Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 28 1 2006 25 Los dos ingenieros alemanes secuestrados en Irak piden a su Gobierno que facilite su liberación Las autoridades de Venezuela acusan a la Embajada de EE. UU. de participar en una trama de espionaje El Cuarteto pide el desarme del partido vencedor AFP WASHINGTON. El Cuarteto para Oriente Próximo instó a Hamás a renunciar a la violencia y a reconocer al Estado de Israel, en una conferencia telefónica entre sus miembros tras conocerse la victoria del grupo radical en las elecciones palestinas. Una solución al conflicto requiere que todos los participantes del proceso democrático renuncien a la violencia y al terror dijo el Cuarteto en un comunicado divulgado por el Departamento de Estado en Washington. Además es necesario que acepten el derecho de Israel a existir, se desarmen, como fue dispuesto en la Hoja de Ruta auspiciada por la comunidad internacional, que pretende poner punto final al conflicto en Oriente Próximo con la creación del Estado palestino, subrayó. El Cuarteto para Oriente Próximo está formado por los Gobiernos de Estados Unidos y de Rusia junto a la ONU y la Unión Europea. La Liga Árabe llama al Movimiento de Resistencia Islámica a reconocer a Israel Campaña diplomática israelí para aislar al Gobierno que forme Hamás b Olmert pide el desarme de los yihadistas a Mubarak y al Rey de Jordania mientras reembolsa las tasas aduaneras a la ANP pese a la victoria integrista J. CIERCO. CORRESPONSAL GAZA. El tsunami por ahora político, que ha provocado en Oriente Próximo la victoria de Hamás en las urnas ha abierto tantos frentes diplomáticos como heridas sin cicatrizar existen desde hace décadas entre Israel y sus vecinos árabes. Nada será igual en la región que antes del 25 de enero y, por lo tanto, algunas de las máximas que han mantenido bajo mínimos la posibilidad de encontrar una salida al túnel por el que se cruzan día a día, desde hace décadas árabes e israelíes comienzan a ser cuestionadas. Cada actor en este convulso escenario mueve sus fichas e interpreta su revisado guión para sacar el mayor partido de unas circunstancias que cambian de manera dramática minuto a minuto. Desde la Liga Árabe, por ejemplo, su secretario general, Amr Musa, se aferra al pragmatismo al llamar a Hamás a reconocer a Israel a través de la Iniciativa saudí de Beirut. En 2002, la capital libanesa acogió una reunión extraordinaria de la organización panárabe en la que instó a Tel Aviv a retirarse de los Territorios Ocupados Palestinos de acuerdo a las resoluciones 242 y 338 del Consejo de Seguridad de la ONU pero en la que también puso negro sobre blanco la promesa de reconocer sin atajos al Estado judío. Los líderes de Hamás, con Mahmud al- Zahar en cabeza, se dieron por enterados de las palabras pronunciadas por Musa en Davos pero insistieron en que, por el momento, no entra en sus planes dar ese paso históri- Carter y Abbas conversan en la ciudad cisjordana de Ramala co. Y sin ese paso la puerta de Israel se mantendrá cerrada a cal y canto. No sólo eso, la estrategia del Gobierno hebreo pasa por lanzar una campaña internacional en contra del Ejecutivo del que forme parte Hamás. Tel Aviv pedirá a todas las capitales occidentales que aparquen cualquier contacto con un Gabinete palestino teñido de verde. AFP de de la Seguridad Preventiva en Jan Yunis, donde se contaron varios guardias de seguridad palestinos heridos por bala, uno de ellos de gravedad) sino a una comunidad internacional que no sabe hacia dónde mirar para espantar el problema que se le viene encima disfrazado, por supuesto, de verdes uniformes. Hoy es un día de furia cantaban unos y otros a la espera de un mañana que casi nadie se atreve a aventurar, en el que Al Fatah luchará entre sí; Al Fatah luchará contra Hamás; Hamás luchará contra sus principios, y los principios, esos mismos que los gitanos dicen no querer buenos, pueden abrir la puerta a un enfrentamiento armado de todos contra todos al borde del revuelto Mediterráneo y quién sabe si también detrás del muro ilegal de Cisjordania. Tensión a flor de piel Ehud Olmert ya habló ayer en este sentido incluso con sus vecinos árabes. El primer ministro interino pidió al presidente egipcio, Hosni Mubarak, y al Rey de Jordania, Abdalá II, que exijan a Hamás su desarme inmediato. Tanto Mubarak como Abdalá II le pidieron por su parte a Olmert que tuviera paciencia, que le diera una oportunidad al nuevo Gobierno palestino que salga de las urnas y que recordara cómo hace casi 30 años cuando el Likud, del que él formó parte hasta hace sólo unos meses, llegó al poder en sustitución de los laboristas se habló asimismo de terremoto político en la región. Con el tiempo, el Likud aceptó negociar con la OLP, considerada entonces organización terrorista. Con el tiempo, quizás, Hamás acepte negociar con Israel. La tensión, en cualquier caso, podía ayer cortarse con un cuchillo en la región. Pese a ello, pese a las amenazas de Israel de separarse de una vez por todas de los palestinos, de adoptar medidas unilaterales también en Cisjordania, de refugiarse detrás de su muro ilegal, el Gobierno de Tel Aviv adoptó una decisión que llamó poderosamente la atención: dio su visto bueno, arrolladora victoria de Hamás incluida, para el reembolso a la ANP de las tasas de aduana a las que tiene derecho por la importación y exportación de sus productos. Menos da una piedra, ahora que anda aparcada la Intifada y que los pronósticos para mañana son mucho peores de los que se hicieron para hoy.