Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 26 1 2006 Deportes 91 COPA DEL REY CUARTOS DE FINAL Cuatro toques de distinción Un contragolpe de libro Casillas- Zidane- Beckham- Robinho rompe al Betis y certifica el pase del Real Madrid a semifinales de la Copa del Rey REAL MADRID BETIS 1 0 CÓMO SE MANEJARÁ EN LA ABUNDANCIA ENRIQUE ORTEGO Real Madrid (4- 1- 4- 1) Casillas; Cicinho, Sergio Ramos, Helguera, Roberto Carlos; Gravesen; Beckham, Zidane (Raúl Bravo, m. 79) Baptista, Robinho; y Cassano (Soldado, m. 77) Betis (4- 2- 3- 1) Doblas; Varela, Melli, Juanito, Castellini; Arzu, Rivera (Edu, m. 46) Joaquín, Capi, Fernando (Tardelli, m. 46) y Dani (Robert, m. 63) Árbitro Pérez Lasa. Amarilla a Sergio Ramos y Roberto Carlos. Gol 1- 0, m. 43: Robinho. JOSÉ MIGUEL MATA MADRID. El Real Madrid ya está en el bombo de las semifinales de la Copa del Rey y mañana conocerá su rival. El equipo blanco hizo otra muesca en su canana de victorias y subió otro escalón en el nivel de su juego, su compenetración y su trabajo. El Betis hizo lo que pudo, pero lo cierto es que pudo poco porque su rival cada día es más equipo y sus individualidades vuelven a sumar en lugar de restarse. López Caro demostró ayer que está a la altura del club al que dirige. Para el Real Madrid no hay partidos de trámite porque siempre pone en juego su historia, su imagen. Y la mejor forma de defenderla son las victorias. Luego se lograrán o no, pero en ningún caso se puede despreciar ningún encuentro ni cualquier competición. Es la servidumbre de la grandeza. Además, no hay mejor entrenamiento de calidad que un choque de competición. Así que Caro alineó el mejor equipo que podía poner en liza con el aditivo de Cassano como titular. Para plasmar sobre el campo lo que se ensaya en los entrenamientos. Y el partido tuvo ritmo desde el primer minuto, ya que el Betis no salió enarbolando bandera blanca ni mucho menos. Se colocó muy arriba presionando en el medio campo rival y el Real Madrid pudo practicar esos rondos de toques y más toques que sirven para que los jugadores recuperen estima y confianza. tro paso más. El Madrid ya está en semifinales y mantiene el pulso en su lucha por volver a ser competitivo. En el club se ha creado una impensable expectación sobre la figura de López Caro. El presidente está encantado con su manera de afrontar el trabajo en la elite y también por cómo se desenvuelve entre tanta estrella... hasta el momento. A partir de ahora es cuando tendrá que demostrar que está suficientemente preparado para empresas mayores. Se espera con ansiedad saber cómo va a negociar tener a toda la plantilla a su disposición. Para ya, vuelven Salgado, Woodgate, Pablo García... En unos días, Ronaldo estará preparado para recuperar el tiempo perdido. Y si todo va bien, hasta Raúl quiere estar para la eliminatoria contra el Arsenal (21- II y 8- III) Cómo maneja la abundancia y cómo negocia una plantilla en la que al menos dieciséis jugadores se consideran titulares será vital para desvelar si López Caro puede tener alguna posibilidad de futuro en el club, si después- -y también- -le acompañan los resultados. Juega fuera y dentro del campo. Deberá vencer la grandeza de su vestuario y ganar, al menos, una competición. Muchos, demasiados ojos están pendientes de él. ¡Que no se le caiga el Madrid encima! O Robinho celebra su gol, que valió el triunfo de su equipo EFE ASÍ JUGARON REAL MADRID Casillas: notable. Cicinho: notable. Sergio ramos: bien. Helguera: bien. Roberto Carlos: bien. Gravesen: bien. Beckham: bien. Zidane: bien. Baptista: regular. Robinho: notable. Cassano: bien. Soldado y Raúl Bravo: sin calificar. El técnico: López Caro. Notable. Su alineación a pesar del 0- 1 en la ida reconcilia al Madrid con la Copa. Lo mejor: su tono general, la jugada del gol; las galopadas de Cicinho, que ha cambiado al equipo... Lo peor: algún despiste defensivo a balón parado y el esfuerzo inútil de Baptista. res de la seguridad de todos. Pero estaba tan cómodo que se relajó un tanto en su furor ofensivo y el Betis aprovechó para estirarse y asustar a Casillas. Primero fue Dani con un insulso cabezazo (m. 38) y luego Joaquín, tras una BETIS Doblas: bien. Varela: mal. Melli: regular. Juanito: regular. Castellini: regular. Arzu: bien. Rivera: mal. Joaquín: regular. Capi: regular. Fernando: mal. Dani: regular. Tardelli: bien. Edu: regular. Robert: bien. El técnico: Serra Ferrer. Bien. Sus cambios denotan que no tiró la eliminatoria, pero su equipo apenas creó peligro. Lo mejor: un par de intervenciones de Doblas, un detalle de Joaquín con velocidad y remate y el trabajo de Arzu. Lo peor: nula presencia ofensiva, los interiores apoyaron poco a los laterales, que quedaron en evidencia. arrancada que dejó seco a Roberto Carlos y cuyo epílogo fue un derechazo seco que el portero rechazó con los pies. El empate amenazaba con mantenerse hasta el descanso cuando una contra de libro abrió la lata verdiblanca. Contra letal Sergio Ramos, un ex sevillista, estuvo a punto de ajusticiar a su otrora eterno rival apenas comenzar, pero Dani sacó en la línea el cabezazo del central tras un córner. Y luego Cassano tuvo la opción de volver a superar a Doblas- -ya lo hizo el día de su debut- aunque el meta demostró reflejos y repelió el remate a bocajarro del italiano tras una internada de Robinho. El Madrid controlaba con comodidad, la que han impuesto desde hace varios partidos el trabajo de Gravesen y Baptista, la jerarquía de Zidane, el correlotodo de Beckham y Cicinho- -impresionante el despliegue de ambos- -y la clase de Robinho como pila- Casillas atrapó el balón en un córner con todo el Betis arriba. Sacó rápido hacia Zidane, que tocó a su vez para la carrera que había iniciado Beckham, cuyo pase profundo hacia Robinho acabó con un quiebro de éste a Varela y el balón colocado suave y cruzado lejos del alcance de Doblas. Con todo perdido, Serra metió pólvora en el campo tras el descanso. De entrada, Edu y Tardelli, y poco después Robert. Su equipo necesitaba dos goles y fue a buscarlos, aunque ello supusiera dejar huecos atrás al adelantar la línea defensiva. Entonces el Madrid pudo machacar, pero Zidane mandó fuera una volea habitualmente fácil para él cuando estaba solo ante Doblas y Juanito sacó un remate de Cassano, que había dejado tirado a Doblas. Con el paso de los minutos el Betis fue perdiendo fuelle, convencido de que el rival, crecido y suelto, moviendo el balón y buscando siempre la velocidad de Robinho en los últimos metros, era superior, de que la hazaña se tornaba imposible. Su canto del cisne fue un zapatazo de Robert al que Casillas respondió con una mano increíble. Claro que Doblas devolvió la moneda con otra posterior a un disparo parabólico de Cicinho.