Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
66 Cultura MIÉRCOLES 25 1 2006 ABC MÚSICA CLÁSICA Ciclo de la OCNE Obras de W. Rosinskij, T. Dun y H. Berlioz. Intérpretes: Orquesta y Coros Nacionales y Coro de la Sinfónica de Madrid (director: J. Pons) Solistas: J. Guillem (percusión) y K. F. Vogt (tenor) Lugar: Auditorio Nacional. Madrid. Fecha: 20- I- 06 PROGRAMA DE ESTRENOS DE LA ONE ANTONIO IGLESIAS C omo primera vez en sus atriles figuraban las tres obras integradas en su actuación en el Auditorio, iniciada con Posesión y Amfitrite del viola de la Sinfónica de Galicia Wladimir Rosinskij, corta página de unos ocho minutos que en sus tres encadenados tiempos insiste en la forma tripartir de ABA, dictada con absoluta libertad en el procedimiento, hasta el punto de que un determinado tema lo sitúa en la tuba, y la soltura de sus trazos es base constructiva; compartió el éxito su autor que saludó dos veces entre nutridos aplausos. También los cuatro tiempos ligados entre sí de que consta el Water Concerto para percusión y orquesta del chino Tan Dum eran estreno. Se abre con la sala a oscuras (temimos un apagón) y en nuestro obligado resumen diríase que su total son unos juegos de agua que llegan a percibirse con la ayuda de micrófonos y altavoces, que nos transmiten el resultado de jarras de agua que se vierten sobre el líquido elemento en cuatro recipientes cóncavos con la ayuda de tubos de plástico, arcos frotados dentro de un vario aparato que utiliza dos elementos colaboradores de un solista que, en este caso, lo fue el profesor de la Nacional y excelente percusionista Juanjo Guillem; nadie podría realizar mejor un papel tan complejo como él, ritmos y sutilidad vivientes dentro de una obra caprichosa y, en realidad, nada nueva. El auditorio lo aplaudió todo y no hubo disidencia alguna. Al mando seguro de Josep Pons, además de las dos páginas anteriores, se debe que por primera vez figurase en el repertorio de la OCNE el Te Deum de Héctor Berlioz, composición que recaba un tenor solista para sólo uno de sus seis números, siéndolo en grado superlatuivo, seguridad y clase, el alemán Klaus Florian Vogt, quien unido a los profesores y al largo centenar de voces mixtas de su hermano el Coro y el de la Sinfónica madrileña, bien regidos por la batuta titular, lograrían un éxito que se merecen el esfuerzo programador y la categoría que imprimieron a su denodada actuación los directores de los coros, Mireia Barrera y Jordi Casas, que lo compartieron saludando al final de la interesante sesión. EFE Educación y la RAE firmaron un acuerdo para el Diccionario Histórico La ministra de Educación, María Jesús San Segundo, y el director de la Real Academia Española, Víctor García de la Concha, firmaron ayer un acuerdo que hace efectivo el apoyo del Gobierno al Diccionario Histórico de la Lengua Española, una obra que reconstruirá el pasado de más de 100.000 palabras y que comienza ahora su andadura, informa Efe. El acuerdo contempla una aportación ministerial de 1,2 millones de euros al año para financiar este proyecto, dirigido por José Antonio Pascual y que es el más ambicioso de cuantos han acometido hasta ahora las Academias de la Lengua. En la imagen, los académicos y la ministra posan tras el acuerdo TEATRO Hielo y fuego Autora: Bryony Lavery. Versión: Tomás Gayo Bautista. Dirección: Nieves Gámez. Ciclorama y ambientación: Roguz. Iluminación: Rafael Echeverez. Vestuario: Javier Artiñano y Adolfo Domínguez. Intérpretes: Carmen Conesa, Magüi Mira, Tomás Gayo y Mundo Prieto. Lugar: Centro Cultural de la Villa. Madrid. LA BÚSQUEDA DE LA CULPA JUAN IGNACIO GARCÍA GARZÓN res personajes en distintos momentos de sus vidas, tres trayectorias que van trazando las líneas de un tapiz y que se cruzan para culminar el dibujo final. Bryony Lavery suelta los hilos del discurso de cada una de estas tres personas- -una psiquiatra neurótica, una madre cuya hija de diez años desapareció hace tiempo y un pederasta asesino- -y en torno a ellos va edificando una trama vertebrada por la búsqueda de la culpa: un proceso de redención, de perdón y de aceptación de los propios márgenes. La escritora británica, nacida en 1947, es también actriz, profesora de escritura dramática, activa feminista y defensora de los derechos de los homosexuales, directora teatral y autora de más de una veintena de obras, piezas radiofónicas, teatro infantil y diversos libros, entre ellos una biografía de la actriz Tallulah Bankhead. El titulo original de Hielo y fuego su obra más conocida, es Frozen literalmente Congelado el adaptador tal vez haya T Escena de Hielo y fuego representada en el Centro Cultural de la Villa incluido la alusión ígnea para introducir en un juego de contrarios un elemento de pasión, aunque no haya propiamente pasiones en este texto narrativo, expositivo, efectivamente frío. La madre expone en diversos trazos el paisaje de su cotidianeidad más o menos insatisfecha y, cuando aparecen los restos de su hija, se pregunta si podría haberse evitado la muerte; sobre la conciencia de la psiquiatra norteamericana, especializada en asesinos en serie y que viaja a Inglaterra con una beca, gravita el remordimiento de un adulterio; el asesino es el único que no se lamenta por hechos del pasado, ni alberga ningún pesar por haber asesinado a varias niñas, aunque por sus conversaciones con la analista el públi- ROMÁN co conoce dispersos detalles de su infancia de niño maltratado y vejado sexualmente: tras una vista de la madre, el peso de la culpa se hará un hueco en su mente y le conducirá a la expiación. Todo esto está contado de un modo discursivo, lentamente, en una alternancia de monólogos y ocasionales diálogos que se prolongan durante más de dos horas de una representación de teatralidad casi congelada, aunque con momentos de gran interés. Por lo que respecta a la interpretación, Magüi Mira, en el personaje más cálido de la función, encarna una madre de perpleja naturalidad, Carmen Conesa extrema un poco postizamente las esquinas desquiciadas de la psiquiatra y Tomás Gayo carga a su psicópata de tics truculentos.