Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
10 MARTES 24 1 2006 ABC Nacional Hacienda reconoce que la nueva financiación premiará a las regiones ricas y dinámicas Comunidades como Castilla y León y La Rioja tendrán que ser compensadas con fondos europeos b El Estado recortará drásticamen- Los datos Sólo cuatro comunidades: Madrid, Cataluña, Baleares y Aragón obtendrían suficientes recursos con el aumento de las cesiones de impuestos estatales para compensar la posible supresión del fondo de suficiencia. Si el fondo de suficiencia se suprimiera, las regiones más perjudicadas serían Galicia, Castilla y León, Castilla- La Mancha, Extremadura y Andalucía. Las autonomías hubieran obtenido en 2003, último año del que se disponen datos, cerca de 20.000 millones de euros más por el aumento de impuestos cedidos, frente a los 24.000 que tuvo que aportar el Estado a través del fondo de suficiencia. Para que el Estado no tuviera que aportar dinero extra, el fondo con el que se compensa a las comunidades más pobres tendría que quedar reducido a unos 5.000 millones de euros. necesiten no tendrán que devolver esos ingresos extra, como ocurre con el sistema actual, sino sólo una parte que se fije en concepto de solidaridad. Si tomamos como base la liquidación del actual sistema de financiación de las comunidades autónomas del año 2003, deducimos que las regiones que obtendrán mayores ingresos extra con el aumento de la cesión de tributos estatales serán las más pobladas: Andalucía, con 3.855 millones más; Cataluña, con 3.613 millones, y Madrid, con 3.414 millones. Sin embargo, si este aumento de recaudación estuviera acompañado por una supresión total del fondo de suficiencia, la lista de beneficiados y perjudicados cambiaría. En tal supuesto, sólo cuatro autonomías- -Madrid, Cataluña, Aragón y Baleares- -saldrían beneficiadas, porque obtendrían mayores recursos que con la suma actual de impuestos más la compensación del Estado a través del Fondo de Suficiencia. En concreto, Madrid se quedaría con los citados 3.414 millones, Cataluña con 1.600 millones, Baleares con 617 y Aragón con algo menos de 200 millones (ver gráfico adjunto) Otras regiones, sin embargo, sobre todo las más pobres y menos dinámicas, saldrían claramente perjudicadas. Éste sería el caso de Castilla y León, que perdería más de 1.200 millones de euros; Galicia, con una reducción de casi 1.600 millones; Extremadura, otros 1.100, y Andalucía, que perdería cerca de los 2.000 millones. Desde la vicepresidencia económica, que dirige Pedro Solbes, se insiste en que este acuerdo de financiación es plenamente extensible al resto de co- te el fondo de suficiencia, con el que se compensa a las comunidades con menos recursos, para hacer frente al acuerdo con CiU YOLANDA GÓMEZ MADRID. El acuerdo de financiación pactado con Cataluña, que incluye un aumento de los porcentajes cedidos por el Estado de la recaudación de IRPF, IVA e Impuestos Especiales, beneficiará claramente a las regiones más dinámicas y con más crecimiento económico, a las que se les da la posibilidad de obtener más ingresos, según reconocieron ayer fuentes del Ministerio de Economía y Hacienda. Sin embargo, las comunidades con menor crecimiento y cuya población está en descenso, como puede ser el caso de Castilla y León, Galicia e, incluso, Extremadura, podrían perder recursos, si no reciben algún tipo de compensación. Economía asegura que para estas regiones se buscarán otros mecanismos de compensación, como pueden ser los Presupuestos europeos. Como avanzó ayer ABC, el incremento de la cesión de impuestos estatales hasta el 50 en el caso del IRPF y del IVA y del 58 en los Impuestos Especiales, aportará unos recursos extra a las autonomías de unos 21.000 millones de euros. Sin embargo, como es imposible que el Estado ponga ese dinero encima de la mesa sin poner en peligro la financiación de los servicios públicos básicos, la única forma de financiar este nuevo sistema es recortar de forma drástica el fondo de suficiencia, con el que se compensa a las comunidades que con los impuestos cedidos no obtienen los ingresos suficientes para cubrir sus necesidades. En 2003, último año del que se disponen datos, sólo dos comunidades, Madrid y Baleares, lograron cubrir sus necesidades con la recaudación tributaria, e, incluso, ambas regiones tuvieron que devolver los ingresos extra. El resto, incluida Cataluña, se repartieron algo más de 24.000 millones de euros. Zapatero junta sus manos con las de Duran y Mas, ayer en Moncloa munidades autónomas, y se asegura que la mayoría de las gobernadas por el PP se beneficarán con el nuevo sistema que, insisten, priman a las regiones más dinámicas. Desde el PP, sin embargo, se desconfía. Temen que el Gobierno haya pactado una cláusula con los nacionalistas catalanes para que puedan quedarse con los ingresos extra que obtengan por la mayor recaudación de IRPF, IVA e Impuestos Especiales, mientras el resto de comunidades tengan que devolverlo, afirmación que niegan fuentes del Ministerio de Economía. IGNACIO GIL Sólo para servicios básicos La novedad del sistema pactado es que este fondo de suficiencia será mucho menor, no sólo porque las comunidades tendrán más ingresos por la cesión de mayor parte de los impuestos estatales, sino porque sólo garantizará los recursos necesarios para la financiación de los servicios básicos de educación, sanidad y servicios sociales. Además, a diferencia de lo que ocurre ahora, las comunidades que obtengan mayor recaudación de lo que se ha previsto que El Partido Popular asegura, en este sentido, que es imposible que el Estado pueda garantizar a las comunidades pobres los ingresos actuales y dejar en manos de las ricas la mayor recaudación que generaría el nuevo sistema ya que, a su juicio, sería insostenible para las arcas del Estado. Según las cifras de la liquidación de 2003, para que el nuevo sistema de financiación no tuviera coste alguno para el Estado, el fondo de suficiencia debería quedar reducido a unos 5.000 millones de euros, frente a los más de 24.000 millones actuales.