Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
22 Nacional SÁBADO 28 1 2006 ABC Prendas de vestir que llevaba la víctima del crimen pasional FOTOS: EFE La Policía descubre al autor de un crimen pasional cometido hace 29 años en Mallorca Los restos de la víctima aparecieron hace 7 meses enterrados en el edificio donde trabajaba al no poder ser juzgado por haber prescrito el delito, la mató porque ella le comunicó su intención de dejar de ser su amante JOSEP MARIA AGUILÓ PALMA DE MALLORCA. Hace casi siete meses, en concreto el 1 de julio de 2005, todos los periódicos de Baleares informaban de que un día antes había sido descubierto el cadáver de una mujer en los bajos de los Apartamentos Augusta, en la barriada de La Bonanova, en la capital balear. El cuerpo sin vida fue encontrado a un metro y medio de profundidad por unos obreros que llevaban varios días trabajando en el cuarto donde fue encontrado el cadáver de la joven. En un primer momento, se creyó que los restos hallados eran de una chica adolescente, que habría muerto asesinada haría unos diez años. Éstas eran las hipótesis iniciales que se barajaron en aquel momento y que ayer quedaron definitivamente descartadas, salvo la más terrible de todas, que la mujer había sido efectivamente asesinada. La víctima era María Dolores Santiago, de mediana edad, y el crimen se habría producido el 11 de enero de 1977; es decir, hace poco más de 29 años. El presunto autor del asesinato sería su amante, que también era compañero de trabajo, que habría causado la muerte a la mujer tras anuciarle ella que quería abandonarle. Este caso ha sido finalmente resuelb El criminal, que está libre to por agentes de la Dirección General de la Policía adscritos al Grupo de Homicidios de la Brigada Provincial de Policía Judicial de Baleares en colaboración con la Brigada Provincial de Policía Científica y las Comisarías Generales de Policía Judicial y Policía Científica, después de una de las investigaciones más apasionantes de las realizadas en Baleares. La Dirección General de Policía dio a conocer ayer, a través de un comunicado, el proceso llevado a cabo en los últimos meses y que ha culminado con la resolución del caso. Lugar donde fue enterrada la mujer tras su asesinato hace 29 años zación de algún tipo de arma. Además, se confirmó que la víctima era una mujer blanca, de 1,50 metros de estatura y de unos 50 años de edad. Poco después, la Policía descubrió que hacía casi treinta años que una trabajadora del antiguo Hotel Augusta había desaparecido, y que su nombre era María Dolores Santiago. La denuncia fue presentada por su sobrino Manuel el 15 de enero de 1977, tras llevar cinco días sin tener ninguna noticia de su tía. A partir de entonces, se iniciaron los trámites para localizar en distintos puntos de la Península y de Menorca a familiares de la mujer, de quien se consiguió todo su historial médico, con el objetivo de lograr la plena identificación del osario encontrado hace casi siete meses y determinar si pertenecía a María Dolores. Investigaciones llevadas a cabo con posterioridad descubrieron que la víctima había mantenido una relación sentimental con un hombre casado que trabajaba en el mismo hotel que ella, de quien entonces sólo se conocían los rasgos físicos, el nombre de pila y el apodo. Además, se pudo saber que el 10 de enro de 1977, la mujer había comunicado a su amante que le abandonaría y éste la amenazó entonces con hacer alguna locura El presunto criminal fue finalmente localizado, y fue informado de sus derechos como imputado no detenido, ya que el suyo sería un delito penalmente prescrito, según señalaron la Autoridad Judicial y el Ministerio Fiscal tras serles remitido el atestado. Este hombre prestó declaración ante un letrado, incurriendo en numerosas contradicciones. María Dolores Santiago, natural de Granada, había empezado a trabajar en el Hotel Augusta en marzo de 1972, en la lavandería, en donde también prestaba sus servicios el hombre que posteriormente se convertiría en su amante. Unos días antes de su desaparición, María Dolores había comunicado a su sobrino el deseo de abandonar a su amante y regresar a Granada por las diferencias surgidas en la pareja. Estudios antropométricos Una vez que los restos hallados fueron reconstruidos y tras ser realizados los correspondientes estudios antropométricos y de análisis del ADN, se determinó que las fracturas detectadas en costillas y cráneo pudieron ser producidas bien por golpes o bien por la utili- El delito de homicidio prescribió en 1997, por lo que no habrá ni juicio MADRID. Si el resultado del encomiable trabajo desarrollado por la Policía se hubiera conocido nueve años antes, el autor de la muerte de María Dolores Santiago Palenzuela podría ser juzgado y condenado hoy a entre 15 y 20 años de cárcel (en función de si la acción fuera considerada homicidio o asesinato) Sin embargo, el delito prescribió en enero de 1997, veinte años después de su muerte, y aunque a la familia de María Dolores Santiago le queda el consuelo de poder dar sepultura a sus restos, no podrán ver entre rejas a su asesino. A lo largo de su declaración ante los agentes de Homicidios encargados del caso, incurriendo en numerosas contradicciones sobre el día de autos.