Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
86 Deportes SÁBADO 28 1 2006 ABC MUNDIAL 2006 FALTAN 131 DÍAS Paloma Antoranz y Silvia Dorschnerova en la Ciudad del Fútbol de Las Rozas Quizá no hayan sido las primeras, pero, al menos en Alemania, serán las únicas. Ninguna selección cuenta en su equipo con mujeres y Luis Aragonés tiene dos: Paloma Antoranz, su jefe de prensa, y Silvia Dorschnerova, delegada Las chicas de España TEXTO JULIÁN ÁVILA FOTO IGNACIO GIL MADRID. De momento son un oasis en un desierto de hombres. Pero los tiempos y las costumbres cambian a tal velocidad que ambas confían en que su caso, inédito en Alemania 2006, sea generalizado en Suráfrica 2010. Paloma Antoranz no está ligada al deporte por casualidad. Es una forofa del balón y sus raíces fortalecieron esa vocación. Socia del Real Madrid desde los 14 años, frecuentó el Bernabéu cada domingo hasta que encontró un hueco en su profesión, el periodismo. Una beca de Cajamadrid le abrió las puertas de la Agencia EFE en 1993. Y en el área de deportes. Durante cinco años compaginó las crónicas del Rayo Vallecano en Primera con la información de vestuarios en el Bernabéu. La tarea le retiró obligatoriamente de la grada, pero aún conserva su carné de socia. En 1996 comenzó a colaborar en la revista de la Federación Española de Fútbol y a partir de 1998 formó parte de su nueva casa en el área de Prensa. De ahí, al Fútbol Sala como jefa de prensa. Conoció las mieles del éxito con el título Mundial de Taiwán (2004) y los Europeos de Moscú (2001) y República Checa (2005) Dio el salto a la selección absoluta de fútbol el año pasado, de la mano de Luis Aragonés. ¿Y por qué yo? ¡Menudo marrón me ha caído! Quizá porque confían en mí reflexionó entonces en voz baja. Sus primeros días en el cargo estuvieron preñados de tensión y responsabilidad. Lo único que pregunté fue si me habían elegido por méritos o por consejo. Y me contestaron que trabajase como sabía hacerlo Una mujer ingresaba con un cargazo en un área con acentuado perfil masculino. Me gusta marcar mucho la distancia con los jugadores. Se sienten mucho más cómodos si no estoy cerca de ellos. Y lo entiendo. La convivencia sería más cercana si fuese un chico, pero me respetan como a uno más dentro de la expedición. No me asusta lo que pueda ver o escuchar, pero en muchas ocasiones me vuelvo invisible comenta. Ha conectado con el grupo y con el entorno del equipo y piensa que por ser mujer hay un equilibrio entre ventajas y desventajas: En el típico encontronazo de trabajo a más de uno le hubiese apetecido mandarme al carajo... pero se cortan. En el otro extremo he encontrado menos dificultades. Quizá que debo medir mis pasos para que los jugadores no desaprovechen los momentos de intimidad. No entro ni en la sala de masaje, donde la gente se desinhibe y habla de otras cosas ajenas al fútbol, ni en el vestuario. Si fuese un chico, lógicamente las cosas serían diferentes. Pero lo entiendo y lo respeto porque esos momentos no son necesarios para el funcionamiento de mi trabajo Es futbolera, pero ni se le ocurre meterse en camisa de once varas delante del seleccionador: Considero que no sé de fútbol a esos niveles y lo mejor es permanecer callada y escuchar. Puedo dar mi percepción sobre un jugador como si se tratase de la opinión de un aficionado más. Sé cuales son mis competencias La relación laboral con Luis Aragonés es fluida. El seleccionador es un defensor de Paloma y no duda en convertirse en su escudero públicamente si la ve en un aprieto: Es muy bueno conmigo. Es de la generación de mi padre y me cuenta cosas que vivieron en esos años. Siempre me llama Paloma, aunque creo que en ocasiones se le escapa un cariñoso niña Luis no se parece en nada al estereotipo de persona gruñona que se está vendiendo en mucha prensa. Es muy buena gente y hay que conocerlo. Todo el mundo me pregunta que cómo es en la distancia corta y siempre respondo igual: una buena persona En este tiempo ha vivido Lesión Valerón fue intervenido con éxito durante dos horas y estará siete meses de baja ABC. El futbolista fue intervenido con éxito durante dos horas, Los doctores confirmaron la rotura del ligamento cruzado anterior de la rodilla izquierda y una rotura en el cuerpo del menisco externo. Los médicos procedieron a realizar una ligamentoplastia del ligamento cruzado anterior. También se le extirpó una calcificación de centímetro y medio en el tobillo derecho. El tiempo de recuperación es de siete meses.