Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
56 Los domingos DOMINGO 22 1 2006 ABC MEZCLA DE CULTURAS Los derechos de las mujeres en las sociedades islámicas (en la foto, la ciudad de Medina, en Arabia Saudí) y en Europa están en el centro del debate ¿Futuro imposible? La poligamia llama a las puertas de Europa En Francia hay miles de familias polígamas. Y en Chechenia ven en estas uniones una solución a su problema demográfico. La llegada a Europa de millones de inmigrantes de religión musulmana y la flexibilización del concepto tradicional de matrimonio sitúan entre interrogaciones la palabra imposible. En España hay algunos ejemplos de uniones múltiples. Esta es su historia POR JUAN FRANCISCO ALONSO e repente fuimos tres recuerda Ailatan, el seudónimo que suele utilizar en un foro de internet. Mi marido se fue a Marruecos y se casó con otra chica. Ella sabía que estaba casado conmigo, porque se conocieron aquí, así que no creo que se queje de nada. En cuanto a mí, cosas raras de la vida, seguía queriéndole mucho. Llevaba diez años a su lado, siete de ellos casados. Hoy seguimos D juntos. Él dice que ya se divorció de la segunda esposa; supongo que será verdad, pero siempre queda la duda cuando te han engañado una vez. Evidentemente, nuestra relación ya no es como antes Ailatan no es musulmana, y no acaba de entender cómo una mujer acepta unirse a un hombre ya casado, sabiendo que la primera mujer, en este caso yo, no está de acuerdo El debate de la poligamia, forma de familia aceptada en el Co- rán ...casaos con la que os guste de las mujeres, dos, tres o cuatro. Pero si teméis no ser equitativos, entonces con una sola. Así evitaréis mejor obrar mal empieza a colarse al norte del Mediterráneo. Veamos algún ejemplo. Diferentes estudios dicen que en Francia hay entre 8.000 y 30.000 familias polígamas. Incluso el ministro Gérard Larcher cree que los matrimonios múltiples están entre las causas de la discriminación racial que encuentran muchas mi- Para las comunidades islámicas, la poligamia no es una prioridad en sus reuniones con el Gobierno norías en el mercado laboral, y, como consecuencia, de la violencia de los últimos meses. La semana pasada, el debate llegó de Chechenia, donde el jefe de Gobierno Ramzán Kadírov avaló esa forma de vida para resolver la crisis demográfica provocada por la guerra. Y en España, en pleno rifirrafe sobre la ley del matrimonio entre homosexuales, José Luis Requero, vocal del Consejo General del Poder Judicial, se preguntaba: ¿Queremos o no un mundo poli-