Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 22 1 2006 99 Gente VÍSPERAS DE NADA Shakira se muda y ha puesto a la venta la mansión que desde hace años posee en Florida y en la que convive con su pareja, Antonio de la Rúa. La hasta ahora casa de la cantante colombiana tiene una extensión de 6.500 metros cuadrados y está situada en la zona donde reside, entre otros, su amigo Alejandro Sanz. Por ROSA BELMONTE Ramona, te quiero Asthon Kutcher no sólo está cañón, sino que se esfuerza en que su señora mantenga la línea: la saca a cenar verdurita y ella se pide un filete POR ROSA BELMONTE vuelto a España Demi Moore, esta vez a hacer lo mismo que Isabel Preysler. No a recibir a sus amigos en el campo con bombones de los que le gustan a Doña Letizia, sino como imagen de una marca de cerámicas. Si el jueves estuvo en el Casino de Madrid para la presentación del anuncio de Saloni (con cena de Paco Roncero) unos días antes su chico la sacó en Los Ángeles a cenar lechuga. Eso es un marido rumboso. En el Superior s Steakhouse, Ashton Kutcher se pidió una ensalada de lechuga sin aliño alguno. Ella, porque un día es un día, un filete. El tío no sólo es joven y guapo, sino que encima ayuda a que su señora guarde la línea. Una joya. Como un dietista personal con derecho a roce y a bienes gananciales. Teté Delgado, que no está casada con Ashton Kutcher, y además se debe a su personaje en la obra de teatro Gorda de Neil LaBute, me da la impresión de que no cena lechuga. Quizá por eso está tan bien en su papel y en su cuerpo: más de cien kilos coquetamente repartidos. Yo la he visto zamparse en un aeropuerto Ha uno de esos enormes muffins de chocolate que entran por la boca pero no salen por ningún sitio: se quedan a vivir en los muslos para los restos. Y hay que llamar a la Guardia Nacional para que lo eche o a Leatherface para que venga con el serrucho mecánico a desahuciarlo. Lo de la gallega debe de ser el método Stanis- zámpate- loque- pilles No me extraña que Kathleen Turner quiera venirse a trabajar y vivir a Europa, porque dice que se siente más respetada. Claro, es que aquí todavía se respeta a las señoras fetén entradas en carnes. En cualquier caso, la ballena del Támesis del otro día, que murió ayer, parece confirmarse que no era ella. Y Jimmy Choo, que no es una persona sino una máquina de hacer dinero, también contribuye con tallas XL. Con el bolso Ramona (1.400 euros en su tienda más próxima) Un bolso enorme que va a ser uno de los must- have de la próxima temporada. Lo que no me convence es el nombre. Qué quieren, me recuerda a Fernando Esteso. Chanel ha pedido perdón a Reese Witherspoon, una de Demi Moore promocionó cerámicas en el Casino de Madrid esas chicas que se parecen a sus perros. Yo siempre he querido que Chanel (o Hermès, que lo hizo a Oprah Winfrey) me pida perdón. Pero, claro, primero me habría tenido que poner para los Globos de Oro un modelo de la casa francesa que antes hubiera llevado Kirsten Dunst (qué ganas de verla en la Maria Antonieta de Sofia Coppola) y nada menos que hace dos años. O sea, que era vintage, pero menos. O, como en el caso de Oprah, habría tenido que intentar entrar en una tienda cerrada y ponerme hecha una fiera en el programa de televisión que no tengo. En todo hay clases. Cuando a Lauren Bacall un tipo le dijo que el establecimiento al AFP Teté Delgado no cena lechuga, me da la impresión. Quizá por eso está tan bien Que Sole Giménez deje Presuntos Implicados me afecta tanto como la desaparición de Héroes del Silencio que pensaba entrar estaba cerrado al público ella contestó: Es que yo no soy el público Así son las cosas. Como no lo es Jaime de Maricha- lar. El miércoles por la tarde salía de la joyería Vasari en la calle Serrano de Madrid. Así de cerca, impresiona con la capa. Enseguida miré a ver dónde estaba el caballo. No había. Se subió en un todoterreno sueco. Estoy desolada. No porque Sole Giménez haya dejado Presuntos Implicados, que me afecta tanto como me afectó la desaparición de Héroes del Silencio, sino por lo de Leif Garrett. Pobre. El cantante y actor Tres en la carretera fue detenido bajo sospecha de posesión de drogas en el Metro. Ser una ruina humana es malo, pero que te detengan en el Metro es lo peor. Aunque sea en el de Los Ángeles.