Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
40 Madrid LUNES 23 1 2006 ABC MADRID AL DÍA SE DICE SE COMENTA ESPERANDO AL SEÑOR ZAPATERO COINCIDENCIA EN VILLAVERDE Un representante del Ministerio de Cultura se puso en contacto la semana pasada con la Consejería madrileña del ramo para anunciar la asistencia del presidente del Gobierno, prevista para ayer domingo, al espectáculo de Julio Bocca y Tamara Rojo en el Albéniz. El pasado viernes responsables de la seguridad del presidente inspeccionaron el teatro. Sin embargo, el presidente no acudió a la cita. Lo que más ha molestado en la Consejería es que nadie se molestó en avisar. Ni siquiera una llamada. El Estatuto catalán lo impidió. Sin duda se trata de una de esas casualidades que a veces deparan las agendas oficiales. La presidenta regional y el alcalde coinciden hoy en Villaverde. La primera, acompaña da por el consejero de Empleo, Juan José Güemes, visitará el centro de producción que PSA Peugeot- Citröen tiene en el distrito, en el que se presentará el nuevo modelo de automóvil que lanzará al mercado. El alcalde acompañado por la concejal de Empleo, Ana Botella, visitará la Agencia de Zona para el Empleo. Villaverde cobra protagonismo. LA JUERGA IGNACIO RUIZ QUINTANO F iel a su centenaria historia, el socialismo español insiste en tribuir favores parlamentarios con trozos de España, ese bargueño burgués y, por tanto, inútil. Mas como España siquiera para la Hacienda somos todos, para centrar los mordiscos de todo aquel que esté dispuesto a roernos las canillas la cosa se ha centrado en Madrit lo cual gusta mucho en Cataluña. En la francachela del fin de semana, el socialismo español ha cerrado con el nacionalismo catalán un trato que hay que celebrar con una juerga, y la juerga mejor es quitarle a Madrit otra prenda, porque Madrit no el Ferrol, es la cuna del franquisme y tanto el socialista español José Luis Rodríguez como el nacionalista catalán José Luis Pérez han tomado la decisión de pelar al cero al franquisme de Madrit ¡Son tantas y tantas cosas... ¡Tantos recuerdos del ayer... En el caso de José Luis Pérez, el franquisme fue tan implacable en su persecución que el hombre no tuvo más remedio que aceptar una casa- cuartel para vivir, una beca para estudiar y un estanco para darse humos. Y en el caso de José Luis Rodríguez, que habiendo nacido en Valladolid presume de haber nacido en León, ¿qué humillaciones del franquisme no recibiría, para, importándole un pito el fútbol, hacerse hincha del Barça? Luego, las lecturas alguna solapa de libro de Philip Pettit y algún artículo de Raúl del Pozo hicieron el resto, de manera que, en nombre de Madrit el enemigo público número uno de Madrid es hoy el socialista español José Luis Rodríguez, aunque esto, curiosamente, no le priva de votos en la capital. Al contrario: conozco a muchos madrileños de vida francamente desahogada rentistas, funcionarios... a quienes esta política antimadrileña de la PSOE me gusta esta denominación andaluza del partido por antonomasia, por lo que de fuerza nutricia sugiere se la pone, castizamente, dura. La cara, claro. Y la collera gobernante de Pérez y Rodríguez, impasible, avanza: no a Telemadrid bueno, esto lo comparto pero, sobre todo, no a la M- 50, no a la R- 1, no a Mintra, no a la M- 30, no a los Juegos Olímpicos... Mientras tanto, Simanquillas, como un cuzco, ladrando a la luna. LA OPINIÓN DEL LECTOR Pueden dirigir sus cartas a esta sección: Correo: C Juan Ignacio Luca de Tena, 7. 28027 Madrid Fax: 917 424 104. Correo electrónico: madrid abc. es Tráfico y delincuencia Es fácil pasear por el centro de Madrid encontrando cada pocos metros agentes de movilidad y o denunciadores del SER. Si nos alejamos del centro, unos no se ven y los otros no están, pero sí hay infinidad de vehículos mal estacionados. Está claro que los problemas se resuelven poniendo soluciones y por ahora los billetes del SER sólo sirven para recaudar, porque cualquier calle comercial del centro está igual de mal que antes. Aparcar en la calle es casi tan caro como un aparcamiento. Pero aún es más preocupante que, por ejemplo, circulando por María de Molina (esquina Príncipe de Vergara) se te acerquen dos menores con rasgos extranjeros y te abran las puertas del vehículo, saqueando todo lo que ven. Suelen hacerlo con los taxistas, pero sigue siendo peor cuando reaccionas llamando al 112 y te responden: qué, ¿son rumanos? Suelen estar ahí todos los días Menos mal, esto ya me reconforta, si están ahí todos los días habrán adquirido un derecho, porque yo ciudadano sólo tengo deberes. Sr. Gallardón, Sra. Aguirre o Sr. Zapatero, me da igual de quien sea la competencia: el caso es que los que vivimos en Madrid o cualquier otra ciudad, españoles y los que no son españoles, estamos más que hartos de pagar impuestos y tasas, para que sus preocupaciones sean otras mucho más livianas. Y que a un traficante o a un asesino le resulte más barato un delito que a un trabajador aparcar su coche. Seamos serios. Alfonso Pulido González de Cueto Menores rumanos En la calle de Fermín Caballero y adyacentes tenemos la presencia de niños rumanos que atracan desde hace tiempo a los transeúntes con la excusa de pedirles una firma. Aprovechan para robar el móvil y el monedero, acorralando y empujando en especial a las personas mayores que van solas. El grupo es cada vez más numeroso y suele actuar a diario, mañana y tarde. Creo que por el bien de todos- -contribuyentes por un lado y niños por otro, niños que pueden acabar siendo los delincuentes del futuro- se debería hacer algo al respecto. Ana Gutiérrez Puebla Nuevas aceras Agradezco al Ayuntamiento, después de varios meses de interminables obras, las nuevas aceras que ha puesto en esta ciudad, la de general Yagüe ha quedado estupenda. Creo que es una pena: no han pasado diez días desde que se asfaltó la calle, y ya tiene un pequeño socavón frente al Ministerio de Defensa. Además, han dejado diferentes losetas rotas. Supongo que el Ayuntamiento tendrá una garantía del constructor, por lo que sería muy importante que antes de que expire ésta, se le exija dejarlo en las condiciones pactadas. También es una pena que no pongan impedimentos físicos para que los vehículos no se suban a las aceras, estropeando las mismas. Seguramente los pondrán después, pero cuando lo hagan ya estarán estropeadas. Aprovecho para indicar que, en la acera de los pares, han dejado un hueco sin poner tapa y hay un hueco muy peligroso. Joaquín Escudero González