Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
96 Los sábados de ABC SÁBADO 28 1 2006 ABC COLECCIONISTAS DE ARTE Más de 200 obras reunidas a lo largo de un siglo en el devenir de las entidades que hoy forman el Grupo Santander Central Hispano han dado lugar al nacimiento, en Boadilla del Monte, del primer museo de un banco en España. Un altar público al arte del XVI al XXI El nacimiento de un museo saron a ser la esencia misma de un resultado bancario porque el principio que alentó su resistencia a no salir de la colección fue siempre el que, pasase lo que pasase, la propiedad nunca se desprendería de las obras artísticas que merecieran la pena. De tal manera que mientras los avatares de la estrategia económica lograban derribar torres, nada pudieron contra el espíritu coleccionista que ha ido hilvanando la historia de estos dos centenares de piezas que en pintura van desde el XVI con Cranach, Rubens, Van Dyck, Zurbarán o Valdés Leal, que pasa por Casas, Rusiñol, Sorolla, Mir, Zuloaga, Vázquez Díaz o Picasso, y llega a la actualidad de Miró, Tàpies, Saura, Millares, Sicilia o Barceló; que en escultura abarca del clasicismo de Gregorio Fernández o Mena a Alberto Sánchez, Chirino, Chillida y Serra; y que en las artes decorativas exhibe como bandera tapices del XVII o cerámica de Alcora. El profesor Cruz Maldovinos compara lo sucedido con la formación de otras colecciones de reyes y príncipes que han originado grandes museos del mundo En este caso, evidentemente, no ha sido el ojo exclusivo y programado de un solo coleccionista la guía para esta formación, sino la coyuntura como subraya Javier Aguado, director gerente de la Fundación Santander Central Hispano. Porque este museo que nace es el producto de la sensibilidad de los diferentes bancos que han pasado y forman hoy lo que es el Grupo. Por eso es tan extensa y variada, porque discurre de forma natural por la historia. Un siglo de coleccionismo que recoge obras de aquella burguesía que nutría los banqueros, los que compraban obras al mismo tiempo que decoraban sus palacios, casas y mansiones, y ahí está toda la pintura más antigua de los fondos como los grecos y los alonsocanos. O que lleva la impronta del impulso decisivo de los bancos regionales, la única razón de porqué está tan bien representada la pintura catalana modernista- -el Urquijo tenía un palacete espléndido en Barcelona y se cuidaba mucho a Pa POR VIRGINIA RÓDENAS La Anunciación de El Greco es la joya de la Colección Grupo Santander y lo será del museo los pintores locales- Y de ahí también que haya tanto de Sorolla, gracias a los bancos de Valencia. Cada uno ha ido incorporando sus piezas y ése es el secreto de la riqueza de una colección de cien años, imposible para cualquier otro A juicio de Aguado, de todas esas entidades la única que tuvo un criterio de colección fue el Banco Urquijo, que es la suya la base de todo lo que tenemos hoy, mientras los demás simplemente tenían obras. Haciendo un repaso por ellas asistimos a toda esa efervescencia de los años 40 y 50 cuando empiezan las galerías, como la Biosca o la Parés en Barcelona, y al hecho de que haya muchas piezas en los bancos de los mismos autores porque esas galerías influían mucho Desde luego, lo que sí ha sido un buenísimo criterio- -insiste Aguado- -es la decisión de que cuando un banco salía de la órbita, primero del Hispano, luego del Central Hispano, El criterio de no desprenderse de lo mejor forja una colección producto de absorciones y fusiones bancarias, adquisiciones y algún impago Arquitectura y retórica forjadoras de la madurez