Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
38 DOMINGO 22 1 2006 ABC Madrid El PP desplaza al PSOE de la Alcaldía de Chinchón al aprobarse su moción de censura durante un tenso Pleno La sesión, que fue seguida por numeroso público, acabó sin incidentes b La clave la tuvo una concejal que Ayuntamiento de Chinchón (Concejales) PP 5 No adscrita 1 PSOE 4 preside un partido independiente y que expulsó al resto de miembros después de que éstos la intentaran echar por apoyar la moción SARA MEDIALDEA MADRID. El salón de plenos de Chinchón estaba abarrotado, al mediodía de ayer, por más de 150 personas escrupulosamente divididas en dos bandos- -físicos e ideológicos- -y acompañados por otro centenar que ocupaba el pasillo de entrada y observaba el desarrollo de la sesión asomándose como podían a la puerta. Dentro se debatía la moción de censura apoyada por el PP y por la concejal independiente Isabel Montes. Su mayoría numérica- -seis ediles contra cinco- -se alzó con el triunfo: desde ayer a las 13.15, la nueva alcaldesa de Chinchón es del PP y se llama Luisa María Fernández. El debate fue tenso, tirante, duro en las intervenciones y en los gestos, pero no se perdieron los nervios ni la educación. Nadie esperaba sorpresas, y no las hubo: el PP consiguió arrebatarle la Alcaldía al PSOE, y lo hizo apoyándose en el voto de una edil que preside la formación independiente de Chinchón y que había sido expulsada de ella, precisamente, por su apoyo a esta moción. La concejal, asimismo, expulsó al resto de sus compañeros. Estuvo firme toda la sesión, seria y manteniendo la mirada a los concejales del PSOE con los que hasta ahora de 2003 y que no gobernó por el pacto entre PSOE y los dos ediles independientes, un pacto legal y legítimo, igual que el que hoy hará posible la moción de censura ¡Mentira! gritó alguien al fondo de la sala. Sin médico por la noche Partido Independiente 1 Alcaldesa: Luisa María Fernández (PP) Criticó el carácter prepotente y revanchista de la alcaldesa socialista, Encarnación Nani Moya, y puso como ejemplos de su ineficacia la desaparición de la atención médica nocturna en Chinchón las obras frenadas o su falta de acción a la hora de restaurar la Plaza Mayor- -argumento recibido con risas por los simpatizantes socialistas presentes- Sus palabras las rebatió la aún alcaldesa, Nani Moya: Fueron los gobiernos del PP en Chinchón los que derrocharon dinero público, no fueron capaces de gestionar y lo poco que hicieron todavía se debe 600 millones de pesetas de deuda en 2003, que era el 78 por ciento del presupuesto de ese año; no se podía pagar ni al personal Francisco Granados (PP) Cuando al PSOE no les beneficia la democracia, la deslegitiman Ruth Porta (PSOE) resume en dos los motivos de la moción de censura: ¡Viva Franco y viva el ladrillo! compartía gobierno. También cruzó la vista y una media sonrisa triste con el otro edil independiente, su hasta ahora compañero, José Antonio Álvarez Frutos. Abrió la sesión la aún candidata del PP a la Alcaldía, Luisa María Fernández: recordó que el PP fue el partido más votado en las elecciones de mayo Avance del Plan de Urbanismo A su juicio, la moción se debe a la recalificación de los terrenos de Cuétara y al avance del Plan General de Urbanismo, que no le gusta al PP Sobre el primer tema, aseguró haber llegado a un acuerdo razonable que hacía ganar 138 millones al Ayuntamiento. Respecto al plan de Urbanismo, dijo que el PP, en 2003, tenía su propio avance, en el que recalificaba muchos millones de metros cuadrados en las Jaras Alta y Baja en lo que el PSOE calificó de pelotazos Moya prometió a los chinchonenses seguir trabajando por ellos desde la oposición, y remató: Más vale honra sin barcos que barcos sin honra Aplausos y algún ¡muy bien! Isabel Montes, la concejal llave de la moción, fue recibida con algún grito de ¡tránsfuga! y, durante su intervención, la tensión fue elevándose. Observó que hay muy poca gente Crónicas de un pueblo El niño estaba aburrido. Hacía calor y él estaba allí, con su abriguito azul y su bufanda. Primero pidió agua, pero no había modo de salir, con la puerta y el pasillo taponados por quienes querían enterarse de qué pasaba en la moción de censura. Luego se le cayó una moneda al suelo. Casi una hora después, en plena intervención de la tránsfuga -la edil independiente que ha apoyado la moción, ha expulsado a sus compañeros de formación y ha sido expulsada por ellos, en un pulso legal aún sin dilucidar- -y cuando los nervios estaban a flor de piel, el niño se contagió: ya no aguantaba más, se revolvió, protestó, y el presidente de la mesa- -el edil de más edad- -alzó la voz: A ver, el niño, si tiene que salir, que salga Y el agente de la Policía Local fue hasta el fondo de la sala, tomó al niño en brazos y- -entre pucheros del pequeño- -lo sacó. La anécdota refleja el clima de una sesión que, aunque cargada de tensión política, no dejaba de ser una historia humana en un pueblo de apenas 5.000 habitantes, donde todos se conocen. Donde el portavoz del PSOE descubre que vio al del PP moviendo la bandera socialista en un acto electoral en Madrid y también dice que el sexto de la lista del PP es hijo del dueño de los terrenos de La Jara que quieren recalificar, y además es primo hermano del marido de la tránsfuga Todo ello con el pueblo fuera, comprando en el mercadillo de la plaza, como cada sábado. Y con un Sagrado Corazón presidiendo el salón de plenos. Un niño, desalojado en brazos de un agente local en plena moción de censura