Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 23 1 2006 Nacional EL GOBIERNO Y CIU PACTAN EL ESTATUTO EL PAPEL DECISIVO DE MAS 13 sistema se ponga en marcha, la ganancia para la Generalitat superará ampliamente los 4.000 millones de euros. Si se le hubiera cedido el 80 del IRPF, el aumento de recursos para Cataluña hubiera sido de unos 6.000 millones. Este aumento de recaudación estará, además, acompañado de un compromiso de mayores inversiones para Cataluña, de modo que alcancen el peso del PIB catalán en el conjunto de la economía española. Analistas consultados, e incluso el propio vicepresidente económico, han señalado en múltiples ocasiones que regionalizar las inversiones no tiene mucho sentido, ya que, lógicamente, para llevar el AVE por ejemplo a Barcelona, tendrá que pasar antes por Guadalajara o por Zaragoza, con lo cual la inversión se estará llevando a cabo en un momento en Castilla- La Mancha, después en Aragón y finalmente en Cataluña, pero, lógicamente, Cataluña también se beneficia de las inversiones que previamente se han realizado en otras comunidades. Además, invertir en función del peso del PIB regional en el conjunto de la economía del país es una medida totalmente insolidaria con las regiones con menos recursos, ya que sólo sirve para hacer a los pobres más pobres y a los ricos más ricos. Pensemos en las políticas de solidaridad europeas y lo que han supuesto para España en cuanto a avanzar en convergencia real con la Unión. Por último, el acuerdo incluye una agencia tributaria catalana consorciada. Desde Economía, se insiste en que la agencia estatal seguirá recaudando y gestionando sus impuestos. Aquí la duda reside fundamentalmente en el IRPF y en si finalmente se produce una cesión de su gestión a Cataluña. Presidente de Convergència i Unió ARTUR MAS La paciencia y la perseverancia han permitido al delfín de Pujol abandonar su travesía del desierto en la oposición para ser el centro de atención de la política española El valor de la tenacidad MARÍA JESÚS CAÑIZARES Artur Mas celebrará su cumpleaños dentro de una semana saboreando las mieles de un acuerdo que le ha colocado en el centro de atención de la política española. Lo hará sin estridencias, así como es él: un hombre tranquilo que nunca protagonizará ningún escándalo. Trabajador tenaz, paciente y perfeccionista. Hay quien dice que es un personaje gris, pero este barcelonés nacido el 31 de enero de 1956, casado y padre de tres hijos, se dice aficionado a la literatura francesa- -a veces recita poesía en este idioma- admirador de Winston Churchill y del Papa Juan Pablo II, y amante de todo tipo de música. Algo de pasión debe haber en este licenciado en Ciencias Económicas y Empresariales, hijo de buena familia que gracias a su relación de amistad con los hijos de Jordi Pujol logró convertirse, contra todo pronóstico, en el delfín del histórico dirigente nacionalista. Eso ocurrió hace apenas cinco años, cuando fue nombrado consejero jefe de la Generalitat en detrimento del presidente de UDC, Josep Duran Lleida, con quien después formaría un tándem electoral que, lejos de favorecer la amistad entre ambos dirigentes, ha puesto de manifiesto su falta de química personal. Los comienzos de la trayectoria de Artur Mas como sucesor de Pujol no fueron fáciles. Fue tildado de candidato de diseño de tecnócrata sin carisma político de nacionalista radical y de estar mal aconsejado por un equipo de colaboradores con demasiadas ansias de poder. Pero llegaron las elecciones autonómicas de 2003 y, con ellas, su triunfo en las urnas. El pacto tripartito de la izquierda catalana arrebató a Mas la presidencia del Gobierno autonómico y le condenó a emprender su travesía del desierto en la oposición. Y, paradojas de la vida, ha sido precisamente el proyecto estrella del presidente Pasqual Maragall el que le ha devuelto el protagonismo político al convertir a su formación en pieza clave de la negociación y sucesora virtual de ERC como compañera de viaje del PSOE. Para ello, Artur Mas ha exhibido su faceta más moderada y liberal, algo bastante fácil para este católico practicante que ha sido comparado con John Fitzgerald Kennedy, que de vez en cuando juega al tenis y que confiesa haber fumado algún porro en la Universidad. elaboración. Y aún algo más. Éstos son un criterio hermenéutico de primer orden cuando se busca el espíritu y el alcance de ciertos artículos o la resolución de antinomias. Por esto, en suma, es sencillo rastrear en los preámbulos las ideas fuerza que definen el propio sistema político. En consecuencia, no importa tanto que en nuestro régimen constitucional, a diferencia del caso de la vigente Constitución francesa de 1958 de la V República, el preámbulo no disfrute de eficacia jurídica inmediata- -aquí sí disponemos de un Título Primero de la Constitución de 1978 que tutela los derechos fundamentales- dada la relevancia de sus funciones. Los preámbulos no satisfacen pues un simple papel descriptivo en términos históricos, culturales o políticos. En la Constitución de 1978, Nación sólo hay, de acuerdo con su más recta interpretación- -la cuestión no consiste en hacer un repaso sobre las diversas teorías esgrimidas en abstracto a lo largo de la Historia de las Ideas Políticas- la Nación española (artículo 2) mientras que a ella se encomienda, con exclusividad, la soberanía (artículo 1. 