Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
26 Internacional TERREMOTO POLÍTICO EN ORIENTE PRÓXIMO VIERNES 27 1 2006 ABC La amenaza de un efecto dominó hace cundir el temor en los países vecinos Muchos países de la región temen el rebrote del islamismo radical en sus territorios b Los Hermanos Musulmanes en Egipto y Jordania; Siria, con un régimen acorralado a punto de desmoronarse; el Líbano bajo Hizbolá; el inasequible terrorismo yihadista... J. CIERCO. CORRESPONSAL GAZA. Los muecines de las mezquitas de Oriente Próximo no recitaban ayer como es costumbre desde los minaretes las asuras (versículos) que llaman a la hora del rezo sino que se comunicaban en la distancia la buena nueva que les llegaba envuelta en papel de regalo verde desde Palestina. Las palabras cantadas de los muecines se concentraban como es habitual en la grandeza de Alá y en la de su profeta Mahoma, pero tomaban un desvío inesperado para viajar a bote pronto a Ramala y Gaza, Hebrón y Qalquilia, Tulkarem y Belén y detenerse allí para saborear un narguile (pipa de agua) en torno a un plato de humus (pasta de garbanzos) y unas pitas recién calentadas mientras jugueteaban con las cuentas de sus rosarios. un efecto dominó en los países vecinos que lleva de cabeza a El Cairo, Ammán, Damasco o Beirut. Y al fondo, con la sonrisa una vez más de oreja a oreja, el controvertido presidente de Irán, Mahmud Ahmadineyad, que marca otra muesca en la culata de su revólver de plata y por quien Israel está más inquieto que por la llegada de Hamás al poder. Crecimiento en Egipto Egipto tiene una fluida relación con los integristas palestinos. En los últimos años y al final de la segunda Intifada, El Cairo ha mediado, casi siempre con éxito, entre la ANP y Hamás. Se han logrado treguas parciales, altos el fuego, hudnas esperanzadoras, desactivándose en gran medida potenciales atentados en Israel y creándose el marco que durante 2005 permitió entreabrir un resquicio a la esperanza. Pero Egipto cuenta con sus particulares integristas, los Hermanos Musulmanes, padres adoptivos de Hamás, quienes en las recientes elecciones celebradas en el país del Nilo han pasado de 17 a 88 escaños. Jordania no está ni mucho menos exento de la amenaza islamista ni de la terrorista yihadista, como se demostró con el triple atentado contra sus hoteles en Ammán en noviembre pasado que provocó más de 50 muertos. La Monarquía hachemí ha acorralado sin descanso a los grupos islámicos Partidarios de Hamás celebran en Gaza la victoria exhibiendo el rifle y el Corán en los últimos años. Sus servicios de Inteligencia se han empleado a fondo contra ellos pero no ha sido suficiente. Qué decir del régimen de Bashar alAssad en Siria, entre la espada de Estados Unidos y la pared de la oposición islamista, acurrucada hasta que llegue su oportunidad en forma de un cambio de régimen que Washington vería con buenos ojos pero no tanto Tel Aviv. El Líbano, tan combustible como casi siempre, vive desde el 14 de febrero, AFP Eco en Irán La arrolladora victoria de Hamás ha provocado un terremoto político y social en los Territorios Ocupados Palestinos; ha sumido a Israel en la preocupación; ha causado una conmoción mundial y puede, a la postre, acarrear fecha del asesinato del ex primer ministro, Rafik al- Hariri, su particular pesadilla. Los atentados se suceden a la espera de que llegue el más brutal de todos, de Al Qaida, que tarde o temprano llegará. Y en un rincón de una cancha con más de cuatro esquinas, los chiíes de Hizbolá esperan sacar renta, la misma que, por el peso de una ocupación interminable y de una Administración tan corrupta como ineficaz, han invertido a fondo nunca perdido los integristas de Hamás en Palestina. PALESTINA, CADENA PERPETUA SERAFÍN FANJUL E n cierta ocasión comentó Golda Meir: Nuestro conflicto con los palestinos acabará el día en que ellos amen a sus hijos más de lo que nos odian a nosotros Han pasado más de treinta años desde aquella sentencia y vemos hoy que se ha avanzado aún muy poco en lo sustancial: y es el empecinamiento enloquecido y fuera de la realidad que muestran los dirigentes árabes en la pretensión de acabar con Israel en sentido absoluto. Pero ahora hay en todo esto un agravante químicamente puro y con el que la negociación es imposible: el fanatismo religioso dirigiendo la operación y controlando la vida cotidiana de la muy desgraciada población palestina, provocando casos terroríficos, por la vigilancia de las buenas costumbres como el linchamiento y asesinato (13- 04- 05) de Yusra al- Azami a manos de una Brigada Antivicio. El delito de la infeliz había sido pasear por la playa con su prometido y con su hermana de carabina: le faltaba un mes para casarse. Esta presión criminal sobre las gentes, amén de la corrupción archisabida de Fatah y la borrachera verbalista a que tan aficionados son los árabes, incapaces demasiadas veces de distinguir entre realidad e hipérbole, han producido el triunfo electoral de Hamás. Algo que- -digámoslo aunque sea a toro pasado y se nos pueda motejar de profetas de lo ya visto- -hace mucho percibimos en las poblaciones árabes, no sólo en la palestina: si hay movimientos terroristas islámicos es porque un caldo de cultivo amplísimo los sostiene moral e ideológicamente, cuando no con dinero, incluso entre infinidad de personas que nunca matarán una mosca. El alborozo con que por esas latitudes se recibieron los atentados de Nueva York, Madrid, Londres o Bali y que los líderes europeos escamotean a los pueblos de Europa- para no alarmar -maquillando los datos de las encuestas o recortándolos sin más, es un buen exponente de lo que de hecho podemos esperar. Y no otra cosa. Es problema de psicología social, no de política; es decir, una cuestión de fondo que no se conjura con elucubraciones periodísticas ni con patéticas excursiones de indocumentados marchantes de la Alianza de Civilizaciones. El mito del palestino puro y bueno frente al malvado judío ha crecido a su aire: ahora los politiqueros de este la- El mito del palestino puro y bueno frente al malvado judío ha crecido a su aire: ahora los politiqueros de este lado del mar no saben qué hacer do del mar no saben qué hacer. Hace unos días señalábamos en estas páginas las dificultades de Israel para adoptar una política de distensión ante un enemigo que se cree en posesión de la verdad divina y que, por consiguiente, no va a rebajar un adarme su delirante pretensión de echar a Israel al mar y constituir en Palestina un estado islámico: como para temblar ante la suerte que aguardaría a todas las Yusra al- Azami de la tierra, por añadidura a los judíos que- -guste o no a los palestinos- -son ya tan del país como ellos. La imposibilidad de maniobra de Israel hará perdurar las facetas más rígidas de la primitiva política de dureza de Sharón, arrumbando todo viso de negociación, de distensión y mejora en la vida de los palestinos para dos o tres generaciones más. Porque la otra alternativa- -lógicamente ridícula para cualquier israelí- -es impensable: la rendición preventiva, al estilo lo que sea que por aquí se gasta. Y por cierto, el siempre luminoso Moratinos ¿qué nuevo prodigio nos depara para resolver ya, ya mismo, el problema de Palestina?