Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
26 LUNES 23 1 2006 ABC Internacional Cavaco Silva, presidente de Portugal en primera vuelta ante una izquierda dividida Será el primer jefe del Estado de centro derecha en la democracia b El ex primer ministro liberal obtuvo, como preveían los sondeos, más del 50 por ciento de los votos y tomará posesión de su cargo el próximo 9 de marzo BELÉN RODRIGO. CORRESPONSAL LISBOA. La jornada no ofreció sorpresas y, como se había pronosticado, Aníbal Cavaco Silva fue el candidato más votado por los portugueses en estas elecciones presidenciales. No sólo eso, sino que además alcanzó la mayoría absoluta en primera vuelta confirmando todas las previsiones. Los resultados oficiales provisionales le dan vencedor con un 50,5 por ciento de los sufragios. En segunda posición quedó Manuel Alegre- -militante socialista sin el apoyo del partido- -con el 20,7 por ciento. El candidato socialista, Mario Soares, tuvo que conformarse así con ser el tercero, con un 14,3 por ciento. De los tres restantes candidatos de la izquierda el mejor situado fue el comunista Jerónimo de Sousa con el 8,6; seguido de Francisco Louça, del Bloque de Esquerda, con el 5,3 por ciento, y por último Antonio García Pereira, de la extrema izquierda, con el 0,4. La participación, muy alta, alcanzó el 62,1 por ciento, más de doce puntos superior a la registrada en las presidenciales de 2001. Las primeras palabras del presidente electo fueron anoche para agradecer a los ciudadanos la confianza que me han mostrado y para asegurarles que permaneceré alerta en la vigilancia Elecciones presidenciales en Portugal (Resultados oficiales provisionales) Mario Soares 81 años, presidente 1986- 96. 14,3 (Socialista) Jerónimo de Sousa 58 años. 8,6 (Partido Comunista) Manuel Alegre 69 años. 20,7 (Socialista) Participación: 62,1 Aníbal Cavaco Silva 66 años. 50,5 (Socialdemócrata) Antonio García Pereira 54 años. 0,4 (Partido Comunista de los Trabajadores) Francisco Anacleto Louça 49 años. 5,3 (Bloque de izquierda) Infografía ABC de la democracia Cavaco Silva había seguido la noche electoral desde su domicilio lisboeta y sólo al final de la jornada, ya clara su victoria, acudió al Centro Cultural de Belem para hablar al país. Allí le esperaban numerosos amigos y militantes del PSD desde primera hora, con banderas y pancartas. El vencedor prometió al Gobierno socialista cooperación... porque sé el valor de la estabilidad política Sucesor de Ramalho Eanes, Mario Soares y Jorge Sampaio en la más alta magistratura de la República, Cavaco es el primer jefe del Estado de centro derecha en la democracia portuguesa. Si nuevas sorpresas no lo impiden, Portugal tiene ahora por delante un período de tres años sin elecciones, circunstancia que podrá aprovechar el país para logar la tan ansiada estabilidad política y económica. En los últimos años se han convocado dos elecciones legislativas anticipadas, una tras la dimisión de Antonio Guterres como primer ministro, y otra después de la decisión presidencial de disolver el Parlamento y el Gobierno presidido por Pedro Santana Lopes, tras la designación de Durao Barroso para la presidente de la Comisión Europea. La noche triste del socialismo Los socialistas, por su parte, vivieron su más amarga noche electoral. Desde que José Sócrates logró la mayoría absoluta en febrero de 2005, el Partido Socialista no ha vuelto a vencer en unos comicios. En los municipales de octubre pasado, el PSD obtuvo un número mucho mayor de alcaldías que los socialistas, y mantuvo las de las dos ciudades más importantes del país, Lisboa y Oporto. Anoche, Mario Soares no reunió los votos que esperaba, los suficientes para forzar la segunda vuelta si Cavaco Silva no hubiese obtenido mayoría absoluta. Ni siquiera Manuel Alegre, el otro candidato socialista (és- Los votos de Manuel Alegre evidencian la grave crisis del socialismo soarista B. R. LISBOA. A pesar de los esfuerzos realizados durante toda la campaña, Mario Soares no logró superar al poeta y también socialista Manuel Alegre, que se presentaba por libre al no contar con el apoyo de su partido. El primer ministro luso, José Sócrates, decidió respaldar al ex presidente, que a sus 81 años de edad se ha tenido que presentar a las elecciones. Los sondeos ya apuntaban la victoria de Alegre sobre Soares que, sin embargo, no perdió la esperanza y confiaba en llegar a ser la sorpresa de la jornada. Fundador del Partido Socialista Portugués, ésta derrota supone un duro golpe para los socialistas, divididos en estos comicios. A pesar de los esfuerzos del partido para disfrazar la fractura, pocos socialistas apoyaban la candidatura de Soares, el político que más cargos gubernamentales ha ejercido en Portugal. Hasta hace poco amigo de Manuel Alegre, ambos han protagonizado una dura batalla verbal durante los últimos meses. No han sido capaces de forzar una segunda vuelta y, probablemente, su división ha contribuido a que Aníbal Cavaco Silva cosechase aún más votos. La participación alcanzó el 62,1 por ciento del censo, más alta de lo esperado y doce puntos superior a las elecciones de 2001 te sin el apoyo de su partido) pudo convencer a los electores y evitar la victoria de Cavaco. Alegre felicitó al vencedor y aseguró que movimientos cívicos como el de su candidatura son el futuro para renovar la democracia Los colegios electorales abrieron sus puertas a las ocho de la mañana. Niebla y frío a primera hora del día poco animaban a los portugueses a acudir a las urnas pero el cielo empezó a despejarse y la meteorología no supuso impedimento alguno. En las presidenciales de 2001 la participación fue del 49,7 por ciento, la más baja de la historia, de ahí el interés de todos los candidatos para que cada ciudadano cumpliese ayer con su deber electoral.