Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 25 1 2006 61 Cultura y espectáculos Momento de la vista pública que se celebró ayer en la Audiencia Nacional para decidir el futuro de los papeles del Archivo de Salamanca POOL José María Benavente Letrado del Ayto. de Salamanca Hay muchos documentos de las 500 cajas que han salido del Archivo que no pertenecen a la Generalitat de Cataluña Manuel Pacheco Abogado el Estado No hay ningún peligro de que los documentos sean destruidos. La medida carece de fundamento y tiene que ser levantada Miguel Ángel Jaramillo Director del Archivo de la Guerra Civil Creo que la fragmentación del orden documental del Archivo es un error y tengo serias dudas de que todos sean de la Generalitat Carlos Travesí Dtor. del Archivo de Castilla y León Para tener la certeza absoluta de la titularidad de los papeles sería necesaria una revisión exhaustiva, documento por documento La Audiencia ultima su decisión sobre los papeles de Salamanca tras una tensa vista El abogado del Estado intentó acorralar a los testigos cuando dudaron de la titularidad de los legajos de lo Contencioso tiene un plazo de cinco días para disponer sobre el bloqueo, aunque todo apunta a que podría notificar hoy su decisión N. VILLANUEVA MADRID. El destino de las 500 cajas con documentos que la semana pasada salieron del Archivo General de la Guerra Civil rumbo a Barcelona- -y que hoy siguen almacenados en el Ministerio de Cultura- -sigue en manos de la Audiencia Nacional. Tras una vista, vehemente y tensa, en la que las partes expusieron ayer sus alegaciones ante la Sección Séptima de lo Contencioso Administrativo de este tribunal, los magistrados disponen de cinco días para decidir si mantienen la suspensión cautelar del traslado de los papeles a Cataluña. Todo parece indicar que la Sala no agotará este plazo y que pese a que hoy continuarán deliberando, la resolución podría ser inminente, según fuentes jurídicas. La paralización del traslado, acordada el pasado viernes con carácter de urb La Sección Séptima gencia tras el recurso presentado por el Ayuntamiento de Salamanca, fue solicitada de nuevo ayer por el letrado del Consistorio salmantino, José María Benavente, quien apeló a la legitimación activa de la administración local para insistir en que la salida de las 500 cajas no se ha ajustado a la ley La representación legal del Ayuntamiento sostiene que en ellas hay papeles, como cartillas de racionamiento o carnés de identidad y de conducir, que nunca han pertenecido a la Generalitat de Cataluña. Esta tesis fue avalada ayer por el director general del Archivo de la Guerra Civil (funcionario del Ministerio de Cultura) Miguel Ángel Jaramillo, y por el director del Archivo General de Castilla y León, Carlos Travesí. Ambos, que acudieron a la vista en calidad de testigos, fueron sometidos a un hostil interrogatorio por parte del abogado del Estado, Manuel Pacheco, quien fue llamado al orden por el trato dispensado a ambos funcionarios. Como era previsible, otro de los argumentos esgrimidos por el letrado del Ayuntamiento de Salamanca se basó en el incumplimiento del procedi- miento administrativo durante el traslado de los documentos, y en este sentido Benavente aseguró que el pleno del Patronato del Archivo de la Guerra Civil estaba obligado legalmente a emitir un informe sobre la propuesta de salida de fondos, algo que no se hizo. Además, denunció que en el Archivo no se han dejado copias de los documentos restituidos a la Generalitat ni se ha acreditado el interés legítimo de los titulares de algunos de los legajos. Perjuicio al interés público Por último, el letrado sostuvo que el mantenimiento de la medida cautelar de paralización no causa ningún perjuicio al interés público- -como mantiene el representante del Estado- y además pidió ampliarla en el sentido de que las cajas sean restituidas a Salamanca mientras se analiza qué documentos pertenecen a la Generalitat y cuáles a particulares, lo que en estos momentos parece ser la clave de la cuestión. El abogado del Estado, por su parte, rebatió los argumentos del Ayuntamiento de Salamanca defendiendo la legalidad en el traslado de los docu- mentos. Si de algo ha pecado la Administración es de una excesiva escrupulosidad llegó a decir Pacheco. Además, cuestionó la legitimidad del Consistorio salmantino para pedir la paralización del traslado, aunque sí reconoció que puede existir una confusión en la titularidad de algunos de los documentos que albergan las 500 cajas que ya no duermen en Salamanca. Aun en el supuesto de que esto fuera así, dijo, y que realmente no todos los documentos pertenezcan a la Generalitat, no habría ningún problema en que volvieran al Archivo en un futuro, pues van a ser entregados a otra administración pública (la Generalitat) de cuya buena fe no hay razón para dudar. Uno de los momentos más tensos de la vista se vivió en el interrogatorio del abogado del Estado al director general del Archivo, Miguel Ángel Jaramillo. Después de que este testigo confesara que alberga serias dudas sobre la pertenencia a la Generalitat de algunos de los documentos y asegurara que no le dejaron estar presente en la retirada de las cajas, calificó de error la (Pasa a la página siguiente)