdiccional en que culmina la organización judicial en Cataluña y le corresponde la unificación de la interpretación del derecho en Cataluña Asimismo, el Consejo de Justicia de Cataluña es el órgano de gobierno del poder judicial en Cataluña. Actúa como órgano desconcentrado del Consejo General del Poder Judicial El término desconcentrado era el preferido por CiU, en lugar de descentralizado que el tripartito defendía. CiU se ha visto obligada a aceptar mecanismos multilaterales de negociación, sobre todo en financiación El PSOE otorga a la Generalitat la potestad normativa en las competencias compartidas ne a que ese conocimiento sea un requisito, tal como exigen CiU y ERC, y quiere circunscribirlo al terreno del mérito en los concursos para obtener una plaza. El artículo 102 queda, de momento, redactado de la siguiente forma: Los magistrados, jueces y fiscales que ocupen una plaza en Cataluña deberán acreditar un conocimiento adecuado y suficiente del catalán para hacer efectivos los derechos lingüísticos de los ciudadanos en la forma y con el alcance que determine la ley En la práctica, se pretende elevar el volumen de sentencias y resoluciones judiciales escritas en catalán, actualmente muy inferior pese a los planes de fomento- -e incluso de incentivación económica- -aplicados en las oficinas judiciales. con el presidente del Gobierno sobre el Estatuto. Esa relación bilateral es una antigua aspiración de CiU y ERC, que no está regulada en la Constitución y que, especialmente en materia de financiación, se pretendía aplicar hasta sus últimas consecuencias en el Estatuto. Todo el proyecto catalán está impregnado de esa premisa, difícilmente generalizable para el resto de comunidades autónomas, según la cual, la Generalitat participa en los procesos de designación de los miembros de los órganos de dirección del Banco de España, la Comisión Nacional del Mercado de Valores y la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones, y en los organismos que eventualmente les sustituyan y, en los demás organismos estatales que ejerzan funciones de autoridad reguladora sobre materias de relevancia económica y social relacionadas con las competencias de la Generalitat La Comisión Bilateral Generalitat- Estado constituye el marco general y permanente de relación entre los Gobiernos de la Generalitat y el Estado CiU pretendía que determinadas decisiones de este órgano fueran vinculantes, algo que ha sido rechazado por los socialistas. Los nacionalistas tampoco han logrado ese trato directo y exclusivo entre Gobierno y Generalitat en materia de financiación. Determinadas decisiones serán tomadas en el Consejo de Política Fiscal y Financiera, un órgano eminentemente multilateral. Asimismo, algunos preceptos de la Ley orgánica de Financiación de las Comunidades Autónomas (Lofca) condicionan el régimen tributario catalán. Competencias compartidas El ansiado blindaje Jurídicamente, no existe el término blindaje pero durante el proceso de redacción y negociación, esta palabra ha sido utilizada reiteradamente, especialmente en lo que respecta a las competencias de la Generalitat. En las reuniones llevadas a cabo entre CiU y PSOE, fue muy difícil llegar a un acuerdo en lo que respecta a las competencias compartidas. En las materias que el Estatuto atribuye a la Generalitat de forma compartida con el Estado, corresponde a la Generalitat la potestad legislativa, la potestad reglamentaria y la función ejecutiva, en el marco de las bases que fije el Estado como principios o mínimo común normativo en normas con rango de ley, excepto en los supuestos que se determinen de acuerdo con la Constitución y el presente Estatuto Los socialistas siempre fueron reacios a otorgar a la Generalitat la integridad de la potestad reglamentaria. Pero una de las grandes concesiones del PSOE a las reivindicaciones de los nacionalistas de CiU y ERC hace referencia a la actividad de fomento; es decir, la capacidad de la Generalitat para, precisar normativamente, en las materias de competencia compartida, los objetivos a los que se destinan las subvenciones estatales y comunitarias europeas territorializables Asimismo, corresponde a la Generalitat, en materias de competencia ejecutiva, la gestión de las subvenciones estatales y comunitarias Bilateralidad El eje del Estatuto A partir de ahora, trataremos de tú a tú con el Gobierno exclamó un eufórico Artur Mas tras lograr el acuerdo Artur Mas a ERC: ¡Pero qué burros que llegan a ser! Mientras el líder de ERC, Josep Lluís Carod- Rovira, arrancaba tímidos aplausos a la militancia republicana en Barcelona, el presidente de CiU, Artur Mas, comparecía exultante ante el consell nacional de Convergència. Tenía razones para ello. Tras dos años de sinsabores, al fin pudo presentarse ante la plana mayor de su partido como el líder de una federación que vuelve a cotizar en la política autonómica y nacional. Mas admitió que el Estatuto pactado con Zapatero no es el que salió de Cataluña, pero será mejor que el que tenemos ahora El dirigente nacionalista recuperó las viejas consignas- en los momentos difíciles de un país alguien tiene que dar la cara y nosotros estamos acostumbrados, aunque a otros les de miedo -y dedicó una buena parte de su intervención a dar lecciones de alta política a los dirigentes de ERC. ¡Pero qué burros que llegan a ser! exclamó Mas en respuesta al republicano Joan Puigcercós, quien ha acusado a CiU de amenazar al PSOE para que no acepte las propuestas estatutarias que defiende ERC. El presidente de la federación nacionalista recomendó a los republicanos que dejen de decir mentiras Es más: por su propio bien, les exigió que se olviden de CiU El día que se obsesionen en defender Cataluña en vez de destruir a CiU, irán mucho mejor subrayó. Algo irónico, se mostró dispuesto a acompañar a los negociadores de ERC a La Moncloa para que les quede claro que no somos nosotros quienes ponemos los límites Entre tanto, el presidente del PP catalán, Josep Piqué, recibió ayer el reconfortante apoyo de la militancia tras el enfrentamiento mantenido con la dirección nacional. Piqué, ovacionado en un acto del partido, agradeció este respaldo en un momento tan complicado