Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 26 1 2006 11 Detenidos dos etarras en Francia encargados de la compra de armas y de acoger a huidos de la banda España no castiga el tráfico de documentos falsos pese a que se confiscan unos diez mil al año CiU, PNV y BNG presionan al PSOE para que cambie su pacto con el PP sobre el proyecto valenciano Alfonso Guerra descarta por ahora la ruptura del acuerdo entre los dos partidos mayoritarios que se elimine del texto las referencias al idioma valenciano y que se rebaje la barrera electoral el 5 al 3 por ciento J. L. L. MADRID. Tras lograr un acuerdo con el Gobierno en torno al Estatuto catalán, los nacionalistas presionan ahora al PSOE para que modifique el pacto alcanzado con el PP sobre la reforma en la Comunidad Valenciana. En la asamblea que Galeusca celebró ayer en Madrid, los máximos dirigentes de CiU, PNV y BNG- -partidos que integran la alianza- -reafirmaron su compromiso de apoyar las enmiendas a la reforma de texto pactado por el PSOE y el PP para rebajar del 5 al 3 por ciento el porcentaje de votos para acceder a las Cortes valencianas. Además, los nacionalistas quieren que se elimine del texto las referencias al idioma valenciano Artur Mas, presidente de CiU; Josu Jon Imaz, líder del PNV, y Anxo Quintana, portavoz del BNG, comunicaron estos acuerdos al secretario general del Bloc, Enric Morera. Según Morera, el voto favorable de todos los nacionalistas del Estado a las enmiendas dejará en evidencia al PP, que, una vez más, se quedará solo ante el clamor de mejorar el Estatuto valenciano El PP- -añadió- -se ha quedado al margen del Estatuto catalán y si no apoya el texto valenciano, lo hará fracasar y demostrará que no quiere estar en un proyecto necesario para los valencianos informa Efe. b Los nacionalistas quieren Mientras tanto, el presidente de la Comisión Constitucional del Congreso, Alfonso Guerra, sostuvo ayer que no cree que el PP y el PSOE deshagan su alianza sobre el Estatuto valenciano. La semana pasada los socialistas en esa Comunidad autónoma dieron por prácticamente roto el pacto ante la negativa de los populares a introducir cambios sobre lo ya acordado en el capítulo de la lengua y la barrera electoral del 5 por ciento. Así las cosas, la reforma comenzará a debatirse la semana próxima en la Comisión Constitucional. Aspectos no constitucionales En cuanto al Estatuto catalán, Alfonso Guerra aseguró- -en la línea de lo manifestado en los últimos días por Bono e Ibarra- -que el pacto entre Zapatero y Mas ha hecho que la reforma vaya en la buena dirección aunque quiso advertir de que hasta el final no podremos saber si el texto es un acierto total o no En declaraciones a la Prensa en los pasillos del Congreso, Guerra se felicitó porque los acuerdos alcanzados en los últimos días entre el Gobierno y los partidos catalanes eliminan algunos de los aspectos no constitucionales aprobados en su día por el Parlamento de Cataluña y de los que algunos habíamos advertido A pesar de estos avances, el presidente de la Comisión que tendrá que analizar el Estatuto catalán insistió en que queda muchísimo camino y que será la ponencia la encargada de que las cosas que se acuerden tengan consecuencias jurídicas y constitucionales EFE Duran transmite a la Santa Sede su malestar por las críticas de los obispos J. BASTANTE MADRID. El secretario general de Convergencia i Unió, Josep Antoni Duran i Lleida, mantuvo ayer un encuentro en la Santa Sede con el responsable vaticano de Relaciones con los Estados, Giovanni Lajolo, a quien explicó el contenido de las reformas del Estatuto de Cataluña. Durante el encuentro, el dirigente catalán aprovechó para transmitir su descontento con las posiciones exageradas de algunos obispos españoles respecto a esta cuestión. Con todo el respeto- -recalcó Duran al término de la reunión- hay cosas que están más en peligro que la unidad de España. Sinceramente, me parece una posición exagerada de la Iglesia, que toma parte con algunos discursos políticos El líder de UDC señaló que en el Vaticano hay un interés añadido porque unos contenidos del Estatut habían suscitado recelos en el ámbito católico español como las cuestiones relativas al aborto o la eutanasia. Duran aclaró a la Santa Sede que su partido había conseguido quitar del texto dichos aspectos.