Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
10 MIÉRCOLES 25 1 2006 ABC Nacional Rajoy reclama que el Estatuto catalán se someta a consulta de todos los españoles Quiere recuperar el recurso previo de inconstitucionalidad para frenar el proyecto b El líder del PP dice que el texto del tripartito es el acontecimiento político más crucial desde la Transición porque debatimos sobre lo que es España CRISTINA DE LA HOZ MADRID. El presidente nacional del PP, Mariano Rajoy, desveló ayer el plan b que su partido ha diseñado para cuando hubiera fumata blanca estatutaria. Aunque está convencido de que todavía quedan muchos capítulos por cerrar del texto y muchas enmiendas transaccionales por debatir en la Comisión Constitucional del Congreso de los Diputados, considera que la última propuesta de Estatuto, pactada entre parte del cuatripartito y el Gobierno, constituye un enorme error sobre el que el conjunto de los ciudadanos españoles, y no sólo los catalanes, tiene derecho a manifestarse. Así, anunció que su partido promoverá una Iniciativa Legislativa Popular (ILP) que, mediante la recogida masiva de firmas, reclamará que se convoque un referéndum para el conjunto del Estado por entender que el Estatuto, aunque algo rebajado, mantiene su pretensión de cambiar el modelo de Estado, aspecto éste que debería, a su juicio, ser sometido a consulta. Voy a pedir a los españoles que demanden intervenir señaló el líder del PP, para quien el nuevo Estatuto catalán constituye el acontecimiento político más crucial, más importante desde la Transición, porque debatimos sobre lo que es España Rajoy vino a comparar el texto catalán con el plan Ibarretxe, con la virtud de que el segundo era más claro, más contundente sobre sus pretensiones territoriales que el promovido por el socialista Pasqual Maragall. Tras asegurar que se consagra subrepticiamente un modelo confederal, apostó por recoger varios millones de firmas de ciudadanos que quieran opinar sobre el modelo territorial de su país y destacó que no pondría objeción en que se celebre al tiempo que el referéndum en Cataluña. Además de esta proposición de ley, el PP también reclamará una reforma de la Ley Orgánica que regula el Tribunal Constitucional, de modo que se reinstaure el recurso previo de inconstitucionalidad. En este sentido, Rajoy reclamó que los ciudadanos catalanes no pueden ser consultados en las urnas antes de que se pronuncie el alto Tribunal sobre la constitucionalidad del texto. No es un pasaporte para la estabilidad de las instituciones comentó el líder del PP sobre el Estatuto, para poner el acento en que aún faltan por cerrar cuestiones como la financiación autonómica, las relaciones laborales o la unidad de mercado. A su juicio, la solución sólo pasa por llegar a un acuerdo con el PP y dijo estar dispuesto a acudir a Moncloa si José Luis Rodríguez Zapatero le reclama. Iniciativa que, en ningún caso, partirá de él. Rajoy y Acebes, a la salida del desayuno en el que anunció su estrategia Modelo letal Rajoy, que realizó estos anuncios durante un desayuno organizado por el Fórum Europa de la Nueva Economía, admitió que le resultaría más fácil callar, pero, muy al contrario, dijo, voy a seguir defendiendo mi posición con buena fe frente a lo que calificó de proceso paulatino de debilitamiento del Estado. Así, afirmó que siendo importante el modelo de financiación autonómica- letal para las Comunidades menos ricas, dijo- destacó como prioritarios la relación bilateral Gobierno- Generalitat, que pretende un diálogo de igual a igual la liquidación de la legislación básica del Estado, el capítulo de derechos y deberes, que ya consagra la norma común que es la Constitución, el intervencionismo económico, la ruptura de la unidad de mercado o las exigencias respecto a la lengua. Interrogado sobre el papel del Rey en este debate, reclamó que el Monarca hace su papel muy bien y con el pleno respaldo de la gran mayoría de la sociedad española Preocupación es el sentir mayoritario que dice percibir entre gente importante que le ha pedido que el PP intente rebajar un texto que, según le confesó Zapatero, no se leía nadie y era un problema entre políticos Volver al texto de 1979 Rajoy insiste: El Gobierno, si quiere, tiene una oferta entregada desde enero y por escrito Rajoy explicó que durante el debate en la Comisión Parlamentaria defenderán que la soberanía corresponde al conjunto del pueblo español apelarán al respeto a la Constitución y a la preservación de la igualdad entre los ciudadanos y también, que se garantice su libertad y se elimine el interven- El PSOE acusa al PP de enfrentar a la gente con un disparate constitucional G. L. A. MADRID. El PSOE opina que la iniciativa anunciada por el PP es un disparate constitucional de primero de carrera que representa la culminación de una estrategia desmesurada y que persigue, como último recurso, agitar y enfrentar a la gente según señaló su portavoz parlamentario, Alfredo Pérez Rubalcaba. Los socialistas se remiten al artículo 87.3 de la Constitución, que establece taxativamente que no procederá el recurso parlamentario que pretende utilizar el Partido Popular en las materias propias de leyes orgánicas, como son los estatutos de autonomía. Además, la ley que regula los refrendos determina que la autorización de su convocatoria es competencia ex- clusiva del Gobierno del Estado. En consecuencia, Rubalcaba censuró al PP que pretenda implicar a los ciudadanos en una iniciativa rotunda y flagrantemente inconstitucional ¿Acaso van a pedir firmas en la calle para algo que es inconstitucional? preguntó el portavoz socialista, quien sostuvo que no hay ni un solo artículo que sea inconstitucional en el texto pactado por el Gobierno con CiU. Agregó que el gran problema de Rajoy es que es impecablemente constitucional la fórmula en que se ha resuelto la denominación de Cataluña y que su iniciativa sorprende más en quien tanto se se abraza a la Constitución