Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
8 Opinión MIÉRCOLES 25 1 2006 ABC LA BURBUJA CARTAS AL DIRECTOR Pueden dirigir sus cartas a ABC: Por correo: C Juan Ignacio Luca de Tena, 7. 28027 Madrid Por fax: 913.203.356. Por correo electrónico: cartas abc. es ABC se reserva el derecho de extractar o reducir los textos de las cartas cuyas dimensiones sobrepasen el espacio destinado a ellas. PIQUÉ Y LOS RIESGOS DE LA PARTITOCRACIA A don José Blanco Quisiera dirigirme a través de su periódico a don José Blanco, portavoz del PSOE, para exponerle lo siguiente: En el lugar en el que vivo no tengo posibilidad de ver ninguna de las televisiones españolas, por lo que las únicas noticias de viva voz que recibo de España me llegan a través de Radio Exterior de España. Y cuál no sería mi sorpresa cuando, hoy, escuchando el noticiario de las 13.00 horas le oigo a usted invitando al señor Acebes a decirle a la cara los puntos en los que el PP no está de acuerdo con el Nuevo Estatuto de Cataluña. Bien, pues sin poder verle la cara, no sabe usted. el tono amenazante que se percibía a través de las ondas. Creo que el Gobierno y el Portavoz del partido que sostiene a éste deben conciliar, no crispar. Y, después de casi dos años gobernando, es hora de que se lo empiecen a creer y dejen de encizañar y de hablar como cuando estaban ustedes en la oposición. Gobiernen respetando las leyes y dejen de enfrentar a los españoles. Y, por favor, no apelen más al engaño por parte del PP. Ya no cuela. Adela Alonso. Monchengladbach (Alemania) P REOCUPADO por la desvirtuación de la democracia parlamentaria en la Italia de la postguerra, provocada por la concentración del poder en los dirigentes de los partidos, José Maranini publicó en 1949 un trabajo titulado Mitos y realidad de la democracia Ahí aparece por primera vez el término partitocracia. Se refería a un sistema político en el que el diputado no escucha al LUIS IGNACIO elector, sino PARADA al partido, y existen sólo los grupos con el mandato imperativo de las cúpulas partidarias En estas circunstancias, añade el autor, el Parlamento es un congreso de partidos en donde el diputado o senador ha de votar no según sus principios y convicciones personales, sino por lo que ordena el partido en que milita El hecho de que algunos politólogos hayan aprovechado esta crítica a los excesos de los partidos políticos para ocultar su escasa inclinación por el sistema democrático no le resta un ápice de cordura a una llamada de atención que hoy resulta válida tanto para el circo electoral americano- -donde un candidato independiente nunca puede superar la maquinaria electoral de los partidos tradicionales, generosamente engrasada con interesadas aportaciones privadas- -como para las democracias europeas, donde la disciplina de voto es la contraprestación que el militante debe asumir a cambio de la inversión que hizo su formación política al incluirle en una lista cerrada y bloqueada. Hoy, ese poder de los partidos puede poner en peligro la división de poderes mediante el control del Legislativo desde el Ejecutivo, del Gobierno desde una mayoría lograda con costosos pactos en asociación con partidos minoritarios, y del Judicial a través del nombramiento de magistrados. Es una degradación de la democracia. Porque cuando a esa disciplina de voto se añade el pensamiento único, ya sea en el Gobierno, ya en la oposición, los intereses de los partidos se ponen por encima de los intereses de los ciudadanos. Así ocurren casos como el de Piqué. Deudas históricas A propósito de la polémica sobre los papeles del Archivo de Salamanca, quisiera sugerirle a la señora Carmen Calvo que a su Ministerio le quedan muchas gestiones que realizar para recuperar todos los archivos y bienes culturales- -pinturas, esculturas, objetos de arte antiguos- que nos han sido arrebatados por unos y otros durante siglos. Por ejemplo, el famoso Oro de Moscú o, sin ir tan lejos, la Espada de Bohadil que debe ser devuelta a Granada. Informaciones de muchos medios de comunicación dan cuenta de las gestiones de devolución y reclamaciones legales de miles de millones depositados en Suiza o de oro, joyas, tesoros, como los que hace días ha devuelto a Italia el Museo Paul Getty. No soy un experto, pero estoy seguro de que muchos tienen lo que nunca ha sido suyo. Todos los países, todos los museos y archivos públicos y privados del mundo han de devolver de inmediato a sus países de origen todas las