Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 25 1 2006 Nacional EL GOBIERNO Y CiU PACTAN EL ESTATUTO LOS PARTIDOS 13 Mariano Rajoy aseguró ayer que el líder de los populares catalanes cuenta, sin duda, con mi pleno apoyo Otras fuentes de la dirección nacional consultadas por este periódico son también poco benevolentes con el dirigente catalán y aseguran que en la misma reunión de maitines Piqué dio su apoyo explícito a la propuesta que sobre referéndum y recurso previo de inconstitucionalidad hizo Rajoy en el desayuno del Fórum Europa de la Nueva Economía. Se trataba de una estrategia ya hablada y pactada desde hace días que se decidió activar el lunes con la anuencia de todos los presentes en la reunión del núcleo duro del partido. No sé lo que busca ni lo que quiere ni para qué ha pedido la reunión comentó otro alto dirigente popular, mientras Rajoy y Piqué permanecían reunidos y los periodistas se amontonaban frente al número 13 de la calle Génova. lán y cuando Rajoy anuncia una serie de iniciativas para intentar pararlo. Se ha puesto en una situación deliberadamente complicada aduce otro miembro destacado de la dirección a la hora de hablar de la postura que ha adoptado Piqué. Tras expresar su convencimiento de que el líder del partido no creo que tenga ningún interés en montar un lío admitió que hay diferencia de matices que no todo el mundo piensa lo mismo sobre la estrategia a seguir, pero que una cosa es eso y otra echar un pulso deliberado como, a su juicio, ha hecho Piqué. Las familias del PP catalán están dispuestas a cerrar filas en torno a Piqué en favor de un partido sólido y unido siempre y cuando relegue a su número dos, Francesc Vendrell Un relevo imposible, una estrategia contra las cuerdas MARÍA ANTONIA PRIETO Principal valedor Es más, hay quien llegó ayer a minimizar la trascendencia que podría tener la salida de Piqué de la presidencia del partido en Cataluña, convencido de que no habría ninguna crisis interna y con la seguridad de que la inmensa mayoría de los militantes de Cataluña suscriben lo de esta mañana en referencia a los anuncios realizados por Rajoy. En todo caso, el presidente nacional del PP siempre ha salido en defensa de su líder regional, del que se ha convertido, al menos hasta ahora, en su principal valedor. Por su parte, el portavoz del PP en el Congreso de los Diputados, Eduardo Zaplana, aseguró ayer que cualquier discrepancia en el seno de una formación política viene mal. Para qué nos vamos a engañar. Hay que reconocerlo y ser tremendamente sincero. Ahora, en nuestra mano está lo que está enfatizó Zaplana a quien no le han faltado ocasiones de enfrentamiento con Piqué, como cuando dijo que él y Acebes representaban el pasado BARCELONA. Cuando en diciembre de 2003 ERC decidió dar su apoyo a un gobierno presidido por el socialista Pasqual Maragall, la dirección del PP en Cataluña creyó ver la solución a todos sus males. La maniobra de CarodRovira, pensaban, marginaba definitivamente a CiU, condenándola al ostracismo y, en consecuencia, a una traumática escisión. Llegado el momento, en otoño de 2007, el PP sólo tendría que alargar la mano para recoger el voto huérfano del nacionalismo moderado, que no se sentiría representado por el PSC ni por ERC. En base a estas conjeturas, la organización liderada por Josep Piqué descuidó a un sector importante de su propio electorado- -antinacionalista y afín a las tesis de la dirección nacional- -para lanzarse a la conquista de otros mundos. Piqué pareció dar con una fórmula, basada en el centrismo, el catalanismo y la moderación, que Mariano Rajoy ha avalado durante los dos últimos años. Si todo salía según lo planeado, Unió rompería con Convergència, se avendría a un entendimiento con el PP y en Cataluña sería posible, al fin, un pacto a la navarra que sacaría a los populares de la marginalidad. El pacto sobre el Estatuto catalán suscrito entre Artur Mas y José Luis Rodríguez Zapatero ha devuelto a CiU el protagonismo perdido y ha desbaratado la estrategia de Piqué, enfrentándole, además, a una buena parte de la dirección nacional de su partido, que califica de acomplejada la actitud del ex ministro. La crisis entre Piqué y la cúpula nacional del PP ha tenido, no obstante, un efecto inesperado. Sectores del PP catalán tradicionalmente enfrentados a Piqué han salido en su defensa, al