Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 23 1 2006 Nacional 19 Tras el Estatuto, el siguiente capítulo es el denominado proceso de paz El lendakari Ibarretxe ya ha elegido mesa y en Vitoria se afirma que habrá nuevo Estatuto en esta legislatura Preparaos, dijo el presidente TEXTO: CHARO ZARZALEJOS MADRID. Pasó por Cataluña de puntillas y seguidamente entró en la otra gran pata de su estrategia para la presente legislatura, que no es otra que el proceso de paz Y el presidente dijo: preparaos. Preparaos, porque va a llegar y necesitaremos el concurso de todos y todo se hará con arreglo a la ley y el respeto a las víctimas. Preparaos, le faltó decir al presidente, porque ésta es la siguiente apuesta, el siguiente capítulo, que será largo y duro. Horas más tarde, en Baracaldo, Arnaldo Otegi dijo a los suyos: tranquilos que esto marcha y habrá dos mesas y nosotros estaremos en ellas, que es tanto como decir que ETA- -no de manera inmediata- -hará un alto y dirá que acepta el proceso, que deja las armas en reposo. Y en unos meses, cuando de nuevo toque Consejo Federal, el presidente dirá aquello de como os dije en enero Este anuncio- advertencia fue lo más importante de un Consejo Federal que hasta donde permitió captar la televisión, aparentó alicaimiento. Tanto que nadie tembló en aplausos cuando el presidente se refirió a los profetas del miedo Es sabido que una técnica para emocionar a los propios es referirse a los adversarios. De Ferraz se fue a La Moncloa. Pérez Rubalcaba y López Garrido, junto con Blanco, montaron guardia para la asistencia técnica y ocurrió lo anunciado hace semanas en estas mismas páginas. El acuerdo se produciría en La Moncloa. Si en septiembre el presidente se revistió de Harry Potter para animar a Mas, el sábado volvió a la alquimia y lo que Rubalcaba y López Garrido se resistían a cerrar lo cerró el presidente. Asegurada CiU, convencer a ERC es más fácil. El discurso de la paz Ayer por la mañana, consciente de que el acuerdo caminaba aún por alfileres, Blanco retomó ante los jóvenes del PSOE el preparaos del presidente. Su discurso no fue Cataluña, sino la paz. Nada es casualidad. Nada obedece a la improvisación. Este es el siguiente capítulo y Arnaldo Otegi se prepara para ello y prepara a los suyos para cuando llegue el momento, que llegará. A lo mejor también en domingo, pero será un domingo ya soleado. De momento, y con los fríos de enero, el presidente cierra un acuerdo con CiU, que es con la que quiere acabar la legislatura. ERC lo sabe y no oculta su enfado. Ayer en La Moncloa ellos buscaban su trocito de propia gloria. En Barcelona, Artur Mas se atribuía logros y, bien escuchados, no son pocos ni irrelevantes. Lo acordado le permite engalanar el balcón de la Generalitat y proclamar, con base legal, somos una nación y les permite dar 18 y recibir en inversiones del Estado otros 18. O sea, empate. El acuerdo es un acuerdo en primera instancia. Ahora las demás autonomías tendrán que echar cuentas y verán si les compensa. Y en todo caso, si el consorcio que se va a crear para la Agencia Tributaria es bueno para España y es bueno para Cataluña, ¿por qué no consorcio para todos? ¿Con qué argumento se puede oponer, por ejemplo, Simancas, si esa fuera la pretensión de Esperanza Aguirre? Es un acuerdo en primera instancia. Ayer mismo así lo reconocían algunos ¿Con qué argumento se podría oponer Simancas si Esperanza Aguirre pretendiera un consorcio para Madrid? socialistas. Unos aparentaban perplejidad y otros aparentaban enfado. Aparentaban, porque, a la hora de la verdad, aquí no pasa nada. Todavía no hay texto definitivo alegarán algunos. Lo acordado está en papel afirman en CiU. Nosotros hemos hecho nuestro trabajo con coherencia interna. Si en el PSOE surgen problemas es algo que el presidente debería haber calculado aseguraba ayer un alto dirigente de la coalición nacionalista. Zapatero ha llegado a este punto sin el concurso del PP y, según las palabras de Jáuregui- ha conseguido irritar más al PP en veinte meses que Felipe González en diez años no es algo que preocupe a buena partedel Comité Federal. Sin embargo el riesgo es supino. No se margina a Rajoy o a Zaplana. Es más y algo distinto, pero al parecer se asume. Y Rajoy también. Un mensaje de móvil le informó del acuerdo con CiU. Asume la situación, pero cree que el acuerdo de La Moncloa le amplía su margen. Es una barbaridad. ¿Sabrá lo que ha hecho? Hoy tienen reunión en Génova, pero él se reserva para la convención. No ha acabado nada. Se inicia un nuevo y tedioso capítulo. A la puerta espera el lendakari Ibarretxe, que ya tiene elegida su mesa. La otra, la de ETA, no es por el momento cuestión suya. En esta legislatura- -la vasca- -habrá nuevo Estatuto se afirma en Vitoria, y Batasuna irá a las elecciones de 2007 porque ETA habrá pasado a la historia auguran los que más contacto tienen con Otegi. Preparaos, dijo- -sin decirlo- -el presidente. La experiencia nos va indicando que no habla por hablar, aunque a veces lo que habla haga temblar el suelo.