Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 25 1 2006 Cultura 63 Cultura pide a la abogacía del Estado que intervenga en el caso Serra La directora del CARS confirma que el Ministerio denunció los hechos ante el juez b Ana Martínez de Aguilar respon- El Prado estudia y saca a la luz su colección de medallas españolas b El museo publica el catálogo de a María Corral, quien dijo entrever en lo ocurrido un montaje: Cómo se puede concebir un montaje de esta envergadura NATIVIDAD PULIDO MADRID. Una semana después de que ABC desvelara la desaparición de la escultura Equal Parallel GuernicaBengasi (1986) de Richard Serra, depositada desde 1990 en Macarrón S. A. seguimos sin conocer su paradero. Ana Martínez de Aguilar atendió ayer a la prensa, minutos antes de la presentación de la videoinstalación del artista checo Harun Farocki Pensaba que veía presidiarios para informar de los últimos acontecimientos sobre esta inaudita noticia, que lleva camino de convertirse en el culebrón artístico del año. En cuanto a la nota de Richard Serra, difundida el lunes por el museo y en la que exculpaba al actual equipo de Cultura y del Reina Sofía de lo sucedido, comenta que fue el propio Serra quien propuso la redacción de este texto. Me pareció muy emocionante Subrayó su elegancia, voluntad de colaborar y paciencia a la hora de querer esperar a esclarecer los hechos. Ha estado permanentemente informado y ha comprendido la situación en la que nos encontramos, pero no todo el mundo reacciona igual. Le estamos muy agradecidos. Tengo una relación muy fluida con él a través de su abogado. Desde el primer momento ha estado informado y ha mostrado su voluntad de colaboración. Está esperanzado de que aparezca, como lo estamos todos, y de que finalmente se instale en el museo razonado de esta colección y exhibe un conjunto de 55 piezas, que no se mostraban al público desde hace más de treinta años N. P. MADRID. A pesar de ser eminentemente una pinacoteca, el Museo del Prado no olvida sus otras colecciones. Al igual que ya hiciera con el Tesoro del Delfín, que puede admirarse en el sótano del museo, ahora ve la luz el catálogo razonado de su colección de medallas españolas. Marina Caro, especialista en el campo de la medalla, es la autora de esta publicación, de más de 450 páginas y en la que ha empleado una década de trabajo. La obra cuenta con el patrocinio de Caja Duero. En ella se traza la historia de la medalla española, aportando documentación inédita, y consta además de un estudio monográfico exhaustivo de las piezas. La colección procede casi en su totalidad del legado que hizo al Prado en 1915 Pablo Bosch y Barrau, coleccionista y vocal del Patronato del museo. De las 500 medallas europeas que donó, 228 son españolas. Las piezas, datadas entre los siglos XVI y XX, están realizadas en oro, plata, bronce y plomo. La parte más destacada de esta colección, que según Marina Cano ha sido una gran desconocida corresponde con la llegada de los Borbones en el siglo XVIII, cuando surgen grabadores de la talla de Tomás Francisco Prieto o Jerónimo Antonio Gil. Además, hay que subrayar la presencia de artistas italianos como Jacopo da Trezzo, Pompeo Leoni o Rutilio Gacci que trabajaron en España. Martínez de Aguilar, ayer en la presentación de la muestra de Farocki cuanto quiero saber el estado de la obra para recuperarla, y veo que no hay manera de acceder a ella, al descubrir la gravedad de los hechos los denuncio al Ministerio. Los hechos hablan por sí mismos. Cómo se puede concebir un montaje de esta envergadura. Desde que empezamos a vislumbrar la situación hicimos nuestra propia investigación y a preguntarnos cuándo, cómo, por qué EFE El culpable tiene nombre y apellidos Martínez de Aguilar reconoce que no habló de los hechos con los anteriores directores del Reina Sofía: Me parecía que todo era muy delicado, y había que tratar el tema con sigilo y cuidado para no dañar a nadie. No sé si el Ministerio o la policía han hablado con ellos Lo que sí quiere dejar claro la directora del CARS es que independientemente de las responsabilidades que sean, y donde sean, lo que hay es un hecho delictivo cometido fuera. El depositario tiene una responsabilidad porque recibe una obra del Estado español, que es patrimonio español y no dice dónde está, no quiere dar pistas. Hay varias posibles responsabilidades que ya se dilucidarán, pero realmente hay un delito contra el patrimonio español. Y tiene nombres y apellidos el culpable No sabemos dónde está la obra Martínez de Aguilar confirmó que el caso no sólo está en manos de la policía, sino también de la justicia, pues el propio Ministerio de Cultura denunció ante el juez los hechos: Está en manos del juez en estos momentos y se ha pedido a la abogacía del Estado que se persone. Nosotros no sabemos detalles en este momento ni tenemos datos concretos del paradero de la obra. Todo son especulaciones Preguntada sobre las declaraciones que anteriores directores del museo manifestaron a ABC sobre este caso, subraya que le extrañó que dijera María Corral que lo único que he hecho ha sido hablar mal de los anteriores directores. No lo he hecho nunca. He tenido respeto y cuidado. Públicamente he manifestado el reconocimiento de la labor de cada uno de ellos, de cómo se han ido enriqueciendo las colecciones... Respecto a las declaraciones de María Corral, en las que dijo que todo esto me suena a montaje comenta: Lo único que puedo decir es que en Alarma en Londres: vigésimo robo de una escultura en los últimos seis meses EMILI J. BLASCO CORRESPONSAL LONDRES. Una banda podría estar actuando en Londres y sus alrededores para robar esculturas de bronce, principalmente expuestas al aire libre, con el fin de fundir su material y luego venderlo. La policía ha registrado ya veinte robos de estas mismas características en los últimos seis meses. La última sustracción ha sido la de una obra valorada en casi 900.000 euros, que en la noche del pasado día 10 desapareció del campus de la Roehampton University, al sureste de la capital británica. El grupo escultórico de Lynn Chadwick, titulado The Watchers se compone de tres figuras separadas de más de dos metros de altura cada una. Según la unidad de Scotland Yard para robos de obras de arte, para remover la escultura de bronce de Chadwick hicieron falta al menos ocho personas. La gente que perpetra estas acciones no tiene consideración ni respecto por el valor de los objetos que roban, sino lo que buscan es sacar beneficio del material del que están hechas las esculturas indicó el sargento Vernon Rapley. Rastrean los talleres de fundición Las investigaciones andan detrás de un posible banda, después de que el 15 de diciembre se produjera el sorpren- dente robo de un gran bronce del escultor Henry Moore, sustraído de su casa- museo mediante una grúa. La escultura, que pesaba 2.100 kilos, fue creada en 1969- 70 y estaba valorada en 4,5 millones de euros. Se calcula que el precio del metal obtenido tras su fundición podría alcanzar unos 7.000 euros. La Fundación Henry Moore ha ofrecido una sustancial recompensa por cualquier información que permita la recuperación de la pieza. A pesar de que la policía ha rastreado algunos talleres de fundición, no ha encontrado ningún rastro de la obra de Moore, ni de ninguna otra de las piezas robadas. The Watchers forma parte de una serie de tres creaciones similares del británico Lynn Chadwick, fallecido en 2003 y ganador en 1956 del premio Internacional de Escultura de la Bienal de Venecia. Las otras dos se encuentran en la ciudad inglesa de Loughborough y en Dinamarca.