Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 25 1 2006 Nacional 25 El sistema anti pateras de Gran Canaria, en reparación seis meses después de instalarse La carencia de medios provoca que las barquillas se detecten ya en tierra b El elemento que no está operativo es la cámara de infrarrojos, que permite confirmar la presencia de las barquillas una vez han sido detectadas por el radar móvil ERENA CALVO LAS PALMAS. El único radar móvil con que cuenta la isla de Gran Canaria no funciona al cien por cien hace ya más de tres meses relataban ayer a ABC fuentes del Cuerpo de la Guardia Civil en la provincia de Las Palmas. El elemento que no está actualmente operativo es la cámara de infrarrojos, que permite tanto la visión nocturna, como la diurna. Con la información que suministra la cámara, mediante unas coordenadas, se puede confirmar la presencia de la embarcación previamente detectada por el radar e identificarla a cinco kilómetros de distancia, con lo que se reducen las falsas alarmas La empresa Tecosa- -Telecomunicación, Electrónica y Conmutación, S. A, encargada de la producción de esta tecnología, envió en octubre la cámara a una compañía de Estados Unidos para solucionar la avería Es increíble que el sistema sólo haya estado operativo realmente durante seis meses explican las mismas fuentes, ya que este sistema móvil se instaló en la isla redonda en mayo de 2005. El problema se agrava si se tiene en consideración que desde la instalación del SIVE fijo en Fuerteventura en el año 2003 las mafias de la inmigración han dirigido sus esfuerzos en concentrar la llegada de las pateras en otras islas del Archipiélago, en especial Gran Canaria y Tenerife, donde se multiplicó por tres y por seis, respectivamente, en 2005, acercando las cifras de la primera isla a las de sus vecinas orientales. do. Con una inversión de 190 millones de euros, su firma llegó quince meses después de lo que estaba previsto, y fue una de las mayores reivindicaciones de la popular Águeda Montelongo durante su gestión en la Consejería de Asuntos Sociales. Más carencias en los alrededores, o bien ya todas en tierra Además, mientras que en la isla de Lanzarote la Patrulla Fiscal, encargada de las operaciones de vigilancia y salvamento, cuenta con quince agentes, en Gran Canaria hay sólo dos, que han tenido que ser reforzados con cinco guardias más de seguridad ciudadana Aunque en la isla conejera están dotados con más medios- -dos cámaras térmicas portátiles, un furgón con cámara térmica y un camión con radar y cámara- también se reproducen algunas carencias La instalación de algunos de estos medios ya se recogía en el Plan de Inmigración Canarias- EstaSin embargo no fue ella, sino Marisa Zamora, titular del departamento desde la salida del Partido Popular del Ejecutivo canario, quien vio cómo se materializaba el documento entre el jefe del Gobierno regional, Adán Martín, y el ministro de Asuntos Sociales, Jesús Caldera, el 27 de junio. Tras más de medio año en vigor, sus avances todavía han sido muy tímidos; sirva como ejemplo de ello que el servicio de asistencia a pie de playa en Gran Canaria y Lanzarote todavía está pendiente. La falta de personal obliga a que el SIVE no esté operativo entre las ocho de la mañana y las cuatro de la tarde Varios de los inmigrantes que llegaron ayer en una patera a la Playa de Santiago, en la isla de La Gomera EFE Falta de protección Datos que no han provocado sin embargo un incremento de los medios para vigilar las costas canarias. Si bien Lanzarote podrá disponer de un SIVE fijo en el mes de junio de este año, en Gran Canaria se podría retrasar aún hasta 2007, ya que en estos momentos se está finalizando el pliego de condiciones para llevar a cabo su instalación. La falta de protección no sólo depende en este caso de la carencia de medios materiales, afirman agentes destinados en unidades de Gran Canaria. La falta de personal obliga también a que el SIVE sólo esté operativo unas horas al día quedando sin controlar un espacio de tiempo desde las ocho de la mañana hasta las cuatro de la tarde Todo ello, genera que en la mayoría de los casos las pateras sean detectadas bien por los pescadores que faenan La fachada sobrevive al incendio en el Obispado de La Laguna BERNARDO SAGASTUME SANTA CRUZ. Una vez apagado el fuego, la pregunta a la que se busca más rápida respuesta en estos momentos es cuándo se podrá revertir el devastador efecto de las inclementes llamas y restituir el brillo perdido a la Casa Salazar, como se conoce al edificio, por el nombre de sus antiguos dueños. Los técnicos del Obispado, del Cabildo de Tenerife y del Ayuntamiento de La Laguna se encontraban ayer por la mañana en el edificio, para emitir posteriormente un informe de emergencia, con las actuaciones necesarias en el corto plazo, como demoler algunas de las paredes que están en peligro de derrumbe. Cuando se haya quitado todo el escombro, se verá qué se puede rehabilitar y qué debe construirse desde cero. Aparentemente, la fachada se ha conservado, su piedra está en muy buen estado, lo mismo con las columnas del patio central, que también son de piedra dijo ayer a poco de visitar el lugar del incendio Dulce Xerach Pérez, viceconsejera de Cultura. Por su parte, Sebastián Matías, arquitecto y restaurador que ha hecho ya trabajos en la Casa Salazar, entiende que aunque se trata de una labor considerable, se puede recuperar Como todos los edificios de arquitectura tradicional, hay elementos que se pueden reconstruir y otros que no, como los de madera, que requieren otro tipo de trabajo, pero Matías estima que si hay recursos económicos, se puede recuperar todo, porque se cuenta con artesanos capacitados para la tarea. Entre lo que ya no se podrá recuperar están el valioso mobiliario y las obras de arte que atesoraba el edificio. Supervivientes del incendio de la Iglesia de San Agustín en 1964, pero pasto de las llamas esta vez, se perdieron dos esculturas, una de Santa Mónica y otra de San Agustín, firmadas por el escultor genovés Maragliano, que datan del siglo XVIII. También se quemó la galería de retratos del Obispado Nivariense, entre los que se contaba una obra de José Aguiar sobre el Obispo Pérez Cáceres y otra de Alfredo de Torres Edwards para Fray Albino Menéndez.