considerar que, hoy por hoy, no hay relevo posible. Sería lógico que Piqué dimitiera, pero es imprescindible que no lo haga explicaba un destacado dirigente popular, que calificaba de insostenible la situación. Desde algunos sectores del PP catalán se recrimina a Piqué que su defensa del modelo de financiación acordado entre CiU y el PSOE no haya ido acompañada de una dura crítica al texto estatutario. La financiación afecta al bolsillo de los catalanes y el Estatuto afecta a los sentimientos, al modelo de relación y de convivencia que queremos con el resto de España. Piqué debe desvincular los dos asuntos porque, de lo contrario, entramos en contradicción con la estrategia nacional del partido sugería otro miembro del PP catalán. Hasta el ex diputado Josep Curto, que en varias ocasiones ha pedido la dimisión de Piqué, exigió el cese de Acebes, por su discurso mediocre, perverso e indeseable A fuerza de querer competir por el electorado nacionalista- el mensaje catalanista del PP es muy coincidente con el de Maragall y Duran aseguraba Piqué en una entrevista concedida a ABC en noviembre de 2003- el voto no nacionalista se ha quedado sin referentes en Cataluña, según lamentan fuentes consultadas. De ahí, iniciativas como la próxima creación de un partido no nacionalista o la irrupción, en el escenario político, de Aleix Vidal- Quadras, ex presidente del PP en Cataluña, reclamando una vuelta a los orígenes. Dirigentes de las familias del PP catalán se mostraban ayer dispuestos a cerrar filas en torno a Piqué para construir un partido sólido y unido siempre y cuando, como muestra de buena voluntad, éste relegue a su hombre de confianza y número dos, Francesc Vendrell, a quien culpan del caos actual. Ahora mismo, Piqué sólo se deja asesorar por Vendrell y no escucha a nadie más. No existe dirección. Vendrell ejerce de todo Acumulación de desencuentros Lo cierto es que la acumulación de desencuentros protagonizada por el que fuera ministro de Exteriores, de Industria y portavoz del Gobierno con distintos Ejecutivos de José María Aznar, comienza hacer mella entre muchos miembros de la dirección nacional del PP, y no siempre identificados con el sector más férreo del partido. Si ayer había una opinión unánime era la de que Piqué había abierto la caja de los truenos en uno de los peores días para hacerlo justo en el momento en que el Gobierno vende la consecución de un acuerdo para sacar adelante el Estatuto cata- Impuestos: control casi total El texto de la propuesta de financiación que el presidente del Gobierno, Rodríguez Zapatero, pactó con el líder de CiU, Artur Mas, otorga un futuro control casi total de los impuestos al Gobierno de Cataluña, según recoge hoy el diario El País Agencia Tributaria. La gestión de los impuestos cedidos por el Estado a la Generalitat se realizará a través de un Consorcio, que se constituirá en un plazo de dos años, en el que participarán de forma paritaria la Agencia Estatal de Administración Tributaria y la Agencia Tributaria de Cataluña. El Consorcio podrá transformarse en la Administración Tributaria de Cataluña, según recoge el artículo 205.2 del documento pactado. Tributos y solidaridad. Los recursos financieros de los que disponga la Generalitat podrán ajustarse para que el sistema estatal de financiación disponga de los recursos suficientes para garantizar la nivelación y solidaridad a las demás comunidades autónomas, con el fin de que los servicios de educación, sanidad y otros esenciales del Estado del bienestar prestados por los diferentes gobiernos autonómicos puedan alcanzar niveles similares en el conjunto del Estado, siempre y cuando lleven a cabo un esfuerzo fiscal también similar (artículo 208.3) Renta per cápita. El Estado garantizará que la aplicación de los mecanismos de nivelación no altere en ningún caso la posición de Cataluña en la ordenación de rentas per cápita entre las comunidades autónomas ante la nivelación (artículo 208.5) IRPF, IVA e impuestos especiales. El primer proyecto de ley de cesión de impuestos que se apruebe a partir de la entrada en vigor del Estatuto contendrá un porcentaje de cesión del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas del 50 por ciento; sobre el Impuesto del Valor Añadido del 50 por ciento, y sobre los impuestos especiales del 58 por ciento. (Disposición adicional novena- bis)