Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
38 Madrid LUNES 23 1 2006 ABC Sandra Palo, la getafense raptada, violada y asesinada en 2003, debería haber cumplido 25 años ayer. Su madre y un centenar de familiares de otras víctimas se manifestaron contra la modificación de la Ley del Menor aprobada el viernes De los nichos no se sale; de la cárcel, sí TEXTO: CARLOS HIDALGO FOTO: JULIÁN DE DOMINGO MADRID. Tal día como ayer, Sandra Palo debería haber cumplido 25 años. Tal día como ayer, su madre, María del Mar Bermúdez, debería estar celebrándolo con toda la familia, en torno a una buena mesa. Tal día como ayer, esta mujer no debería conocer al dedillo, y con gran indignación, los pormenores de la modificación de una ley, la del Menor, que le ha arrebatado el sueño de por vida. Y le ha costado cuatro infartos a su marido. Tal día como ayer, María del Mar ya no tiene entre los suyos a la pequeña Sandra, que le arrebataron para siempre y de la manera más salvaje un grupo de adolescentes. Se hace llamar Madre coraje y ejerce de ello. Por derecho. Por ello, se erigió ayer como portavoz del puñado de familias agraviadas por esta legislación y de otras que siguen sin saber nada de por qué su hermano, su hija, sus nietos salieron un día de casa para no volver más. Constituyen la Asociación Nacional de Víctimas de Delitos Violentos. Ayer se concentraron en la glorieta del Emperador Carlos V, más conocida como la de Atocha, para dejarle claro al Gobierno de la Nación su más rotunda repulsa a la nueva Ley del Menor, aprobada el pasado viernes por el Consejo de Ministros. El presidente del Gobierno- -denunciaba María del Mar Bermúdez- -ha actuado de manera sucia; ha modificado la ley a la vista de que hoy estaba prevista esta manifestación. Pedimos que nos escuchen en el Congreso de los Diputados, porque queremos salir a la calle con libertad Estas personas no se cansan de repetir que siempre se defiende al asesino más que a las víctimas De un nicho no se sale; de la cárcel y de un centro de menores, sí añadía Bermúdez, quien aseguraba que el presidente no puede ser Dios, y tiene que contar con las víctimas Algunos grupos parlamentarios, como el PP, se han interesado por la situación de estas personas, por lo que esta semana mantendrán una reunión con el diputado popular Ignacio Astarloa. Con la nueva Ley del Menor, según Bermúdez, han hecho un parque, una guarrería ¡Me avergüenzo del presidente y del Gobierno que tenemos! decía, mientras que los familiares del resto de víctimas apoyaban sus palabras. Bermúdez se quejaba de que el PSOE no había contado con ningún grupo parlamentario para la modificación, ni tampoco con los ciudadanos, y para nada con las víctimas Un centenar de personas se manifestó ayer contra la nueva Ley del Menor por las calles del centro nos delante del Congreso de los Diputados todos los miércoles, ¡y si tenemos que encerrarnos en una iglesia, lo haremos! Los puntos negros de la legislación son los siguientes: La modificación que siempre hemos pedido es que, cuando los delincuentes con historial de sangre cumplan la mayoría de edad, pasen a la cárcel, pero no sólo dos A la madre de Sandra Palo la acompañaban familiares de otras víctimas como Mar Herrero, Ndombele Domingos y Jesús Jiménez... Endurecer las penas, y atajar el acoso escolar y las bandas, ejes de la nueva ley La persecución del acoso escolar y la erradicación de las bandas juveniles organizadas. Éstas son las dos novedades más importantes que establece la modificación de la Ley del Menor aprobada el pasado viernes por el Consejo de Ministros. Pero el texto recoge también un endurecimiento de las penas para los casos más graves y un mejor tratamiento para las víctimas y sus familias, aunque, en algunos casos, como el de la madre de Sandra Palo, se creen insuficientes. En los delitos sin violencia ni intimidación, y sin grave riesgo para la vida o la integridad física no hay novedades en el nuevo texto. En los casos de asesinato, violación y terrorismo, la reforma estipula que los agresores de 14 a 16 años permanecerán en régimen cerrado, hasta cinco años, y en concurso con otros delitos, hasta seis. En el segundo tramo, hasta ocho, con un periodo de seguridad en la mitad de la medida. En concurso de delitos, hasta diez años. En cuanto a los delitos graves o amparándose en la actuación de una banda, organización o asociación, la nueva Ley del Menor establece que, de 14 a 16 años, se puede imponer tres años como máximo y aplicarse régimen cerrado. Hasta los 18, seis años como máximo, que pueden cumplirse en régimen cerrado. En los casos más graves, en régimen cerrado hasta seis años. años; que se eleven las penas a ocho o diez años más También se pide el cumplimiento íntegro de las condenas y la responsabilidad civil de los padres de estos menores que roban, matan y violan. Mar Herrero. Ndombele Augusto Domingos. Ángel Hipólito. Jesús Jiménez, Justina Bania... Son sólo algunos nombres de personas que ya no están, pero que sus muertes, en trágicas o extrañas circunstancias, no han sido olvidadas, ni mucho menos, por susfamiliares y amigos, agraviados o no por la Ley del Menor, pero sí por un sistema judicial que aún no ha sabido darles la respuesta más satisfactoria. Las muertes son gratuitas Son también los protagonistas de las elocuentes pancartas que el centenar de personas que se manifestó ayer por la tarde entre la glorieta de Atocha y la plaza de Colón, donde Bermúdez leyó un manifiesto, portaba: Tras cinco años, ¿dónde están los asesinos de Ángel Hipólito? No queremos que se cierre el caso de Jesús, el joven camionero asesinado. Los asesinos siguen sueltos. Pedimos justicia Hoy están impunes; las muertes son gratuitas. ¿Dónde están los derechos de mi hermano? se preguntaba un familiar del camionero de Fuenlabrada que apareció muerto. ¿Somos un cero a la izquierda? ¿No existimos? decían otros familiares afectados. Protesta semanal ante el Congreso Habida cuenta de la aprobación por parte del Consejo de Ministros de la reforma y de que ésta debe pasar ahora por las Cortes, ¿cuál es el siguiente paso que darán estas personas? Poner-