Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 24 1 2006 Nacional EL GOBIERNO Y CIU PACTAN EL ESTATUTO EL NUEVO ESCENARIO POLÍTICO 15 Duran logra sacar la eutanasia y el aborto del proyecto G. L. A. M. M. MADRID. Las referencias que abren la puerta a la eutanasia y el aborto libre desaparecerán del texto del nuevo Estatuto de Cataluña, como concesión a Josep Antoni Duran Lleida, de ideología democristiana. Aunque no lo explicitó, el líder de UDC anunció ayer que el pacto de CiU con Zapatero incluye sacar del Título I algunos artículos que no aportan nada y pueden provocar desadhesiones Además, aunque Esquerra repasa sus alianzas ante la incógnita de qué ha ofrecido el PSOE a CiU para lograr su respaldo. No romperá en Cataluña, pero dejará de ser aliado preferente de Zapatero existe acuerdo político al respecto, el propio Duran y Pérez Rubalcaba concretarán en los próximos días algunos flecos técnicos en otras materias. Entre ellas, Duran señaló las competencias en Justicia, el desarrollo jurídico del artículo 150.2 de la Constitución para transferir la gestión de puertos y aeropuertos sin necesidad de un consorcio previo, y el reconocimiento a una presencia específica de Cataluña en la Unesco. Para ERC, los flecos de los que ha hablado Rubalcaba en las últimas horas son algo más que eso ya que la financiación, tal como queda establecida en el texto, no les convence. Además, para ERC no está nada clara la gestión de puertos y aeropuertos, ni el alcance que tendrán los Consejos autonómicos de Justicia o el grado de utilización del catalán en los Tribunales. Con IC- V, el fleco -este sí- -es en materia educativa. La burlada Esquerra se distancia de Moncloa POR IVA ANGUERA DE SOJO BARCELONA. Sabían que para llegar a un acuerdo sobre el Estatuto había que dar un paso atrás y permitir que CiU apareciera como vencedora en la foto finish Pero no esperaban que el trato de favor a Artur Mas dejara tan descolgada a ERC, cuyos dirigentes recordaban ayer con amargura la fidelidad con la que han apoyado al Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero. La jugada llevó a los republicanos a advertir de que el tripartito catalán no está en peligro, pero sí el apoyo al PSOE. De momento, el secretario general de la formación, Joan Puigcercós, dejó bien claro que el partido no votará el Estatuto pactado con Convergència y dejó abiertas las negociaciones tanto en financiación como en una treintena de puntos del articulado pendientes de acuerdo. Pero al margen de la negociación, que ERC mantendrá abierta hasta acordar un texto beneficioso para Cataluña la Ejecutiva republicana tuvo que repasar ayer toda su política de alianzas ante la incógnita de qué ha ofrecido Zapatero a Mas para conseguir el sí al Estatuto. En este contexto, Puigcercós aseguró que si CiU esperaba que su jugada hiciera tambalearse al gobierno tripartito de la Generalitat, se equivocó Ni siquiera en el caso de que ERC acabe votando en contra del Estatuto en el Congreso y pida después el voto en contra en el referéndum se cuestionaría la estabilidad del tripartito, advirtió Puigcercós, quien recordó que socialistas y republicanos ya recomendaron votos contrarios en el referéndum sobre la Constitución Europea. El PSC dice que ellos pactaron primero El PSC se lanzó ya ayer a la promoción del nuevo Estatuto con pancartas y adhesivos, pero antes, su primer secretario, José Montilla, dejó bien claro que Artur Mas no se puede atribuir la paternidad exclusiva del texto que primero pactó el PSC La plana mayor de esta formación compareció para reivindicar su labor en las negociaciones, después de que tanto Artur Mas como Josep Duran Lleida dedicaran las 24 horas siguientes al acuerdo a destacar la ausencia del presidente de la Generalitat, Pasqual Maragall, de la negociación. Una ausencia que ayer se repitió en la foto del acuerdo protagonizada por Zapatero, Mas y Duran. Tanto Maragall como Montilla se dolieron de estas exclusiones el día anterior, cuando reivindicaron el protagonismo del PSC. Unos se hacen la foto y otros hacemos el trabajo dijo entonces el presidente de la Generalitat, en la primera intervención, en la que se vislumbraba una crítica a Zapatero desde que éste fue elegido secretario general del PSOE. Ayer en el PSC nadie cuestionó el texto pactado con CiU, que recoge en buena parte sus enmiendas durante el proceso, pero se esforzaron mucho en destacar un protagonismo que Zapatero no les ha dado. La relación con el PSOE Caso aparte es la relación con el PSOE. El discurso oficial es el de culpar ante todo a CiU, a la que acusan de haber aceptado un mal pacto en financiación a cambio de futuras alianzas con el PSOE. Pero, tras ese discurso permanece, por un lado, la preocupación por la pérdida de poder en Madrid y, por otro lado, el temor a que la sede de Ferraz pueda imponer un cambio de estrategia al PSC dictado por CiU, extremo que niegan tanto el PSC como ERC, aunque Mas juega con esa posibilidad. Puigcercós argumentó que su formación no dejará de apoyar aquellas leyes de corte social que son coherentes con su programa, pero recordó que no tienen un pacto estable y que dejarán de ser aliados preferentes En privado, ironizan con la posibilidad de aprobar leyes como la del matrimonio homosexual con el apoyo de Josep Duran Lleida, pero reconocen que, al contrario que CiU, no tienen alianzas alternativas al PSOE y no piensan volver a las posiciones marginales de años atrás. Mas, tras posar con Duran y Rodríguez Zapatero IGNACIO GIL do. Incluso, desde Moncloa, la vicepresidenta Fernández de la Vega adelantó que el Estatuto tendrá al final igual apoyo que en Cataluña- -el 90 por ciento- o más Nadie quiere fuera al PP dijo en consonancia con lo afirmado Artur Mas: Quien no se someta a este acuerdo, quedará fuera del futuro advertencia que también iba dirigida a la celosa ERC. Sólo si Zaplana, en nombre de la dirección del PP se siente receptivo y se trabaja bien José Luis Rodríguez Zapatero escenificaría una paz con Mariano Rajoy. Pero en el PSOE, que ayer hizo bandera de la moderación y el reformismo para ahuyentar acusaciones de cesión ante el nacionalis- mo radical, saben que esto es muy poco previsible. Por eso, Blanco adelantó que aunque el PP siga argumentando que España se rompe y continúe con lo que Rubalcaba llamó la gran farfolla pronosticó que el PP no va a pedir la derogación del Estatuto porque sabe que también terminará beneficiando a Comunidades del PP. La estrategia del PSOE y de CiU pasa por abocar al PP a decir si no quiere votar a favor de artículos que, como el primero, son idénticos a los del vigente Estatuto de 1979, el texto que defiende el PP. ¿No van a votar a favor de lo mismo que ya defienden? se preguntan en el PSOE en la creencia de haber puesto una trampa al PP.