Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
4 Opinión LUNES 23 1 2006 ABC PRESIDENTE DE HONOR: GUILLERMO PRESIDENTA- EDITORA: CATALINA LUCA DE TENA LUCA DE TENA CONSEJERO DELEGADO: SANTIAGO ALONSO PANIAGUA DIRECTOR: JOSÉ ANTONIO ZARZALEJOS Directores Adjuntos: Eduardo San Martín, Juan Carlos Martínez Subdirectores: Santiago Castelo, Rodrigo Gutiérrez, Carlos Maribona, Fernando R. Lafuente, Juan María Gastaca, Alberto Pérez Jefes de área: Jaime González (Opinión) Mayte Alcaraz (Nacional) Miguel Salvatierra (Internacional) Alberto Aguirre de Cárcer (Sociedad- Cultura) Ángel Laso (Economía) Jesús Aycart (Arte) Adjunto al director: Ramón Pérez- Maura Redactores jefes: V. A. Pérez, S. Guijarro (Continuidad) A. Collado, M. Erice (Nacional) F. Cortés (Economía) A. Puerta (Regiones) J. Fernández- Cuesta (Sociedad) A. Garrido (Madrid) J. G. Calero (Cultura) E. Ortego (Deportes) F. Álvarez (TV- Comunicación) L. del Álamo (Diseño) J. Romeu (Fotografía) F. Rubio (Ilustración) Director General: José Luis Romero Adjunto al Consejero Delegado: Emilio Ybarra Aznar Económico- financiero: José María Cea Comercial: Laura Múgica Producción y sistemas: Francisco García Mendívil RANKING DE POLÍTICOS MÁS VALORADOS ÓLO tres dirigentes políticos consiguen el aprobado de la opinión pública española, según el Barómetro de Metroscopia que hoy publica ABC. El alcalde de Madrid, Alberto Ruiz- Gallardón, encabeza el ranking con 5,6 puntos sobre 10, por delante del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero (5, 2) que en septiembre de 2004 alcanzaba el 6,1. Desde entonces, el Ejecutivo no ha hecho otra cosa que retroceder en valoración ante los ojos de los españoles. Sube al podio, en tercera posición, el presidente de Extremadura, Juan Carlos Rodríguez Ibarra (5,0) El presidente del PP, Mariano Rajoy (4,4) -también en retroceso- se sitúa en sexta posición, por detrás de Manuel Chaves (4,9) y Esperanza Aguirre (4,8) Resulta significativo el hecho de que un dirigente de ámbito local, aunque conocido en toda España, sea el más valorado y que tres presidentes autonómicos de alto perfil ocupen los puestos de cabeza, lo que puede obedecer al hecho de que el ejercicio del poder en las distintas administraciones tiene una repercusión en términos de opinión pública que incide de manera directa en la valoración de la actuación política. Por otra parte, Solbes es el ministro más valorado, por delante de Bono y Zapatero. S EL ESTATUT O LA IMPLOSIÓN NACIONAL confederal, como en tantas otras materias del nuevo EstaL acuerdo global suscrito por el presidente del Gotuto. bierno y el líder de CiU, Artur Mas, sobre el proyecto de nuevo Estatuto para Cataluña confirmó que IN embargo, a pesar del triunfalismo gubernamental, esta reforma representa el umbral de una etapa constituel acuerdo de Zapatero y Mas es sólo una patada adelanyente. Lo dijo ayer mismo el presidente de la Generalidad, te. No ha acabado nada y aún falta lo fundamental: la inserPasqual Maragall, al valorar el papel de la nación catalación de este acuerdo neoconstituyente en el sistema constina en la España plural y apuntar a Cataluña el haber contucional y su recepción por las instituciones y la sociedad. seguido abrir una segunda etapa en la configuración del La satisfacción personal del presidente del Gobierno, rayaEstado de las Autonomías para resolver las insuficienna en la egolatría, no basta para allanar el camino a su cias del período constituyente. El hecho de que ERC mosacuerdo con Mas. La democracia española ya estaba consotrara inicialmente su rechazo al pacto entre Zapatero y lidada antes de que llegara Zapatero al poder y sólo se sentía Mas no merma el impacto constitucional del mismo ni lo amenazada- -aparte el terrorismo- -por las pretensiones hace más admisible, sino que expresa la irritación de los de aquéllos con los que ha convenido, a espaldas de la opiindependentistas, matizada después por Carod Rovira, nión de los españoles, un nuevo modelo de Estado, cuando por su marginación en el tramo final de la negociación. no un nuevo régimen político. Al acuerdo de la Moncloa le El presidente del Gobierno se reservó para la tarde del espera aún el Parlamento nacional, la oposición del PP, el sábado la intervención estelar que ya practicó en septiemjuicio ciudadano y el veredicto del Tribunal Constituciobre pasado, escenificando también con Mas un acuerdo in nal, en caso de que los populares denuncien la inconstitucioextremis para salvar el proyecto estatutario. Lo que haya nalidad de la futura ley orgánica que apruebe el Estatuto. en este comportamiento de instrumentalización en benefiTambién este momento político representa un llamacio propio de las divergencias de los últimos meses entre el miento al Partido Popular, excluido de Gobierno, el PSOE y el tripartito es aleste proceso por la estrategia general del go que queda al juicio de la conciencia Tras el acuerdo de La Gobierno de abrir una nueva transición política del presidente y a la percepMoncloa, el futuro del al margen y aun en contra de la derecha ción de los miembros de su Gabinete y democrática. Aunque el nuevo Estatuto su partido. Lo que realmente importa sistema constitucional se apruebe, la exclusión del PP lastrará es que lo conocido del acuerdo con Arsu futuro y no es temerario afirmar que tur Mas demuestra que las participase arbitrará con menos abre un horizonte de graves conflictos ciones del