Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
32 Internacional ELECCIONES LEGISLATIVAS EN PALESTINA DOMINGO 22 1 2006 ABC Sesenta mil policías palestinos tienen orden de votar por Al Fatah b Mahmud Abbas apuesta por un FADWA BARGHUTI Jefa de campaña del encarcelado Marwán Barghuti Gobierno de Unidad Nacional que incluya a Hamás y promete que gobernará el partido con más sufragios en los comicios J. C. HEBRÓN. Las encuestas de los últimos días demuestran que las diferencias entre Al Fatah y Hamás (entre 2 y 7 puntos, las más recientes) son cada vez más estrechas ante las elecciones legislativas del 25 de enero. De ahí que unos y otros vayan sin disimulo a la caza y captura de cada voto casa por casa. De ahí que el voto de los 60.000 policías y miembros de las Fuerzas de Seguridad palestinas pueda, a la postre, resultar decisivo. Pues bien, esos agentes que votaron ayer en Gaza y Cisjordania para poder dedicarse el miércoles en cuerpo y alma a garantizar la seguridad de los colegios electorales, lo hicieron con la orden tajante de sus jefes, y se ha demostrado en cartas firmadas por uno de los máximos responsables de la Seguridad palestina, Tarez Zeid, de votar a favor de Al Fatah. De no hacerlo, los policías rebeldes podrían ser sancionados con la pérdida de su empleo, algo que, tal y como está la economía en los Territorios Ocupados, nadie puede permitirse. Israel ha convertido a Hamás en algo difícil de parar Ha sido la voz de su marido desde que el jefe de la Intifada fue encarcelado hace cuatro años. Y ha levantado esa voz con fuerza como jefa de campaña de un Marwán Barghuti que estuvo a punto de provocar en Al Fatah un terremoto como el de Ariel Sharón en el Likud JUAN CIERCO. CORRESPONSAL Condena unánime Las cartas han sido entregadas a la Comisión Electoral Central, que las ha hecho llegar a su vez a los observadores internacionales. Todos ellos han coincidido en denunciar por fraudulenta esta práctica y en poner sobre aviso a la Autoridad Nacional Palestina y a su presidente, Mahmud Abbas, que acusaron recibo. Sin embargo, la cita con las urnas ayer de los agentes palestinos no fue en los mismos colegios electorales en los que votarán el miércoles los demás, sino en sus comisarías y puestos policiales, lo que hace sin duda mucho más fácil el control por parte de sus superiores y la posibilidad de esas prácticas nada democráticas. Abbas no ha querido entrar de lleno en una polémica que provocó hace dos semanas la dimisión, luego retirada, de los miembros de la Comisión Electoral Central. El presidente palestino ha preferido concentrarse en promesas mucho más políticas. En las últimas horas, dos nada desdeñables. La primera, gobernará el partido más votado, sea el que sea. La segunda, trabajará con determinación para lograr un Gobierno de Unidad Nacional entre Al Fatah y Hamás, algo que no sería bien recibido en Israel pero tampoco en EE. UU. y en la UE. HEBRÓN (CISJORDANIA) Fadwa Barghuti, abogada, madre de tres hijos, luchadora incansable por la liberación de su esposo, número uno en la lista electoral de Al Fatah, se ha convertido de hecho en la Winnie Mandela palestina. Dos días antes de esta entrevista, que tuvo lugar ayer poco antes de que ofreciese uno de sus mítines en Hebrón, Umm al Qassam, madre de Qassam Barghuti, hijo de ambos, también encarcelado en Israel, visitó a Marwán Barghuti en la prisión de Hadarim, para recibir las últimas instrucciones para la campaña electoral y, lo más importante, para saber cómo enfrentarse al día después de la cita con las urnas. ¿Cómo afronta Marwán Barghuti la recta final de la campaña desde la cárcel? -Está animado, pero sobre todo muy preocupado por la situación de caos que se vive en Palestina. Confía en que las elecciones sean limpias y transparentes y también, claro, en la victoria de Al Fatah, a pesar del comportamiento estúpido de la mayoría de sus líderes en los últimos años. ¿Comprende desde su aislamiento la meteórica ascensión de Hamás? -Al Fatah ha fracasado en muchas cosas. Algunos de sus líderes han pensado más en sus bolsillos que en su pueblo, pero una cosa tiene que quedar clara: el principal culpable del fracaso de Fatah ha sido Israel. El culpable de la situación en los Territorios Ocupados es Israel. Israel ha torpedeado las negociaciones de paz, es culpable de haber ninguneando a sus líderes, también a Mahmud Abbas. Arrinconando a Fatah, Israel ha convertido a Hamás en algo muy difícil de parar. Por eso es tan importante que Hamás se presente a las elecciones y obtenga un buen resultado porque con su entrada en el Parlamento y quizás también en el Gobierno no le va a quedar más remedio que asumir plenamente sus responsabilidades y obligaciones y tendrá que compartir así el éxito o el fracaso de la gestión administrativa y de la estrategia nacional palestina, también en lo que a la resistencia contra Israel se refiere. -Lo que parece claro es que sea cual sea el resultado electoral, Al Fatah va a estallar... -Lo importante es regenerar el partido, cambiar a Fatah por dentro, acabar con la corrupción endémica, poner ca- Fadwa Barghuti durante uno de sus mítines de campaña en Hebrón ras nuevas al frente de nuestro histórico movimiento y volver a pensar en esa gente que nos ha dado la espalda. ¿Podrá Barghuti dirigir Al Fatah y ser el líder que su pueblo reclama desde la cárcel? -No y por eso es completamente fundamental que la comunidad internacional presione en serio a Israel para obtener su liberación. ¿Cómo se puede mantener encarcelado a un hombre con el apoyo popular de Marwán; número uno de la lista de Al Fatah; diputado y muy probablemente primer ministro de estar libre? Si Israel quiere la AFP Algunos de los líderes de Al Fatah, han pensado más en sus bolsillos que en su pueblo Mi marido está más preocupado por la posibilidad creciente de una tercera Intifada que de una guerra civil paz tiene que poner en libertad a Marwán Barghuti. ¿Apuesta Barghuti por la resistencia violenta o por el diálogo con Israel? -La estrategia pasa por negociar pero no como hace la ANP con temor y casi vergüenza sino con decisión y seguridad. Y con el mensaje claro de que si la negociación pacífica fracasa vendrá la resistencia legítima. ¿Teme su marido una guerra civil palestina? -Está más preocupado por la posibilidad creciente de una tercera Intifada, debido a la represión sin límite de Israel y a la ocupación de nuestra tierra que de una guerra civil. ¿Cómo se encuentra Marwán Barghuti? -El jueves le vi muy entero en la cárcel pero ha pasado muy malos momentos. No sólo por haber sido torturado sino por no poder ver a sus hijos: el mayor lleva tres años en la cárcel; la niña sólo le ha visto una vez, lo mismo que el pequeño. Eso sí, yo le cuento todo y él sigue la actualidad por televisión y por la prensa. Sabe más de lo que pasa fuera desde dentro que muchos de nosotros.