2) Y esta es la razón por la que la Nación encuentra su lógica ubicación donde debe estar: en el Texto constitucional, y no en los Estatutos de Autonomía. Es- paña no es una Nación de naciones, ni una Confederación de naciones, ni un Estado plurinacional. En cuanto a las autonomías, el constituyente lo enunció con claridad, aunque el concepto acuñado fuera difuso, son regiones o nacionalidades, pero nunca naciones. La autonomía, afirmó pronto el Tribunal Constitucional, no implica soberanía en ningún caso (STC 4 1981) ¿Qué sentido tiene entonces ceder la inclusión de un concepto políticamente tan sobresaliente a unas formaciones que declaran su intención de ejercer un derecho de autodeterminación secesión para organizarse, desde su arrancada condición de nación política, en un Estado independiente? ¿Para qué tratar de contentar, como decía el recientemente desaparecido Julián Marías, a los que nunca se contentan? ¡Y qué se puede decir, en segundo lugar, de una legislación lingüística que proscribe de facto el uso del castellano, a pesar de que el artículo 3. 1 de la Constitución disponga que es la lengua española oficial del Estado mientras los españoles tienen el deber de conocerla y el derecho de usarlo Sólo del castellano- -reafirma el Tribunal Constitucional- -se establece constitucionalmente un deber individualizado de conocimiento (STC 82 86) Frente a tal mandato, reiteradamente incum- plido por una cercenadora legislación de inmersión lingüística, se añade ahora la caracterización del catalán como deber, aunque eso sí, al no estar dotado de sanción jurídica en caso de incumplimiento, de un anestesiante deber impropio. ¡Como si las palabras, otra vez lo mismo, hormaran o desfiguraran, según el caso, la realidad! Atención pues con la labor de negociación emprendida, y en parte acordada, no vayamos a terminar por desvirtuar, a través de una indebida mutación constitucional, esto es, al hilo de una reforma estatutaria, los principios nucleares que asientan nuestro régimen constitucional, que quedaría de esta suerte irreversiblemente alterado. Si me permiten una licencia literaria, aunque sólo sea por poner una nota de distensión, se cumple este año el trigésimo aniversario del fallecimiento de la gran dama del crimen británico, la sin par Agatha Christie, entre cuyas novelas destaca Asesinato en el Orient Express Una trama donde, al final, todos los personajes son autores, en comandita, del asesinato del financiero Ratchett en su compartimento. ¡Espero que no nos pase lo mismo con la Constitución! Que entre todos, o mejor dicho, entre algunos, terminen bien por aniquilarla, o por desfigurarla gravemente, lo que a estos extremos es semejante. EXCELENTÍSIMO AYUNTAMIENTO DE POZUELO DE ALARCÓN En cumplimiento de lo dispuesto en los artículos 57. b) en relación con el 59.1 y concordantes de la Ley 9 2001, de 17 de julio, del Suelo de la Comunidad de Madrid y 128.2 del Reglamento de Planeamiento Urbanístico, esta AlcaldíaPresidencia anuncia que mediante acuerdo de la Junta de Gobierno Local en sesión celebrada el pasado día 28 de Diciembre de 2005 se ha aprobado inicialmene EL PLAN PARCIAL DE REFORMA INTERIOR DE APE 3.4- 07 AVENIDA DE MAJADAHONDA III del Plan General de Ordenación Urbana, promovido por C. B. SRES. HERRÁN ROMERO- GIRÓN. Igualmente se ha acordado someter el expediente al preceptivo trámite de información pública durante el plazo de UN MES con el fin de que pueda ser examinado y presentadas las alegaciones procedentes, en su caso. Lo que se hace público para general conocimiento y efectos legales oportunos, comunicando que queda a disposición del público dicho expediente, que podrá ser consultado en la Oficina de Planeamiento y Gestión Urbanística municipal, de 9 a 14 horas, de lunes a ciernes, a partir del día siguiente al de publicación del presente anuncio. Pozuelo de Alarcón, a 10 de enero de 2006. El al calde presidente, P. D. El conjejal delegado de Urbanismo, Medio Ambiente, Vivienda, Obras, Contratación y Patrimonio (Decreto 27 09 2005) Fdo. Gonzalo Aguado Aguirre.