Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
34 LUNES 23 1 2006 ABC Madrid Avda. EL ED Ru OES TE PAR QU Chap e P d Écij í Mor et rtí Ma Ma Ma a a Call b La nueva instalación aliviará la saturación de la actual. Está dividida en tres niveles, tiene 20 dársenas más y se construirá bajo la plaza del Arco de la Victoria MERCEDES CONTRERAS MADRID. El intercambiador de transportes de Moncloa, tras los muchos problemas sufridos por falta de espacio, empezará a ampliarse el próximo mes de febrero. La Comunidad, sabiendo ya que las obras no afectarán al tráfico en superficie, ha decidido no esperar más para resolver los problemas de congestión existentes. Por ello, el próximo jueves, el Consejo de Gobierno adjudicará, por más de 97 millones de euros, la reforma de estas instalaciones, que se espera que estén terminadas para mayo de 2007. La fecha de las elecciones se vuelve, una vez más, clave para el fin de unas obras que durarán 14 meses. La concesión, por su parte, tendrá una duración de 35 años. En algo más de 10 años, el intercambiador de Moncloa se ha quedado pequeño y, aunque no siempre ha sido el culpable de los paseos matutinos de muchos usuarios por las calzadas del Bus Vao, la realidad es que en los últimos meses algo ha tenido que ver. Además, el gran número de autobuses necesarios para atender el aumento del servicio obliga a muchos de ellos a tener que realizar las paradas en las calles de los alrededores, ya que el inter- cambiador no tiene capacidad para albergar a todos los vehículos. La congestión y los atascos en la zona están a la orden del día. Conde de Casal, convertido en el farolillo rojo En abril de 2004, el Ayuntamiento y la Comunidad firmaron un acuerdo para construir seis nuevos intercambiadores de transportes para beneficio de medio millón de viajeros diarios. Cuatro de ellos, Chamartín, Plaza de Castilla, Plaza Elíptica y Príncipe Pío, han comenzado su andadura de forma escalonada en los últimos meses con la intención de abrir sus puertas en esta legislatura. a Entrada al intercambiador Zonas de regulación de autobuses Fuerte incremento de la demanda Este intercambiador se construyó en 1994 para dar servicio a 50.000 usuarios de interurbanos y a 44.000 viajeros diarios del Metro. Con la ampliación ahora prevista se conseguirá atender a más de 140.000 usuarios del autobús y a otros 170.000 que utilizan el subterráneo, ya que esta instalación se ha convertido en el número uno de utilización de la red de Metro y de interurbanos. En conjunto, la población del corredor de la carretera de La Coruña supera ya los 350.000 habitantes y, en estos años, el incremento de la demanda del transporte público ha sido del 230 por ciento, lo que ha supuesto una prioridad para la Consejería de Infraestructuras, que dirige María Dolores de Cospedal, a la hora de realizar el proyecto. Pese a ello, esta prioridad se ha visto empañada durante los dos primeros años de legislatura. Las obras de remodelación de la línea 3 de Metro (Legazpi- Moncloa) han mantenido demasiados cortes de tráfico en Princesa, con mucha repercusión en la movilidad de los vecinos de la zona y de los conductores de la A- 6. Así, la presidenta regional, Esperanza Aguirre, aseguró que no se ampliaría el intercambiador para no crear un mayor número de molestias a los ciudadanos. Pese a ello, se firmó un convenio en- Túnel de acceso desde carril bus exterior Exceso de obras El de Moncloa, el único que se trataba de una ampliación, empezará el próximo mes, con lo que el futuro intercambiador de Conde de Casal se convierte en el farolillo rojo del conjunto, ya que todavía no han empezado sus obras y no cuenta con una fecha de comienzo. El problema, según fuentes de la Comunidad (que está siendo la encargada de la construcción de estas instalaciones) son las polémicas obras de la M- 30. La presidenta regional no quiere meter más zanjas en una ciudad demasiado agobiada por las vallas. tre el Consorcio Regional de Transportes y Metro para permitir que, mientras se hacían las obras de la línea 3, se fueran acometiendo las futuras necesidades para la ampliación del intercambiador. El objetivo estaba claro: se pretendía evitar a toda costa volver a abrir la superficie y así se hizo hasta el pasado 20 de diciembre. Ahora, con el convencimiento de que la incidencia será mínima (alguna acera o algún pequeño estrechamiento) la prioridad ha vuelto a resurgir, dando como resultado el comienzo de las obras de ampliación del intercambiador. Arco de la Victoria Con ellas, las dársenas que acogen a los autobuses pasarán de 16 a 36, multiplicándose por dos, lo que permitirá dar servicio a las más de 5.000 expediciones de autobuses interurbanos previstas para cuando se inaugure esta nueva infraestructura a mediados del próximo año. La ampliación del intercambiador se realizará, según el proyecto, bajo la plaza del Arco de la Victoria, por lo que las actuales instalaciones se mantendrán en servicio durante las obras. Se trabajará sobre una superficie de 28.436 metros cuadrados, de los que 18.612 serán de nueva construcción, mientras el resto será espacio remodelado. Se organizará en tres niveles. En el primero se situarán las dársenas de autobuses, mientras que en el último estarán los andenes del Metro y en la planta intermedia la conexión entre ambos servicios. En el nuevo edificio confluirán 55 líneas de autobuses interurbanos, 20 lí- Aglomeración de viajeros ante el intercambiador de Moncloa, que se encuentra saturado CHEMA BARROSO Gaztambide Las obras terminarán en mayo de 2007 y no afectarán al tráfico o pert to Pn Pn Pin P P P Hilarión Eslava La ampliación del intercambiador de Moncloa empezará en febrero y dará servicio a 310.000 viajeros Intercambiador de Moncloa Avd a. d el A rco icto ria de S éneca Isaac Peral de la V Céa Bermúdez s e lo os d atólic da Av es C y Re n n nd e e e lo o o ero s s sH d d e de C P P P a a llla P o o rrr Ro r r rinc o o o a a am s s ens s s sallle e e esa