Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 25 1 2006 27 El partido conservador de Canadá tendrá que pactar con los independentistas para gobernar Los integristas de Hamás amenazan la hegemonía de Al Fatah en las elecciones palestinas de hoy Agujero negro jurídico Amnistía Internacional denuncia a Estados Unidos Un ejercicio incontrolado del poder es lo que resume la actuación de la Administración norteamericana en la cárcel de Guantánamo, en opinión de Amnistía Internacional, que denuncia que cientos de personas de unas 35 nacionalidades continúan recluidas en un agujero negro jurídico sin acceso en muchos casos a un tribunal Señala a este respecto que, aunque el Tribunal Supremo de EE. UU. determinó que los tribunales estadounidenses tenían competencia para examinar las apelaciones de los detenidos la Administración de Estados Unidos ha conseguido que ni una sola de esas personas tuviera derecho a una revisión judicial de la legalidad de su detención nizados por la Administración Bush. En la actualidad, una decena de estos detenidos han sido acusados de diversos delitos no merecedores de la pena de muerte. Juicios que no han prosperado, al verse sometidos a diversas litigaciones sobre su legalidad. El Consejo de Europa afirma que los gobiernos conocían los vuelos de la CIA Frattini pide a los miembros de la UE que colaboren en la investigación b Las conclusiones provisionales del informe dicen que no se han podido encontrar pruebas de la existencia de centros ilegales de detención ENRIQUE SERBETO. CORRESPONSAL BRUSELAS. El primer informe provisional del Consejo de Europa sobre las actividades de los servicios secretos norteamericanos en el Viejo Continente afirma que es poco probable que los gobiernos no estuvieran al corriente de lo que estaban haciendo los aviones de la CIA, que trasladaban e iban a recoger a sospechosos de actividades terroristas entre distintos puntos de Europa, EE. UU. el Norte de África, Irak y Afganistán. El relator del informe, el fiscal suizo Dick Marty, presentó ayer su trabajo y el responsable de Interior de la Comisión Europea, Franco Frattini, dijo que había observado información relevante y novedosa en el documento, todavía parcial, y pidió a todos los países de la UE y los que vayan a serlo que cooperen plenamente en la investigación. En estos momentos, además de la gestión del Consejo de Europa (que agrupa también a países que no son miembros de la UE) se ha formado también una comisión temporal en el Parlamento Europeo para investigar Dick Marty, autor del informe del Consejo de Europa, se dirigía ayer a la prensa AFP lo sucedido. Por si acaso, Frattini dijo que, para no inmiscuirse en estos procesos paralelos, se abstendrá de sacar concusiones personales sobre el estado de esas averiguaciones, ni sobre casos específicos que aparecen entre tanto, como las acusaciones de que existieron prisiones secretas en ciertos países europeos. Esto es algo que ningún gobierno de los señalados ha admitido y de lo cual el mismo informe considera que no hay pruebas formales sobre ello Por lo que se refiere a las autoridades europeas, el comisario aseguró que tanto Eurocontrol (que se ocupa del seguimiento del tráfico aéreo) como la Agencia Europea de Satélites ya han enviado a Marty la información que requirió. La privacidad como excusa Como parte de este intenso pulso judicial, un magistrado federal de Nueva York ordenó al Departamento de Defensa la publicación de todos los nombres y nacionalidades de los cientos de prisioneros retenidos en Guantánamo. Decisión que supone un rechazo a los argumentos de la Administración Bush, que insiste en que divulgar la identidad de estos combatientes ilegales es una violación de su privacidad que les dejaría expuestos a venganzas terroristas. La sentencia del juez Rakoff se produjo por una querella interpuesta por la agencia AP, que bajo las prerrogativas del Acta de Libertad de Información aspiraba a tener acceso a las trascripciones de los procedimientos judiciales en la esfera militar para determinar si los retenidos en Guantánamo estaban debidamente clasificados como combatientes ilegales Información facilitada con todos los nombres pertinentes tachados. Continúa la tensión El informe del Consejo de Europa sigue manteniendo la tensión sobre un caso que la secretaria de Estado norteamericana, Condoleezza Rice, creía haber resuelto con los aliados de la OTAN a finales del año pasado. De hecho, ningún gobierno ha atacado a Estados Unidos por ello, y en este nivel político el asunto podría muy bien haberse dado por resuelto. Sin embargo, las conclusiones de Marty, que serán definitivas a mediados de marzo, no permiten a nadie ser neutral. Es muy improbable que los Gobiernos europeos, o al menos sus servicios de información, no hayan estado al corriente de las actividades de detención y transporte de más de un centenar de personas Con esa frase de por medio, los gobiernos pueden pensar que acabarán también siendo señalados. Pero por ahora la actitud generalizada se corresponde con la que expresó ayer el ministro español de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, que visitaba oficialmente el Parlamento Europeo: Yo fui el primero de entre mis colegas que acudí al Parlamento a dar explicaciones, porque el Gobierno español no tiene nada que ocultar y en nuestro país hay además una investigación judicial que apoyamos Amnistía Internacional también había pedido explicaciones este lunes al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, sobre las actividades de la CIA en España. 11- S dada a conocer por el Pentágono- -aspira a afrontar los principales retos para la seguridad del gigante americano durante los próximos veinte años. Las prioridades conocidas se centran en cuatro frentes: derrotar el extremismo terrorista; defensa del territorio; influenciar a naciones como China, que se encuentran en una encrucijada estratégica de su papel mundial, y prevenir a países hostiles u otras entidades contra la adquisición de armas nucleares, biológicas o químicas. Se esperan mayores recursos no tanto para hacer frente a retos militares convencionales, sino más bien para responder a amenazas irregulares, como bioterrorismo o ciberataques.