Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 26 1 2006 Nacional 23 PP y PSE pactan los presupuestos de Álava y Vitoria tras dos años de prórrogas b El Ayuntamiento de Vitoria verá desbloqueados dos de sus grandes proyectos: el soterramiento del ferrocarril y la estación intermodal en el barrio de Lakua ANA ANTOLÍN VITORIA. En medio del enfrentamiento político, el PP vasco y el PSE anunciaron ayer un acuerdo para dotar de presupuestos al Ayuntamiento de Vitoria y a la Diputación de Álava tras dos años de prórrogas, y de una tensa relación tras la ruptura de lazos entre ambas formaciones. El PSE desmarcó este acuerdo de un posible acercamiento al Ejecutivo que preside el popular Ramón Rabanera- -el único territorio en manos de los no nacionalistas- -y lo enmarcó en el papel de su partido como garante del funcionamiento de las instituciones vascas, después de que también apoyara la aprobación, en diciembre, de las cuentas del lendakari Juan José Ibarretxe. El anuncio se realizó por separado, lejos de taquígrafos y sin opción a una fotografía conjunta por expreso deseo de los socialistas vascos que quisieron dejar claras sus diferencias con los gobiernos del PP en las instituciones alavesas. También, que el acuerdo es de corto recorrido al ceñirse a unos presupuestos, en los que existen, según desveló, discrepancias pactadas respecto a determinados proyectos estratégicos. Lo cierto es que este acuerdo dotará de estabilidad al equipo de Rabanera, que gobierna en minoría y que afrontó, hace meses, una moción de censura por parte del tripartito vasco que superó gracias al auxilio, in extremis, de los socialistas. Lo mismo sucede en el caso del Ayuntamiento de Vitoria, que gobierna Alfonso Alonso y que ve, con este acuerdo, desbloqueados dos de sus grandes proyectos: el soterramiento del ferrocarril y la estación intermodal en el nuevo barrio de Lakua. El portavoz del grupo juntero del PP, Santiago Abascal, mostró su satisfacción por un acuerdo que demuestra el éxito de la política de diálogo de Rabanera, aunque añadió que a su partido le hubiera gustado más que éste se hubiera alcanzado por responsabilidad, no sólo por interés electoral. Está claro que la política obstruccionista que ha venido practicando el PSE en Álava estaba calando en la sociedad y por eso, han tratado de reubicarse y posibilitar este presupuesto. Frente al silencio con que recibió la noticia el nacionalismo, Ezker Batua calificó el acuerdo como tardío e insuficiente Monseñor Sebastián y el presidente Sanz durante la presentación de la muestra ayer en la sala del Baluarte de Pamplona ABC Sanz inaugura en Pamplona La Edad del Reyno de Sancho III, primer rey de España Reúne 270 piezas de los siglos X al XIII, aseguradas en 185 millones de euros b La exposición muestra obras pro- cedentes de toda España, Francia, Alemania y Rusia y de museos como el Metropolitan de Nueva York y el Ermitage de San Petersburgo ÁNGEL PUERTA PAMPLONA. Nunca se ha hecho nada igual en España. Puede ser la muestra temporal de arte medieval más importante del año en toda europa Con esta frase definía el consejero de Cultura de Navarra, Juan Ramón Corpas, la exposición La Edad de un Reyno que conmemora el milenio del reinado y la obra histórica del rey Sancho Garcés III el Mayor y de sus herederos y que ayer fue inaugurada por el presidente del Gobierno foral, Miguel Sanz, y el arzobispo de Pamplona, monseñor Fernando Sebastián. La muestra, organizada por el Gobierno de Navarra, el Arzobispado de Pamplona y otras entidades de la Comunidad foral, bajo la presidencia de honor del Príncipe de Asturias- -y de Viana, como se recalca en Navarra- -estará abierta hasta el próximo 30 de abril en el Palacio de Congresos y Auditorio Baluarte de Pamplona. Reúne un total de 270 piezas, de los siglos X al XIII, procedentes de 48 museos, archivos e iglesias de Navarra y del resto de España, así como de Alemania, Francia, Rusia y Estados Unidos. Las piezas expuestas, de valor real incalculable, se han tasado, a efectos de seguros, en 185 millones de euros. Algunas de las obras proceden de prestigiosas instituciones, como el Metro- politan Museum de Nueva York, el Ermitage de San Petersburgo o el Museo Nacional de la Edad Media de París y la Biblioteca Nacional de Francia. Un sentido didáctico El comisario de la exposición, Isidro Bango, explicó que además del esfuerzo de reunir estos tesoros del arte, la cultura y la historia, se ha querido dar a la muestra un gran sentido didáctico y para ello se han realizado 25 audiovisuales que introducen al visitante en el tiempo y la historia que rememora la exposición, además de animaciones virtuales, proyecciones de detalles de las piezas y consultas de documentos. En la exposición se pueden contemplar códices, esmaltes, relicarios, pie- zas de orfebrería, arcas y arquetas, marfiles, ajuares funerarios, sellos, monedas, así como piezas escultóricas y arquitectónicas de los tres siglos de Sancho el Grande y sus herederos. Sancho III el Grande reinó entre 1004 y 1035. Fue el precursor del Reino de Navarra, que llegaría a dominar el ámbito cristiano unificado más extenso de la Península Ibérica en su época y daría origen en las personas de sus herederos a los dos grandes reinos que constituiría la unidad definitiva de España: Castilla y Aragón. Pero, sobre todo, fue el primer rey español europeizador al abrirse a la que se considera la primera corriente unificadora de la Europa contemporánea: el Románico. Las joyas de la Corona Todas las obras expuestas son excepcionales por su valor artístico y su significado histórico, afirman los organizadores. Entre las 270 piezas destacan como joyas de la Corona los códices Albeldense, Emilianense y el de Roda, en el que se fundamenta el nacimiento del reino de Navarra, además de la arqueta árabe de Leyre, el beato de San Millán de la Cogolla, las Biblias de San Juan de la Peña y de Pamplona el ajuar funerario completo del obispo Jiménez de Rada, uno de los protagonistas navarros de la batalla de las Navas de Tolosa y, sobre todas ellas, los esmaltes del retablo de San Miguel de Aralar, en su día robados por Erik, el belga y luego felizmente rescatados por la Guardia Civil, y que está entre los dos o tres mejores retablos esmaltados del mundo, según el consejero de Cultura, Juan Ramón Corpas. Cuenta, además, la muestra con otra obra maestra, al menos para el comisario, Isidro Bango, la Virgen románica de la catedral de Tudela. Y muchísimas curiosidades, como el testimonio de un monje al que se considera el primer peregrino que llega de Francia por el Camino de Santiago.