Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 27 1 2006 Economía 87 Diferencias IRPF entre CC. AA. (Pago en euros) 3.000 ESTATUTO Y 2.815,61 2.815,61 2.815,61 2.695,61 2.715,61 2.715,61 REFORMA FISCAL ubalcaba ha deshecho el nudo gordiano del Estatuto catalán aplicando la vieja máxima de Alfonso Guerra. Quien se mueva no sale en la foto El efecto que esta amenaza ha tenido entre los díscolos barones del PSOE ha sido balsámico. Chaves, Ibarra y Bono han visto la luz- -a la fuerza ahorcan- -y lo que un día era inaceptable, al siguiente- -un toquecito aquí y otro allá- -se ha convertido en algo bueno para Cataluña y muy bueno para España tal y como diría la vicepresidenta De la Vega. Sospechoso, ¿no? Como lo es la inquebrantable fe de Zapatero, que antes del comienzo del partido ya conocía el resultado. FERNANDO Todavía no había empeCORTÉS zado a negociar y ya aseguraba que el Estatuto quedaría limpio como la patena y sería aceptado por todo el mundo. Algún malintencionado podría pensar que el texto final estaba pactado de antemano y que los implicados se han limitado a despistar al personal, mientras el ministro Solbes echaba las cuentas de lo que costará la fiesta y miraba en la caja a ver si queda dinero para pagarla. Algunos creen que la repetición obsesiva de un mensaje termina convirtiéndolo en cierto, lo sea o no. Está ocurriendo con el Estatuto y también con la reforma fiscal, presentada machaconamente desde el Gobierno como un ejemplo de justicia impositiva que- -también, sí- -beneficia a todo el mundo, cuando en realidad parece más bien un catálogo de medidas contradictorias, impropias, en algunos casos, de un Ejecutivo que se dice progresista Puede resultar positivo- -o por lo menos práctico- -unificar la tributación de las rentas del capital, por aquello de simplificar el impuesto. La fórmula elegida, sin embargo, ya no se antoja tan acertada. El nuevo sistema favorece al especulador y, por el contrario, penaliza el ahorro tradicional. Por poner un ejemplo muy gráfico, alguien que compre unas acciones bursátiles y las venda al día siguiente pagará por las plusvalías obtenidas bastante menos que antes. Y al revés: con el nuevo sistema, una persona que venda su piso después de veinte años, con el objeto de comprarse otro, tributará más. Tampoco parece muy normal que una familia numerosa con unas rentas medias tenga que pagar más impuestos, mientras que, en contraposición, un soltero con ingresos altos vea reducida su factura fiscal. La sensación que produce todo esto es que Solbes y Fernández Ordóñez no se han quebrado mucho la cabeza y han preparado una reforma fiscal de todo a cien lo más barata posible, para que el coste final no se dispare demasiado. Lo que le doy a uno se lo quito a otro- -aunque tenga seis hijos- porque las arcas públicas no están para grandes dispendios. España va mejor que nunca, pero la fiesta del Estatuto y la nueva financiación autonómica va a salir cara. Y tendremos que pagarla entre todos. 2.485,61 2.500 2.315,61 2.365,61 2.425,61 2.425,61 2.125,61 2.185,61 2.232,87 2.065,61 2.000 1.500 1.000 500 0 SUPUESTO COMPARACIÓN I. R. P. F. Ingresos marido: Ingresos esposa: Hijo 1: Hijo 2: Adquisición de vivienda: Pago guardería: Libros de texto: 18.600 euros 19.000 euros 4 años 3 meses 6.000 euros año 2.200 euros año 70 euros R Ma drid Val enc ia Mu rcia Ca la stil yL eón Ga lici a La Rio ja Bal ear es Cat alu ña Can aria s da An luc ía t Can abr ia illa- L a aM nch a Ara gón Ast uria s Ex m tre adu ra t Cas Infografía ABC Madrid es la autonomía que más usa su capacidad fiscal para bajar tributos Una familia madrileña puede pagar 750 euros menos por IRPF que una extremeña b Los asesores fiscales denun- Reforma fiscal En el nuevo Impueso sobre la Renta se pasa a un tributo totalmente dual, en el que la rentas del trabajo tributan según tarifa progresiva, por lo que se puede llegar a pagar hasta el 43 mientras las del capital pagan a un tipo único del 18 aseguran los asesores fiscales que apuntan que la reforma tiene más calado del que se había anunciado. Los cambios en el IRPF suponen un beneficio escaso para las rentas medias, ya