Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 26 1 2006 Nacional 21 Sistemas de detección España ha comenzado ya a implantar una serie de sistemas para detectar los documentos falsos, que estarán plenamente operativos, si se cumplen las previsiones, en dos años API (Información Avanzada de Pasajeros) Este sistema, ya en fase de prueba en España, permitirá que las identidades de los pasajeros que llegan a España en avión sea conocida por la Policía antes del aterrizaje. Se trata de un buen instrumento policial. VERI- Doc: Es un sistema de verificación de documentos que se va a instalar también en los aeropuertos. Permitirá determinar si el documento que se presenta corresponde con el titular que lo lleva. Detectará si ha habido alteraciones en el mismo, en concreto en los caracteres que llevarán impresos. Sistema FADO (False and Authentic Document) Se trata de una base de datos en la que se recogerán pasaportes originales de todo el mundo y que estará en funcionamiento en uno o dos años. Fue aprobado en 1998 por el Consejo Europeo para la lucha contra la inmigración ilegal y el crimen organizado. Será clave en los aeropuertos. mentación españoles. Llevaban meses tras la pista de la red de productores y traficantes a la que pertenece el bosnio y gracias a ese seguimiento descubrieron un envío inminente de pasaportes españoles a Londres. Además había documentos de identidad portugueses y belgas, así como cartas de identidad. Toda la documentación está completamente falsificada. La española corresponde a una conocida serie falsa made in Tailandia (K 876) que ya ha sido detectada por los agentes en numerosas ocasiones. La red investigada es una de las que ofrece mercancía de calidad y esa calidad se paga. El precio de un buen documento íntegramente fraudulento puede llegar a los 6.000 euros, aunque el mercado negro ofrece rebajas. Los de la UE son los más cotizados. Las organizaciones obtienen los papeles originales en España recurriendo a delincuentes: ladrones que roban a los legítimos titulares, normalmente turistas; toxicómanos que venden sus pasaportes varias veces- -hay casos de españoles que se han renovado siete veces su documento en un año alegando pérdida o robo- -o sustracciones de documentos en blanco en consulados y Embajadas. El mes pasado cuando fue detenido el criminal de guerra croata Ante Gotovina en Tenerife los agentes comprobaron que portaba un pasaporte a nombre de otro individuo de la misma nacionalidad. Procedía de un consulado de su país y existe la convicción de que se lo facilitó la Policía de ese país para facilitar su huida. Hace unos años los falsificadores de papeles eran vistos con comprensión. Hoy es un negocio vinculado al blanqueo, al crimen organizado, al terrorismo y a la inmigración ilegal. De ahí, que se reclame que no sea un delito gratis Detenidos en Melilla 63 ilegales en una furgoneta y un camión LUIS DE VEGA. CORRESPONSAL RABAT. Las Fuerzas de Seguridad de Marruecos detuvieron a primeras horas del miércoles a 25 ciudadanos de nacionalidad india en el principal paso fronterizo entre el país magrebí y Melilla, según informó la agencia oficial Map. Todos iban a bordo de una furgoneta que pretendía entrar en la ciudad autónoma cuando fueron interceptados por los aduaneros marroquíes. El conductor del vehículo logró escapar. Sobre las 3: 30 de la madrugada de ayer miembros de la Guardia Civil encontraron en el control de esa misma aduana, la de Beni Enzar, a 38 inmigrantes irregulares ocultos bajo una lona entre la carga de un camión. Se trata de un vehículo con matrícula marroquí conducido por un ciudadano de 33 de Salé, junto a Rabat, y que había logrado burlar a las autoridades del país magrebí al otro lado de la frontera. El grupo de inmigrantes, según informó la Delegación del Gobierno en Melilla, estaba integrado por 32 in- dios y seis subsaharianos, entre ellos una mujer. La semana pasada las Fuerzas de Seguridad españolas detuvieron un vehículo Renault 25 con el que un vecino de Nador consiguió saltarse la frontera marroquí y española llevando a 14 asiáticos. El conductor pasó a toda velocidad sin que los disparos de advertencia de los agentes españoes fueran suficientes para detenerlo. El coche fue alcanzado poco después en un barrio de la ciudad autónoma y todos sus ocupantes detenidos. El marroquí que iba al volante era un individuo conocido para la Policía española por formar parte de las redes de tráfico de personas que operan al noreste del Reino alauí.