Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 27 1 2006 Internacional 27 TERREMOTO POLÍTICO EN ORIENTE PRÓXIMO George W. Bush afirma que Hamás no es un socio para la paz Inquietud en Occidente, que pide al partido vencedor que reconozca a Israel reaccionan con cautela y dan a entender que a partir de ahora tratarán con más respeto al grupo radical islamista palestino ABC MADRID. El presidente de Estados Unidos, George W. Bush, aseguró ayer que el movimiento radical islámico Hamás, vencedor en las elecciones palestinas, no es un socio para la paz Según Bush, Hamás no será nunca un aliado para la paz hasta que no reconozca el derecho a la existencia de Israel y abandone la lucha armada. Washington, dijo el presidente en una rueda de Prensa, nunca negociará con Hamás hasta que se produzca ese reconocimiento del Estado hebreo. Según Bush, el resultado electoral en los territorios palestinos es una llamada de atención a la vieja guardia para que abra los ojos Los palestinos, dijo Bush, quieren un gobierno honesto y servicios públicos que funcionen. Por su parte, el primer ministro británico, Tony Blair, reconoció la victoria de Hamás en las elecciones palestinas pero advirtió de que los radicales deben ahora elegir entre la violencia y la democracia El mismo tono de inquietud y la misma advertencia hizo ayer el primer ministro francés, Dominique de Villepin, se mostró preocupado por el triunfo del movimiento radical islámico. Villepin mencionó como condiciones imprescindibles para una cooperación con cualquier gobierno palestino la renuncia a la violencia y el reconocimiento del Estado de Israel y de los acuerdos internacionales. b Las capitales árabes LA CARTA MÁS ATRACTIVA Haizam Amirah Fernández Investigador principal para el Mundo Árabe del Real Instituto Elcano Frente a la reticencia e inquietud de los medios occidentales, la mayoría de los comentaristas árabes coincidieron ayer en subrayar que la rotunda victoria de Hamás en Palestina abrirá nuevas oportunidades al adormecido proceso de paz, y obligará a los Gobiernos del área- -en particular a los aliados con Europa y Estados Unidos- -a cam- biar su actitud hacia los radicales palestinos. Hasta la fecha, las capitales árabes han compartido el temor hacia Hamás para marcar distancia frente a sus propios disidentes islamistas, pero a partir de ahora tenderán a ser más respetuosos hacia los vencedores en los comicios legislativos palestinos. Respetar los compromisos La postura de los Gobiernos de Londres y París fue compartida por los principales grupos políticos europeos, representados en la Eurocámara, para los que el futuro de la cooperación entre la UE y el nuevo Gobierno palestino dependerá de la decisión del grupo radical islámico Hamás de renunciar a la violencia. Los fondos de la UE deben paralizarse, si Hamás en tanto que partido en el Gobierno no renuncia a la violencia y a su intención de destruir Israel afirmó el alemán Elmar Brok (Partido Popular Europeo) vicepresidente de la comisión de Exteriores del PE. La Unión Europea es el principal donante de ayuda a la Autoridad Nacional Palestina (ANP) con más de 2.000 millones de euros en la última década. La socialista italiana Pasqualina Napoletano mostró la disposición europea a cooperar con un gobierno cuyos miembros respeten los criterios de respeto a la legislación internacional, desarme de las milicias y rechazo de la violencia Madrid espera y confía en que el nuevo Gobierno renuncie a la lucha armada L. A. MADRID. El Gobierno español hizo ayer un llamamiento al movimiento radical Hamás, vencedor por mayoría absoluta en las elecciones palestinas, a renunciar a la violencia y a reconocer al Estado de Israel. Madrid espera y confía que el nuevo Ejecutivo se comprometa de forma clara y decidida con la vía pacífica de la negociación afirma un comunicado del Ministerio de Asuntos Exteriores. El titular del Departamento, Miguel Ángel Moratinos efectuó la pasada semana una visita a Israel y Palestina durante la que se reunió con los líderes de las principales formaciones que concurrían a las elecciones, excepto Hamás. Moratinos reconoció entonces que un triunfo de los integristas dificultaría el proceso de paz entre palestinos e israelíes. La declaración española, no obstante, reconoce los resultados de estas elecciones y felicita al pueblo palestino por la tranquilidad democrática y la madurez política de la que ha hecho gala Moratinos telefoneó ayer al presidente de la Autoridad Nacional Palestina (ANP) Mahmud Abbas, para comunicarle el apoyo del Gobierno español según el comunicado. Por otra parte, la Agencia Española de Cooperación Internacional (AECI) tiene intención de seguir apoyando la cooperación institucional con el próximo Gobierno palestino en la medida en que sigan demostrando voluntad de paz según declaró a Europa Press la subdirectora general de la AECI, Carolina Mayeur. l apoyo mayoritario que ha recibido Hamás en las legislativas palestinas se debe a dos tipos de razones. Por un lado, ha representado un voto de castigo al hegemónico partido Fatah, cuyo liderazgo estaba debilitado y desacreditado por sus prácticas corruptas y nepotistas al frente de la ANP. A esto hay que sumar el éxito de las redes de apoyo social, creadas por Hamás, que dan servicio a la población palestina. Por otro lado, algunas políticas israelíes han contribuido a erosionar las instituciones de la ANP. Los arrestos y eliminaciones extrajudiciales de líderes y miembros de Hamás han fortalecido su imagen ante la desengañada opinión pública palestina como única resistencia genuina a la ocupación militar israelí. Según los observadores, las elecciones palestinas han transcurrido con normalidad, a pesar del caos creciente en los territorios palestinos. El índice de participación ha sido elevado. Esto no significa que la población palestina sea terrorista por haber apoyado a Hamás, sino que esa opción política ha sido la más atractiva de todas. Cabe recordar que Israel no dificultó la creación de Hamás a finales de la década de 1980, pues veía a los islamistas como un contrapeso frente al dominio de la OLP de Yaser Arafat. Varias lecciones se pueden extraer de todo esto. Parece evidente que los métodos aplicados hasta ahora no garantizan la estabilidad ni resuelven los problemas de fondo. Hamás es una realidad a la que hay que involucrar políticamente de forma gradual. La Comisión Europea ha declarado su disposición a colaborar con cualquier Gobierno palestino que trabaje con medios pacíficos. Dependerá de los dirigentes de Hamás aprovechar o no esta oportunidad con declaraciones y hechos concretos. Los sectores pragmáticos de Hamás deben abrirse camino es este momento de euforia. Los resultados de estas elecciones no se pueden disociar del legado que deja Ariel Sharón. La política de mano dura, retiradas unilaterales y cierre de opciones de diálogo con el pretexto de falta de interlocutor conllevan a una mayor radicalización. La fórmula para provocar una nueva escalada de violencia es de sobra conocida por todos. El reto está en emplear un nuevo lenguaje que haga menos atractivas las posiciones radicales para los electores de un bando y de otro. E