Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
50 Sociedad PRIMERA ENCÍCLICA DE BENEDICTO XVI REACCIONES JUEVES 26 1 2006 ABC DECLARACIONES Hans Küng Teólogo El Papa Ratzinger ofrece en un estilo imparcial una sólida aportación teológica sobre eros ágape y caritas sobre el Amor y la Caridad, sin caer en teorías falsas. Es una buena señal. Sería un buen Papa si tomara consecuencias valientes para las estructuras eclesiásticas Cardenal Karl Lehmann Presidente del Episcopado alemán La encíclica es un profundo impulso teológico, espiritual, pastoral y social con el que el Papa nos quiere dar más ánimos para nuestra misión en el mundo de hoy. Tiene un carácter ecuménico radical Denis Vienot Presidente de Cáritas Internationalis Esta encíclica constituye un extraordinario llamamiento a comprometerse con la sociedad. Es deber de los católicos actuar a favor de un orden social justo Cordes, Martino y Navarro Valls, en la presentación de Dios es amor EPA La opinión pública católica muestra su apoyo unánime a la encíclica papal La Iglesia española califica el documento de canto a la esperanza b La corriente Somos Iglesia ve Francisco Pérez Arzobispo castrense El Papa demuestra en esta encíclica su preocupación ante las necesidades, angustias y problemas del hombre, algo fundamental si creemos en el amor de Dios Antonio Dorado Obispo de Málaga Benedicto XVI nos ofrece las líneas maestras de vida y acción de su Pontificado. Este documento es un canto a la esperanza signos esperanzadores en el texto papal, mientras que Hans Küng calificó de buena señal las afirmaciones sobre el amor JESÚS BASTANTE MADRID. La primera encíclica de Benedicto XVI suscitó ayer reacciones positivas (e inusualmente unánimes) por parte de muy distintos sectores de la Iglesia católica. Desde la corriente Somos Iglesia a cardenales y obispos, pasando por teólogos contestatarios como Hans Küng o Juan José Tamayo y representantes de Cáritas, todas las opiniones recabadas reconocieron la importancia de las palabras del Papa acerca del amor y la justicia. Así, Hans Küng valoró positivamente el tratamiento que hace Benedicto XVI sobre el amor. Ratzinger ofrece en estilo imparcial un sólido material teológico sobre eros, ágape, amor y caritas sin caer en teorías falsas. Es buena señal indicó el teólogo suizo, si bien pidió al Papa que, sobre esta base, tomara consecuencias valientes para las estructuras eclesiásticas y llevara a cabo cambios jurídicos De igual modo, el cardenal Karl Lehmann calificó la encíclica de profundo impulso teológico, espiritual, pastoral y social con el que el Papa nos quiere dar más ánimos para nuestra misión en el mundo de hoy en día Para el presidente del Episcopado alemán, Deus caritas est contiene un carácter ecuménico radical La corriente reformista Somos Iglesia vio signos esperanzadores en la encíclica de Joseph Ratzinger, que se considera pone cada vez más en el centro el amor y el perdón en lugar de los preceptos y prohibiciones No obstante, el grupo instó a valorar si las palabras del Papa son lo suficientemente concretas para tener repercusiones duraderas en la sociedad y la Iglesia. Comprometerse con la sociedad La segunda parte de la encíclica, dedicada al compromiso social de la Iglesia, fue saludada con emoción por las instituciones benéficas católicas. Así, el presidente de Cáritas Internationalis, Denis Vienot, declaró que el texto papal constituye un extraordinario llamamiento a comprometerse con la sociedad y recuerda que el deber de los católicos es actuar a favor de un orden justo de la sociedad Aunque la Conferencia Episcopal convocó para este mediodía una rueda de prensa donde presentará la encícli- La encíclica denota la profundidad teológica y experiencia del amor del Papa, recalcó el arzobispo castrense ca a la opinión pública, varios prelados alabaron la profundidad y el estilo de las palabras de Benedicto XVI. La encíclica denota su sabiduría, profundidad teológica y experiencia del amor recalcó el arzobispo castrense, Francisco Pérez. Por su parte, el obispo de Málaga, Antonio Dorado, tildó el documento de canto a la esperanza destacando las tres actividades básicas desarrolladas por el cristiano a través de la Iglesia: la proclamación del Evangelio, la celebración de los sacramentos y el servicio de la caridad El secretario de la Asociación de Teólogos Juan XXIII Juan José Tamayo, valoró positivamente la compatibilidad entre amor erótico y amor a Dios inserto en la primera encíclica de Benedicto XVI, aunque subrayó que esta voluntad queda desmentida por otras actuaciones y afirmaciones de la Iglesia católica Finalmente, la profesora de Teoría Política y Pensamiento Social Cristiano en la Universidad Pontificia Comillas de Madrid, María Teresa Compte, aseguró que una de las intenciones de la la primera encíclica de Benedicto XVI es recordar que la atención de la Iglesia no puede caer en la burocratización En su opinión Dios es amor habla de la relación de amor que existe entre Dios y cada hombre concreto, real e histórico y es precisamente esta experiencia amorosa la que nos lleva a entregar a los demás el amor que recibimos de Dios Juan José Tamayo Asociación de teólogos Juan XXIII Es positiva la compatibilidad entre el amor erótico y el amor a Dios, aunque esta afirmación queda desmentida por otras actuaciones y afirmaciones por parte de la Iglesia católica Pablo Blanco Universidad de Navarra Benedicto XVI habla de sexo, de amor y de la caridad no sólo a todos los cristianos, sino también a todos los hombres y mujeres. La encíclica resalta la importancia actual de la familia Teresa Compte Universidad Pontificia de Comillas Deus Caritas est habla de la relación de amor que existe entre Dios y cada hombre concreto, real e histórico, y es precisamente esta experiencia amorosa la que nos lleva a entregar a los demás el amor que recibimos de Dios, al tiempo que nos ayuda a descubrir en los demás la presencia real de Cristo