Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 23 1 2006 Nacional 25 Fomento dedica a arreglar la autovía A- 2 el mismo dinero que Felipe González destinó a construirla La Madrid- Zaragoza recibirá 220 millones de euros para reparar las deficiencias del trazado b Desde su inauguración, las carencias se pusieron de manifiesto. No sólo por los puntos peligrosos de la vía, sino también por las deficiencias de construcción ROBERTO PÉREZ ZARAGOZA. La polémica ha acompañado a la autovía A- 2 desde su inauguración. En el año 1990 habían entrado en servicio la práctica totalidad de los tramos. Un año más tarde estaba en funcionamiento al completo. Las prisas con las que fueron ejecutados algunos tramos, como los que transcurren por la comarca de Calatayud; las deficiencias del trazado, con curvas muy pronunciadas e incluso mal peraltadas, anormales en carreteras que tienen la condición de autovía; un deterioro temprano del pavimento en algunos tramos; o desniveles excesivos fueron algunos de los fallos que los conductores pudieron apreciar nada más que se inauguró la autovía Madrid- Zaragoza. El Gobierno socialista de Felipe González aprovechó buena parte de los tramos de la antigua carretera N- II y los integró en la nueva autovía. Se trató, en buena parte de ella, de un desdoblamiento más que de un trazado completo de nueva construcción, a pesar de ser un corredor fundamental en la red de carreteras españolas, en el corredor que transcurre desde Madrid hasta Barcelona. Desde entonces no cesaron las voces que pedían, desde sectores sociales y partidos políticos, que se revisara el trazado y que se adaptara para dotarlo de unas condiciones más acordes y con mayores niveles de seguridad. El Partido Popular lideró las críticas en aquel momento y, tras llegar al Gobierno de la Nación en 1995, anunció un plan de mejora de la autovía. Se acometieron obras en puntos concretos, pero el plan global de rectificación del trazado no lo llegó a acometer, quedó pendiente cuando dejó el Ejecutivo en el año 2003. CHA adoptó diversas iniciativas en el Congreso reclamando lo mismo y el PAR, desde las Cortes de Aragón, también. Peraltes inexistentes e incluso en sentido contrario, curvas abundantes y muy pronunciadas, pendientes y cambios de nivel muy acusados forman parte del recorrido de la autovía Madrid- Zaragoza FABIÁN SIMÓN Seis meses después de inaugurarla ya se estaba reparando Seis meses después de ser inaugurada, la autovía Madrid- Zaragoza ya se estaba reparando. Los puntos en obras se convirtieron en paisaje habitual para los conductores. Pavimentos que se deterioraban, baches e incluso puentes que cedían porque no se había esperado tiempo suficiente a que se asentaran las tierras de soporte cuando se levantaron las estructuras fueron algunas de las deficiencias que obligaron a cortar al tráfico algunos tramos. En unos casos esas reparaciones las pagó el entonces Ministerio de Obras Públicas por haber sido defectos de diseño o achacables a las instrucciones de la Administración; en otros, los asumieron las constructoras por considerarse fallos de obra. Por entonces, un técnico del propio Ministerio reconoció a ABC que parte de los problemas habían aparecido por la rapidez con la que se quiso inaugurar el trazado. Pero esos fallos eran sólo una porción de una autovía salpicada por el despropósito. Ahí han quedado, hasta la actualidad, problemas propios del diseño con el que se concibió una autovía para la que se aprovecharon tramos de la antigua N- II. Eso dio como resultado un trazado con pendientes y cambios de nivel demasiado acusados, curvas abundantes y muy pronunciadas, carriles de anchura poco generosa e incluso peraltes que se hicieron mal. Tan mal que en alguna curva la inclinación va hacia la derecha, es decir, que en lugar de compensar la fuerza centrífuga, la pueden acentuar. El argumento de la Expo La Expo de 2008 que organiza Zaragoza sirve ahora de espaldarazo definitivo para que ese proyecto de reforma integral de la autovía se lleve a cabo. De hecho, el Ministerio de Fomento lo ha asumido como una actuación relacionada con la Expo. El PAR se ha felicitado por el anuncio realizado hace unos días por el jefe de la Demarcación de Carreteras del Estado en Aragón, Rafael López Guarga. Ha afirmado que se van a destinar 220 millones de euros para reparar los tramos comprendidos desde Medinaceli (Soria) hasta La Almunia de Doña Godina (Zaragoza) pasando por Calatayud. El Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero va a dedicar a arreglar el trazado lo mismo que el Ejecutivo de Felipe González destinó a construirlo. En La autovía entre Madrid y Zaragoza se construyó aprovechando buena parte de los tramos de la antigua carretera N- II, con carencias notables la construcción de todo este tramo, que es prácticamente la mitad de toda la A- 2, se invirtieron 35.000 millones de pesetas de las de hace 14 años, es decir, 210 millones de euros. No vale lo mismo el dinero ahora que hace 14 años, la inflación acumulada ahí queda, pero la cifra es evidentemente pareja entre lo que el PSOE va a dedicar ahora a reparar la autovía y lo que destinó a construirla. El PAR pide celeridad El Partido Aragonés, socio del PSOE en el Gobierno aragonés, ha afirmado que ahora lo que hace falta es que las obras se ejecuten y que se hagan con rapidez. En este sentido, el vicepresi- dente de los aragonesistas, Antonio Ruspira, ha destacado que es preciso que las obras comiencen cuanto antes, no sólo para llegar a la cita de 2008, sino porque son imprescindibles Subraya que se trata de una autovía que ha necesitado correcciones permanentes desde su entrada en servicio, pero que requiere una acción integral, en particular sobre las zonas donde ahora se prevé Insiste el vicepresidente del Partido Aragonés Regionalista en que es una carretera fundamental para esta Comunidad autónoma: Si queremos explotar nuestra situación estratégica y apostar por la logística industrial, la A- 2 es determinante