que el Gobierno es consciente de que el grueso de la recaudación está en estas rentas y no quiere perder muchos ingresos. Los recortes de deducciones en planes de pensiones y vivienda no son, a su juicio, positivos. También en el Impuesto de Sucesiones, cedido a las comunidades, hay fuertes diferencias, ya que en algunas prácticamente desaparece, como es el caso de Madrid, que acaba cian la enorme complejidad e inseguridad jurídica que introducen los continuos cambios normativos de las comunidades YOLANDA GÓMEZ MADRID. Una familia que resida en Madrid puede llegar a pagar este año por el Impuesto sobre la Renta 750 euros menos que otra que en sus mismas condiciones económicas y familiares resida en Extremadura, Asturias o Aragón (ver gráfico adjunto) según un estudio sobre fiscalidad autonómica elaborado por el Registro de Economistas Asesores Fiscales (REAF) El presidente del Registro, Valentí Pich, explicó ayer que que esto se debe a las deducciones autonómicas establecidas por las diferentes comunidades, ya que ninguna de ellas ha hecho uso de la capacidad normativa sobre el tributo. de aprobar una bonificación del 99 entre padres e hijos; y Castilla y León, Cantabria o Comunidad Valenciana, que tienen bonificaciones muy altas y deducciones por discapacidad. En el ejemplo analizado por los asesores fiscales, la disparidad pasa desde los 0 euros que se pagarían en Madrid a los más de 5.000 de Canarias y Andalucía. En general, los madrileños son los que salen mejor parados por el uso que las autoridades regionales han hecho de las capacidades normativas cedidas. Sin embargo, el REAF denuncia que los cambios continuos y en algunos casos bruscos de las normas autonómicas provoca inseguridad jurídica y está introduciendo mucha complejidad en el modelo. Apuntan, además, que los cambios normativos introducidos suelen ser mínimos y afectan a muy pocos contribuyentes, por lo que se realizan más de cara a la galería, que para provocar una verdadera reducción de la presión fiscal. El PP denuncia que la reforma fiscal es contraria a la familia Y. G. MADRID. El secretario ejecutivo de Economía y Empleo del PP, Miguel Arias Cañete, denunció ayer que la reforma del Impuesto sobre la Renta que ha presentado el Gobierno es contraria a la familia apenas beneficia a las rentas medias, perjudica los planes de pensiones e incrementa la tributación de todos aquellos que se compren desde ahora una vivienda. Arias Cañete aseguró que la reforma del IRPF discrimina a las familias con más hijos, que en 2007 pagarán más, siendo aún peores sus efectos para las declaraciones conjuntas y las familias monoparentales (separados, solteros o viu- dos con hijos) Se trata de una reforma muy limitada, que castiga a las clases medias, que tiene efectos sorprendentes en plusvalías y que no incentiva la productividad ni el empleo criticó el responsable de Economía del PP, que advirtió también de que los pequeños rentistas (por ejemplo, los jubilados) que tengan invertido dinero en acciones y reciban dividendos, pagarán más con la nueva regulación. Los cambios también perjudicarán a los compradores de vivienda, que verán incrementada su tributación en 450 euros durante los dos años siguientes a la compra y 225 a partir del tercero. En caso de que se trate de un matrimonio en el que los dos trabajen y se dupliquen, por tanto, la deducción, también duplicarán las pérdidas. Y puso un ejemplo: una pareja que compre una vivienda, con dos hijos, uno de ellos menor de tres años, y que tenga unos ingresos medios per cápita de entre 15.000 y 20.000 euros deberá pagar a Hacienda 777 euros con la nueva reforma, mientras que con el modelo anterior le salía un saldo negativo de 637,67 euros. En cuanto a los cambios en el Impuesto sobre Sociedades, Arias Cañete calificó de minireforma las modificaciones anunciadas, ya que la rebaja de un punto anual nos mantiene muy por encima de la tributación media de la UE de los veinticinco, lo que merma la competitividad de las empresas españolas. Además criticó la supresión paulatina de deducciones, especialmente la relativa a la inversión en Investigación y Desarrollo.