jefe del Ejecutivo sirven siempre a la mejora de las posiciones Nación española y menos constitucionales. Mariano Rajoy tiene la responsabilidad de liderar algo más nacionalistas. Por eso, después de tanEstado español que la negación del acuerdo. Sobre él peta opacidad en las negociaciones, el sa la carga de movilizar una gran acción pacto personal entre Rodríguez Zapatecolectiva por la defensa constitucional, que es el compromiro y Artur Mas tiene la virtud de hacer mensurables las so fundamental que debe asumir el PP. Ayer mismo la propaconsecuencias del futuro Estatuto catalán, sin necesidad ganda del acuerdo de La Moncloa empezó a deslizar el mende incurrir en nuevas especulaciones ni conjeturas. saje de que el PP es el gran perdedor y de que se ha quedaN general, cabe decir que tras el acuerdo de La Mondo solo Ante este discurso, el PP podrá revertir la situacloa el futuro del sistema constitucional se arbitrará ción si logra ensamblar un mensaje y una oferta transversacon menos Nación española y menos Estado español. El les, capaces de atraer a sectores sociales que aún recelan de acuerdo global supondrá que, por primera vez, una ley darle su voto, pero que observan con preocupación la profunda inestabilidad que está causando el Gobierno socialista. del Parlamento español reconocerá la existencia en España de una nación que no es la española. Esté en el preámbuERO no sólo el PP está concernido por este cambio lo o en el articulado, tenga carácter definitorio o descripticonstitucional apadrinado por Rodríguez Zapatero. vo, se atribuya a un sentimiento colectivo o a un pronunTambién alcanza al PSOE y, en concreto, a todos aquellos ciamiento del Parlamento catalán, lo cierto es que los nalíderes socialistas que, con escaso éxito, han manifestado cionalistas tendrán lo que querían: una ley que dice que su oposición al reconocimiento nacional de Cataluña o a la Cataluña es una nación, afirmación que tendrá, sin duda, concesión de privilegios financieros. Está en juego el futuvalor jurídico, como todo contenido de una ley. ro de un país que aún sufre grandes desequilibrios territoPor lo demás, el acuerdo global reconoce la otra gran riales y que se enfrenta a un inmediato recorte de ayudas pretensión nacionalista: la existencia de un sistema fieuropeas, al que habrá que añadir esta mutilación financienanciero propio. El pacto contempla la creación de una ra del Estado decidida por Rodríguez Zapatero. Lo que aún agencia tributaria única para Cataluña, consorciada con quede de izquierda nacional en el PSOE tiene la ocasión de la estatal, así como la cesión de impuestos que llegan haspasar de las palabras a los hechos, sin temor a ser confundita el 50 por ciento en IRPF e IVA y el 58 por ciento en espeda con el PP, y hacer reconocible su propia identidad, marciales. Además, el Gobierno se compromete a pagar a Catacada por principios como el de solidaridad o igualdad. luña en los próximos siete años una deuda histórica conEl guión de la segunda transición se está cumpliendo a sistente en la diferencia entre el PIB catalán y las inversiomandamiento. Ideado por el consorcio del socialismo con nes del Estado en esta comunidad durante los últimos diez el nacionalismo, aboca a España a un Estado confederal, años. Las consecuencias de este compromiso no se harán legitima a posteriori las reivindicaciones de otros nacionaesperar, porque condicionan la viabilidad presupuestaria lismos soberanistas contra la existencia de la Nación espadel Estado y, particularmente, sus políticas de cohesión y ñola y la solidez del orden constitucional, y hace innecesasolidaridad. Crean un agravio para aquellas comunidaria la independencia, porque es el Estado el que se repliega des que aún requieren una fuerte aportación del Estado y y facilita la implosión constitucional al crear en su seno para las que la cesión de tributos no representa una mabolsas de soberanía territorial. En efecto, menos Nación y yor capacidad de financiación. Y, finalmente, proyecta el menos Estado. Éste es el proyecto de La Moncloa. futuro inmediato de la Hacienda española a un modelo E S PRIMERA ENCÍCLICA DE BENEDICTO XVI A BC adelanta hoy los aspectos fundamentales de la primera encíclica del Papa Benedicto XVI, Deus caritas est que se hará pública el miércoles y que ofrece una perspectiva de todo el Pontificado. El texto aborda el tema del amor, tratado por elevación, y abarcando todos sus aspectos, aunque incidiendo especialmente en su potencial a través de una triple vía en la que se propone mejorar la calidad del amor humano, del amor en la Iglesia y de las obras de caridad. No es una encíclica programática, pero sí reveladora de las intenciones del Santo Padre, que aborda una primera cuestión de contenido teológico: Dios es amor como definición de Dios, el centro de la fe cristiana y la visión del hombre, subrayando el aspecto del Dios misericordioso. La hondura intelectual de Benedicto XVI se refleja en el estudio exhaustivo del eros -amor de atracción sexual- -y del ágape -amor de generosidad, que lo eleva y mejora- Obviamente, el Papa se detiene en la figura del matrimonio y la familia, subrayando su valor, sin dejar de abordar el fenómeno de la solidaridad y de la familia del mundo La segunda parte de la encíclica, que responde a un borrador que se estaba preparando por indicación de Juan Pablo II, es un repaso a la caridad cristiana en sus múltiples facetas. E P