Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 23 1 2006 11 El PP exige al fiscal que investigue el acto de Batasuna mientras que el PSE cree que se ajustó al auto del juez Aznar deja el liderazgo de la Internacional Centrista y Rajoy asumirá una de sus vicepresidencias ERC ve insuficiente el texto acordado por CiU y se opone a la fórmula de nación en el preámbulo Los republicanos creen que pueden arrancar más cesiones a Zapatero en financiación b Josep Lluís Carod- Rovira no El calendario Febrero. Se constituirán dos ponencias en la Comisión Constitucional, una integrada por diputados de todos los grupos del Congreso y la otra por parlamentarios catalanes en un número que no excederá al de la primera. Marzo. Una vez que la ponencia concluya sus trabajos, la Comisión Constitucional dispondrá de un tiempo máximo de dos meses para emitir el dictamen. Abril Mayo. Si la tramitación se desarrolla con normalidad, el dictamen de la Comisión podría debatirse por el Pleno del congreso en abril o mayo. Octubre. La legislación establece un plazo de seis meses para la celebración del referéndum en Cataluña sobre el texto que aprueben las Cortes. La convocatoria podría tener lugar en octubre o noviembre. de una única agencia tributaria consorciada como la inversión en infraestructuras pueden quedarse en meros brindis al sol Por ello, Carod y Puigcercós insistieron una y otra vez en que las negociaciones se mantienen abiertas, pese a que CiU haya anunciado para hoy un nuevo encuentro en la Moncloa para hacerse la foto del acuerdo. Mientras unos se hacen fotos, otros seguiremos negociando ironizó el líder republicano, quien negó que su partido se haya sentido relegado por el PSOE en esta negociación. Sin embargo, lo cierto es que los republicanos no descartaban ayer mantener las negociaciones abiertas hasta que la Comisión Constitucional inicie sus trabajos en el Congreso, pese al desgaste político que esta posibilidad supone para el PSOE. No es nuestro problema venían a decir. rompe la baraja, pero tampoco está dispuesto a aceptar el trágala preparado por Zapatero y Artur Mas a sus espaldas IVA ANGUERA DE SOJO BARCELONA. El Estatuto pactado por José Luis Rodríguez Zapatero y Artur Mas la noche de sábado merece un insuficiente alto para ERC, cuyo presidente, Josep Lluís CarodRovira, dejó ayer bien claro que no hay acuerdo en la definición de nación ni posibilidad de decir que damos apoyo a la propuesta de financiación Ésta era la conclusión del líder de Esquerra después de cuatro horas de reunión con Zapatero en la Moncloa, que no sirvieron para que los republicanos aceptaran el trágala forzado por el Gobierno y CiU en las horas previas. Carod dejó claro que el rechazo de su partido no es un portazo definitivo e insistió en que Esquerra quiere decir sí al Estatuto y ve la botella medio llena tras las negociaciones de los últimos días. Pero también quiso dejar bien sentado el no definitivo a la fórmula de nación en el preámbulo, aceptada por CiU. Esquerra votará no a ese punto, afirmó el líder republicano, independientemente de que se alcance un acuerdo en el resto del articulado que permita dar el sí global a la reforma. Así las cosas, la negociación entre ERC y PSOE se mantiene abierta, después de que Carod y el secretario general de partido, Joan Puigcercós, abandonaran la Moncloa convencidos de que si en nación las cartas están echadas, en financiación hay margen para arrancar nuevas concesiones al Gobierno. Los republicanos argumentaron, en este sentido, que no pueden dar una respuesta definitiva hasta que el PSOE no dé una texto articulado y por escrito, con las cifras definitivas del modelo pactado con Convergència. Pero cuestionaron que se hayan producido avances sustanciales respecto a la postura esgrimida por el ministro de Economía, Pedro Solbes, y el portavoz del PSOE en el Congreso, Alfredo Pérez Rubalcaba, desde inicios de semana, tras apuntar que tanto el compromiso de creación Artur Mas, en su intervención vespertina de ayer, junto a Pujol y Duran también su cuota mediática invitándoles a almorzar ayer en La Moncloa. En pleno ataque de celos por el protagonismo de CiU, ERC tachó de inaceptable la resolución de la definición de Cataluña, pero evitó dar un portazo y descolgarse del acuerdo. Fuentes socialistas y gubernamentales dan por seguro que ERC acabará sumándose. Para meterle más presión, y sin esperar a su visto bueno, a la misma hora en que los independentistas hacían públicas sus reticencias, desde La Moncloa se anunciaba que hoy mismo Zapatero recibirá de nuevo a Mas y Duran para hacer la foto oficial del pacto, si bien en los días siguientes habrá fotos similares con ERC, ICV, el PSC y Pasqual Maragall, el gran ausente en la negociación final, sin descartar más adelante una foto de familia El líder de ICV, Joan Saura, no planteó ningún reparo al pacto. Además, en el marco de una escenografía perfectamente planificada, el barón de los barones del PSOE, el andaluz Manuel Chaves, dio su aval YOLANDA CARDO público al acuerdo al declarar que se garantiza el respeto a la Constitución y que no habrá agravios entre comunidades. El escenario que se abre En cuanto al escenario que se abre en Cataluña, Mas no esperó para reclamar elecciones anticipadas al señalar que el desarrollo del Estatuto lo tiene que hacer un gobierno nuevo Fuentes del tripartito descartaron el adelanto, no sólo por los intereses políticos sino por el propio calendario. La reforma no será definitiva hasta que se apruebe en referéndum, hacia octubre; en mayo habrá elecciones municipales y autonómicas, y ni al PSOE le interesa la coincidencia ni los partidos catalanes han aceptado nunca agrupar las convocatorias. Así, en todo caso, el adelanto sería mínimo, a junio o septiembre, ya que la legislatura se agota en noviembre. Mientras, los partidos ya compiten por capitalizar la maternidad del Estatuto y CiU, simultáneamente, intenta aparecer como el socio de referencia de Zapatero, para lo que encontrará complicidades dentro del PSOE. De hecho, Mas proclamó ayer que por mucho que algunos protesten, esto lo han hecho el PSOE y CiU y, aunque sólo el tiempo dirá si hay cambio de alianzas, reafirmó que por nosotros no quedará que podamos influir de forma más decisiva en el Estado La hipótesis de un Gobierno PSCCiU pasa por sustituir a Maragall por Montilla, y éste es un debate que no se quiere abrir hasta después del referéndum. Un cualificado dirigente socialista vaticinó a ABC: Maragall peleará con el partido, y perderá Zapatero, Mas y Duran presionan a ERC con el anuncio de que hoy se harán la primera foto oficial del pacto CiU pide ya un anticipo electoral, que el tripartito rechaza, y se presenta como socio preferente de Zapatero Las juventudes rechazan el texto De momento, sin embargo, la tarea más urgente de Carod será convencer hoy a las juventudes republicanas (JERC) de que no hay motivo para dar por rotas las negociaciones. La JERC pedirá ante la Ejecutiva Nacional que ERC rechace el Estatuto pactado CiU- PSOE porque renuncia a la soberanía fiscal aprobada en el Parlament