Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 24 1 2006 45 El PP pide a Narbona que explique la destitución del presidente de la Confederación del Guadiana La primera encíclica de Benedicto XVI enseña que el amor erótico forma parte del amor cristiano mía de las universidades Pompeu Fabra y Politécnica de Cartagena, autor del estudio auspiciado por el CNPT. El viernes, el Consejo de Ministros modificó los tipos impositivos del Impuesto sobre las Labores del Tabaco por segunda vez en cuatro meses, en esta ocasión por motivos sanitarios y no recaudatorios según los dos vicepresidentes. Con el cambio aumentó la fiscalidad, que si es trasladada por los fabricantes a los consumidores llevará a un aumento del precio del tabaco barato en un 20 y un 10 el más caro. Es decir, la cajetilla de un euro pasaría a 1,23; marcas medias como Fortuna o Ducados negro, de 2,25 a 2,54; y las caras, como Marlboro, de 2,75 a 3,06. Sin embargo, para que la cajetilla más barata fuera superior a 2 euros- -y sin el concurso del impuesto especial mínimo- -haría falta mantener el tipo ad valorem en el 55,95 pero elevar el específico de 6,20 euros por cada mil cigarrillos (el Gobierno lo incrementó dos puntos) a 15,35 euros. En Europa hay dos ejemplos de países que sin la intervención del impuesto especial mínimo han logrado acabar con el tabaco barato. Son Irlanda y Reino Unido, que han fijado el importe específico en 133,39 y 148,19 euros, respectivamente, frente a los 6,20 de España. Con estas cifras es imposible vender tabaco por debajo de 4,5 euros. Espacio para clientes fumadores de un estanco, donde la ley prohíbe fumar, en el centro de Bilbao El profesor de la Pompeu Fabra y Politécnica de Cartagena señala que este impuesto especial mínimo tendría que aplicarse a corto plazo a todas las marcas con precios inferiores a la categoría de precio más popular Fortuna Esta norma crearía los incentivos necesarios para eliminar la preocupante cola de marcas baratas que actualmente inunda el mercado en España Esta propuesta de reforma se complementa con la supervisión de los cambios en el mercado de cigarrillos con vistas a ajustar periódicamente las tasas para adecuarlas a la inflación o a cualquier otro evento que pueda propiciar la comercialización de cigarrillos a precios tan baratos como los actuales MAITE BARTOLOMÉ Propuesta para modificar la fiscalidad Por eso, los precios siguen siendo bajos en España pese a la subida del viernes, al menos si se toman como referentes los de los once países de la UE que aplican el impuesto especial mínimo, al que se suman tipos impositivos muy diferentes a los españoles. En opinión de López Nicolás, el impuesto especial mínimo es una opción sobre todo útil para los países que, como España, han optado por una tasa baja para el componente específico. En tales países, aunque la tasa ad valorem sea alta, los fabricantes pueden comercializar marcas a bajo precio imponiendo un precio de fábrica reducido Un estanco de Bilbao crea un espacio al aire libre de encuentro para clientes y paseantes, con taburetes y cenicero, donde se improvisan tertulias El oasis de los fumadores JULIÁN MÉNDEZ otros, y durante el proceso de combustión se forman productos farmacológicamente activos o tóxicos. Un buen ejemplo lo constituye el glicerol, que es transformado en acroleína y propileno, sustancias ciliotóxicas que causan la típica tos del fumador pasivo. El acetaldehido es un cancerígeno que se forma con la combustión de los azúcares añadidos al tabaco. Algunos legisladores asumen falsamente que los aditivos ayudan a que los consumidores acepten más fácilmente los cigarrillos bajos en alquitrán y que por lo tanto se reduce el riesgo para la salud. Estos cigarrillos tiene el filtro perforado para diluir el aire inhalado. Sin embargo, los fumadores aprenden pronto a tapar estos agujeros con sus dedos para regular la dosis de nicotina o conseguir inhalaciones más profundas. Los cigarrillos americanos modernos tienen un 10 de aditivos (calculados en relación al peso) principalmen- te en forma de azúcar, agentes aromáticos y humectantes. Contienen otros aditivos que modifican los efectos de la nicotina y hacen que el humo de la corriente principal (inhalado) y de la corriente secundaria (evaporado) parezca más agradable y menos dañino. En este contexto, conviene recordar que el humo de la corriente secundaria contiene niveles más altos de sustancias tóxicas que la corriente principal. Sin embargo, incluso sin aditivos cualquier producto vegetal cuyo consumo implique combustión produce invariablemente monóxido de carbono, muy tóxico para el sistema cardiovascular, y benzopirenos cancerígenos. Por lo tanto, aunque los fumadores merecen mejor información acerca de los productos que consumen, no deben olvidar que incluso sin aditivos el tabaco seguiría siendo esencialmente un producto adictivo y cancerígeno. BILBAO. Leonor Elósegui, una mujer con toda la edad del mundo y el pelo teñido del color de las calabazas brillantes, fuma su purito en la entrada del estanco que regenta Maribel González, en el centro de Bilbao. Leonor se cubre las delgadas piernas con una camiseta negra en la que se puede leer el viejo lema libertario Prohibido prohibir Este rincón, formado por dos taburetes y un cenicero con el rótulo Espacio del fumador se ha convertido en un remanso de calma para los sujetos más perseguidos y malmirados de las últimas semanas, un oasis nicótico en mitad del asfalto, un remanso con olor a ceniza y humo frío. Fumo desde los 14 años, y no me pregunte la edad... He salido a dar una vuelta y, como todos los días, me he plantado aquí a fumar mi purito para protestar por esta ley hipócrita. Deberían preocuparse más por los que escupen, por los que mean en el suelo, por los que prohíben los condones. Soy como Mafalda se sonríe. La gente se para a mirarla. A su espalda, detrás del escaparate, una gigantesca esquela avisa de que fumar puede matar si antes no lo hace... los cantantes de OT, los chicos de la OTA, las rebajas de este mes, de Chiquito los chistes, las declaraciones de la Esteban, los resultados del Athletic y la Real La estanquera de Urquijo dice que, en los bancos, se juntan repartidores, empleados de banca, funcionarios y paseantes que han decidido dejar de fumar solos y fundan allí pequeñas y aceleradas tertulias, limitadas a la duración de un pitillo y poco más. Son gente que nos apoya y que se divierte dice Maribel González. Los que salen del puesto de trabajo se vienen aquí. Se juntan unos con otros, se sienten unidos, ajenos a la discriminación que parece perseguirnos subraya. Es todo tan ridículo... Tengo que prohibir a mis clientes que fumen en el estanco. Yo misma no puedo catar en mi local los puros que tengo para vender. Pero lo mismo les pasa a los catadores de empresas como Swedish Match y Altadis protesta. En el rincón, Amparo Porto y Nerea Sáez de Buruaga aspiran el humo. Es un sitio muy coqueto, ameno, divertido, diferente ríe Amparo. Mi jefe, que es fumador, me deja salir a echar un pitillo. El rincón está bien y estará mejor en verano. Fumas en compañía y sentadita; no de pie, como si fueras un delincuente. Creo que esta ley se les ha ido de las manos dice Nerea, empleada del restaurante Alberdi.