Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
28 Internacional MARTES 24 1 2006 ABC Merkel y Chirac exhiben con suma cortesía sus distintas posturas sobre el futuro de Europa La canciller recentra las relaciones con París en un tono verbal flexible pero implacable b La canciller alemana intentó restar importancia a la amenaza de Jacques Chirac de utilizar el arma nuclear para disuadir a Estados terroristas JUAN PEDRO QUIÑONERO. CORRESPONSAL PARÍS. Por vez primera en varias décadas, Francia y Alemania tienen posiciones distintas sobre el futuro de la arquitectura institucional de Europa. Y la primera cumbre informal entre Angela Merkel y Jacques Chirac no permitió ayer resolver ese problema de fondo. La canciller alemana intentó restar importancia a la amenaza francesa de utilizar el arma nuclear para disuadir a Estados terroristas, pero rechazó por completo las peticiones del presidente galo en un tema tan trivial como el Impuesto del valor añadido (IVA) para la restauración. Tras leer la cartilla a Putin, la semana pasada, en materia de derechos humanos y libertades, en Rusia, Angela Merkel recentró ayer las relaciones franco- alemanas, en un tono verbal muy flexible, pero implacable en el fondo, sin hacer ninguna concesión importante. A primeros de año, el presidente Chirac presentó como una iniciativa audaz su repesca personal del viejo proyecto francés de grupos pioneros dentro de la UE, rebautizado como Europa de los proyectos La Merkel no quiere saber nada de pioneros europeos y recuerda que desea asociar a Polonia a las grandes iniciativas que, en otro tiempo, tomaban en solitario Pa- Merkel y Chirac observan unas estautillas en el Palacio de Versalles rís y Berlín. Chirac y Merkel no tienen ideas comunes en materia institucional europea. La canciller está preparando la próxima presidencia alemana de la UE, mientras que el presidente francés se ha quedado olímpicamente solo en la escena europea. EPA Estrecha cooperación Rechazada la petición francesa en materia de fiscal (IVA) imposible el acuerdo en materia institucional europea, Merkel y Chirac consagraron lo esencial de su encuentro y cena de trabajo de ayer a intentar difuminar tales desencuentros insistiendo los puntos de vistas comunes en la escena interna- cional. El presidente francés insistió prolijamente en la comunidad de puntos de vista europeos ante Irán. La canciller subrayó que la estrecha cooperación con Washington, en ese terreno. La dimensión diplomática de la crisis energética del gas ruso fue hábilmente maquillada, lanzando un llamamiento a la necesidad de una política energética común, europea. Tras los espectaculares anuncios, en materia de estrategia nuclear, el presidente Chirac, que han sido criticados severamente en Berlín, a la izquierda y la derecha, hizo grandes esfuerzos para restar importancia a sus declaraciones de la semana pasada.