Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
56 Cultura JUEVES 26 1 2006 ABC Una mujer admira un paisaje de Cézanne AFP Washington celebra cien años de Cézanne con una magna exposición en la Galería Nacional La relación del maestro con la Provenza se ilustra con 89 cuadros, 29 acuarelas y 2 litografías b La Galería Nacional de Washing- ton inaugura este domingo una turística y gastronómica exhibición que podrá ser visitada por el público hasta el 7 de mayo PEDRO RODRÍGUEZ CORRESPONSAL WASHINGTON. Con la excusa de homenajear a Paul Cézanne (1839- 1906) en el centenario de su muerte, Francia ha vuelto a dar una lección en la capital de Estados Unidos sobre cómo promocionar arte, patrimonio cultural, turismo y gastronomía a escala internacional. La muestra de 117 obras reunidas en la Galería Nacional de Washington, inspiradas por la Provenza al gran patriarca del arte moderno, en el fondo es una rentable excusa para promocionar la marca francesa en una ciudad escaparate del gigante americano, visitada el año pasado por 17 millones de turistas. Un montaje que ha comenzado con la obligada presentación a la Prensa de esta exposición, que abrirá sus puertas al público este domingo. Por si el gancho de la obra de Cézanne no fuera suficiente, un récord de doscientos periodistas, fotógrafos y cámaras de televisión eran agasajados esta semana con un espléndido desayuno de delicias afrancesadas. Como si con un desfile de croissant tartin y quiche el arte entrase mejor. Al explicar la muestra, Earl Powell, director de la Galería Nacional de Arte, no ha podido reprimirse y recordar que su institución museística tie- ne un orgulloso superávit de arte francés. Presumiendo de que es la primera vez que se examina, en una gran exposición, la relación del artista con su casa de Aix- en- Provence y sus alrededores Declarado amante de la pintura francesa, Powell ha descrito a Cézanne como uno de los más grandes artistas post- impresionistas cuya influencia se viene sucediendo hasta la actualidad del arte contemporáneo. El embajador francés ante la Casa Blanca, Jean- David Levitte, ha ofrecido la nota lírica al insistir en que aquí en Washington, estamos en mitad del invierno bañados por la luz de Provenza Sin olvidar la aparición personal de Philippe Cézanne, el biznieto del artista y presidente de la sociedad que promociona el renombre de su ilustre antepasado. Además del nada discreto anuncio de que una bilingüe representante de las autoridades turísticas de la Provenza contestará muy gustosa a las preguntas individuales de los asistentes. El padre del artista una de las joyas de la muestra dedicada a Cézanne de automóviles del mundo anuncia sus planes para despedir a seis mil trabajadores. Tras dar la oportunidad de una visita reposada a los 89 cuadros, 29 acuarelas y dos litografías de Cézanne- -aseguradas para sus viajes internacionales con ayuda de una subvención federal- -llega la hora de volver a mimar a la Prensa. Y dos famosos chefs provenzales, con sus impecables uniformes blancos y alargados toqués se encargan de demostrar las delicias regionales de ese rincón de Francia. Exhibición gastronómica a la que el público tendrá acceso, porque el Garden Café de la Galería Nacional se transformará temporalmente en el Café Provençal Los organizadores, con ayuda de to- AFP do este delicioso programa de actividades paralelas, incluida una cena de gala para el quién es quién de Washington, insisten en que Cézanne en Provenza (abierta en Washington hasta 7 de mayo, para después ocupar a partir del 9 de junio el recién renovado Museo Granet en Aix- en- Provence) es la primera muestra concentrada en explorar el complejo compromiso emocional del artista con su lugar de nacimiento a través de sus más originales y persuasivos paisajes; penetrantes retratos de amigos, empleados y familiares; y la monumental serie de los bañistas Belleza artística y automovilística La presentación, sembrada de bonjours también ha incluido a Brenda Day, directora de relaciones externas de la compañía automovilística Daimler- Chrysler, generosa patrocinadora de esta muestra en Washington. La señora estadounidense, que no duda en declararse como una contumaz turista adicta a la Provenza, intenta rizar el rizo ligando la belleza plástica de Cézanne y la belleza sobre ruedas de los productos de su empresa, justo el mismo día en que el quinto fabricante Cézanne y Pisarro Para no monopolizar las turísticas maravillas de Cézanne solamente en Washington, la exposición que el parisino Museo d Orsay tiene previsto inaugurar el mes que viene sobre la plástica relación entre el pintor y su colega Camille Pissarro, ya ha podido ser admirada el año pasado en el MoMA de Nueva York y en el Museo de Arte del Condado de Los Ángeles. Aunque sólo sea por aquello de que lo bien repartido, mejor sabe. Es la primera muestra dedicada a explorar el compromiso emocional del artista con su lugar de nacimiento