obras de arte adquiridas ilegal y fraudulentamente, robadas como botín de guerra. Eso lo dicen todos los comités de expertos del mundo Estoy seguro de que, con la cultura que tiene la ministra, ella sabrá mejor que yo la cantidad de cosas que tienen que devolver unos y otros. Por ejemplo, a Baza, para siempre, su Dama. A Elche, lo mismo. Creo que tendría que crear en su Ministerio un cuerpo de inspectores de devoluciones En concreto, yo pido que la autoridad legal competente solicite, exija al British Museum la devolución de los Sermones manuscritos en el 667 por San Ildefonso (cuyo santo se celebra hoy, 23 de enero) sobre la Virgen María, que se guardaban en el Monasterio de Silos y se los llevó el Duque de Wellintong, que deben de ser interesantísimos. Claro está, que en pura equidad, el Archivo de Indias de Sevilla tendría que devolver una pila de cosas... a Evo Morales. Enrique Palacios Entrena. Granada. ña disponer una mayor gestión financiera de sus impuestos, lo que significa que las comunidades menos ricas van a disponer de menos dinero para hacer carreteras, construir colegios y hospitales. Y lo increíble de todo, es que al resto de españoles nos dice el Gobierno que vamos a salir todos beneficiados con esta aprobación. España está de saldo, ¿a qué precio la está vendiendo Zapatero a los nacionalismos? ¿dónde están ahora Bono, Chaves, Ibarra, Guerra... etc para defender lo poco que queda de español en el partido socialista? Francisco Peña Ardid. Zaragoza. Preámbulo del Estatuto Como catalán, me siento absolutamente menospreciado por el preámbulo del nuevo Estatuto acordado por Zapatero y Artur Mas. ¿Qué es eso de que el Parlamento de Cataluña ha recogido el sentimiento y la voluntad de los ciudadanos al definir a Cataluña como nación? A mí nadie me ha preguntado, y mi sentimiento y mi voluntad distan mucho de la de la amplia mayoría del Parlamento catalán. Es más, tengo el pleno convencimiento de que en temas identitarios las fuerzas políticas catalanas no representan a la ciudadanía. Sólo hay que recordar las encuestas publicadas en nuestra Comunidad en los últimos años. Las cifras de catalanes que entienden que Cataluña es una nación están a años luz de ese cacareado 90 por ciento del Parlamento de Cataluña. Es puro sofisma equiparar automáticamente el sentir del pueblo en este y otros asuntos con la aritmética parlamentaria. David Miranda Riera. Barcelona. Todo mi apoyo He leído la carta de don Roberto Fernández, capitán de Infantería, publicada el pasado día 19 en este periódico, y no puedo manifestarle más que mi total apoyo a sus ideas, y desear que al Consejo de Ministros no se le ocurra aplicar de nuevo la excavadora y eliminar de su puesto a otra persona que, además de decir verdades como puños, se las han enseñado todas en la Academia Militar, y creo que el programa no ha debido cambiar mucho. Yo dejé la política en los primeros años de la democracia en España, pues es una actividad llena de egoísmos y ganas de trepar sin parar en los medios utilizados; y tampoco hice el servicio militar, porque al ser diabético me declararon exento del mismo. Pero esto no significa que desconozca ni una ni otra cosa, pues creo que mis dos apellidos hablan por sí solos. Estoy seguro que hay muchas más adhesiones que la mía a su carta, y espero que haya muchas más en el Ejército, pues desde luego estamos asistiendo a una España de pandereta, donde no hay rumbo y sí chalaneo para ver qué se puede sacar del de enfrente, para ir tirando y mantenerse en el cargo. Espero que Bono y sus compañeros, incluido Zapatero, empiecen a darse cuenta que el río está empezando a sonar, y cuando el río suena... Enhorabuena, mi capitán. Fernando Satústregui Silvela. Madrid. Lo que queda de España Zapatero y los partidos nacionalistas catalanes se reparten las riquezas de España sin tener en cuenta al resto de españoles. Sobre la mesa está la estabilidad de un Gobierno para acabar la legislatura y el silencio nacionalista catalán durante dos años. Todo esto gracias a la firma de un Estatuto que permitirá a Catalu- Sí al referéndum Me uno plenamente al PP en su idea de convocar un referéndum antes de la aprobación del Estatuto catalán. No me gustan los bloqueos a los productos catalanes ni los rechazos a su ciudadanía que no es culpable del desvarío de los políticos. Siento a Cataluña tan mía como Madrid y creo tengo derecho a opinar sobre su futuro y el de toda España. Carmen Jáudenes. Cataluña.