Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
30 Internacional ELECCIONES LEGISLATIVAS EN PALESTINA MIÉRCOLES 25 1 2006 ABC EL SER O NO SER DE HAMÁS EN LAS URNAS IGNACIO ÁLVAREZ- OSSORIO. Profesor de la Universidad de Alicante H amás puede hoy, si se confirman los pronósticos en las elecciones legislativas, recoger la cosecha plantada en 1988. Ese año los Hermanos Musulmanes de Palestina crearon el Movimiento de Resistencia Islámico (Hamás, en sus siglas en árabe) con el doble objetivo de reislamizar a la sociedad palestina y combatir la ocupación israelí. En las dos últimas décadas, la formación islamista ha conseguido multiplicar el número de sus seguidores debido a la labor de sus organizaciones benéficas y caritativas, pero también a su estrategia de sólo hablan las bombas Pese a lo que pudiera parecer, Hamás es todo menos una organización monolítica y en ella coexisten diferentes sensibilidades. Tras la desaparición de sus principales líderes como resultado de la política de asesinatos selectivos israelí, el sector más pragmático, partidario de la incorporación en el juego político, parece haberse impuesto al sector más radical, que apostaba por desencadenar una nueva Intifada. Esta decisión evidencia que la organización islamista ha comprendido que es su propia supervivencia la que está en juego. Al igual que el final de la Guerra Fría obligó a Fatah, el partido de Arafat, a modular su discurso renunciando a la lucha armada y aceptando la existencia de Israel, Hamás podría estar valorando la oportunidad de dar un paso en la misma dirección ante la guerra sin cuartel desencadenada por la Administración Bush contra el terrorismo yihadista. Hay quien piensa que un buen resultado de Hamás en los comicios de hoy podría apartarla de las armas y acelerar su abandono del terrorismo. De hecho su programa electoral presenta una importante novedad, ya que no aboga por la destrucción de Israel, como sí reclama su carta fundacional. El propio presidente israelí, Moshe Katsav, reconoció en la entrevista exclusiva concedida a ABC el pasado 16 de enero que si Hamás proclama el derecho a existir de Israel (como hicieron en su día Arafat o Abbas) y renuncia a cualquier acto de violencia, Israel negociaría con Hamás De esta manera podría abrirse también un canal de diálogo con la Unión Europea y los Estados Unidos a pesar de que la organización islamista figu- Mahmud Abbas REUTERS Líderes de Hamás son percibidos como humildes y honestos frente a los de Fatah, a los que se considera ineficaces y corruptos ra en la lista terrorista de ambos. La incorporación de Hamás al juego político servirá, por una parte, para normalizar la convulsa escena palestina y, por otra parte, para conocer los apoyos reales con los que cuenta cada formación. Es notorio que, en el curso de la última década, Hamás ha ido ganando terreno y desplazando a Fatah al presentarse como la única depositaria de los valores nacionales palestinos, todo ello en un momento en el cual la negociación con Israel exigía la presentación de importantes concesiones. Si con su intervención en el proceso de paz Fatah ganó legitimidad en la escena internacional, el rechazo de Hamás a las negociaciones le brindó el apoyo de importantes sectores de la sociedad palestina. El fracaso del Proceso de Oslo y la corrupción de la Autoridad Palestina explica que, tal y como señalan diferentes encuestas, hoy en día los líderes de Hamás sean percibidos como humildes y honestos frente a los de Fatah, a los que se considera ineficaces y corruptos No ha de extrañarnos, por consiguiente, que Hamás intente convertir las elecciones en un referéndum sobre el proceso de paz para, así, torpedear la línea de flotación de Fatah que, con toda probabilidad, sufrirá un importante voto de castigo debido a su fracaso en la gestión de la Autoridad Palestina y al nulo avance en la construcción de un Estado independiente y viable registrado en la última década.