Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 22 1 2006 29 Portugal elige hoy presidente, con la duda de si Anibal Cavaco Silva se impondrá o no en primera vuelta Irán renunciaría a enriquecer uranio si China se suma a Rusia en un sociedad a tres para elaborar este combustible La imagen de Angela, de Este a Oeste R. V. BERLÍN. La canciller no ha cuestionado en ningún momento la relación franco- alemana en la construcción europea y, frente a Bush, ha defendido el Tribunal Penal Internacional (TPI) y el protocolo de Kioto, anota Le Monde. El diario francés entiende que el eje de oportunidad París- Berlín- Moscú en torno a Irak ha caducado y añade que el tono de Merkel augura una actitud en la que Francia debería inspirarse En Moscú, el otro socio del antiguo trío, Putin, estuvo frío bajo cero según Süddeutsche, tras las críticas de Merkel a las restricciones de derechos en Rusia, aunque Alemania sabe de su dependencia energética. Merkel podría ser lo que Washington necesita, un amigo europeo con credibilidad y peso a ambos lados celebra el New York Times. Bush ha aceptado que la lealtad de Merkel no cruzará la línea de Irak y sabe que le complicaría la vida si decide una aventura similar en Irán. Pero la misión alemana en Afganistán y en los Balcanes es reconocida por la Casa Blanca. Signo de una nueva confianza será si, ante la próxima crisis, Bush decide tomar el teléfono y llamar a Berlín. Entre los 191 países con voz y voto en Naciones Unidas, sólo hay 9 jefas de Estado y apenas 5 de Gobierno, pero ya surgen voces que reclaman una presidenta para el denominado Parlamento del Hombre -la ONU- con sede en Nueva York Noticia que quiere dejar de serlo ALFONSO ARMADA Los rumores de una Alemania enferma terminal han sido muy exagerados dice el primer economista del Deutsche Bank. En tanto, la industria ha hecho sus deberes y el jefe local de Goldman Sachs cree que, superadas desventajas de competitividad, el producto alemán sigue siendo casi imbatible La duda con Merkel es si querrá jugársela con la flexibilización laboral y el remozo de sanidad y pensiones. En el mundo, el Frankfurter Allgemeine ve una canciller emancipada de la diplomacia de su antecesor. Pero Berlín no va a abandonar ya una opinión independiente e influyente en la comunidad internacional y esto también es una herencia que Merkel puede agradecer a Schröder: ya la está disfrutando; si bien, como ve el Financial Times Deutschland, liberando la diplomacia de las emociones dañinas de su predecesor. Bush ha visto en Merkel una amiga leal pero que piensa, y el ex embajador americano en Alemania Daniel Coats habla del comienzo de una gran amistad cree que vamos a ver a un presidente dispuesto a encajar y responder a críticas, porque sabe especialmente que son constructivas El analista Günter Bannas resume esta diplomacia de la confianza personal preguntándose: ¿Vuelve la escuela- Kohl? MADRID. Todavía está lejos el día en que el hecho de que una mujer llegue a la Presidencia de un país o a la Secretaría General de las Naciones Unidas deje de llamar la atención, necesitado de un apunte que sazone novedad con porcentajes, la política de la cuota con las elucubraciones antropológicas sobre la predisposición natural de la mujer a resolver los conflictos de manera menos expeditiva que el macho de la especie (sobre esta última hipótesis, ya dejaron en entredicho la mayor primeras ministras como la israelí Golda Meir o la británica Margaret Thatcher) Mientras para contar el número de presidentas de los 191 países con voz y voto en las Naciones Unidas sobren dedos de las dos manos, el equilibrio de poder en el mundo dejará mucho que desear. Aparte de tres reinas (con poder más protocolario que real, las del Reino Unido, Holanda y Dinamarca) son seis las presidentas en ejercicio: Mary McAleese, de Irlanda; Vaira Vike- Freiberga, de Letonia; Tarja Halonen, de Finlandia (en funciones, favorita en la segunda vuelta para renovar su mandato) Gloria Macapagal- Arroyo, de Filipinas; Aili Keskitalo, de Noruega; Ellen Johnson- Sirleaf, de Liberia (primera mujer elegida en unos comicios democráticos para desempeñar la máxima magistratura de un país africano) y Michelle Bachelet, ex ministra de Defensa, primera chilena que llega a la Presidencia en Santiago. Bachelet se dirigía a sus partidarios tras su victoria electoral el pasado domnigo EFE El poder fáctico Angela Merkel, nacida en la extinta República Democrática Alemana, se convirtió en 2005 en la primera canciller de Alemania, un puesto equivalente al de primer ministro, pero con más poder fáctico que el del presidente germano. Mujeres al frente del Gobierno hay, con Merkel, cinco: Helen Clark, de Nueva Zelanda; Begum Khaleda Zia, de Bangladesh; Luísa Días Diogo, de Mozambique, y Maria do Carmo Trovoada, de Santo Tomé y Príncipe. Michaelle Jean, inmigrante haitiana, se convirtió el año pasado en gobernadora general de Canadá. Pero acaso sea la secretaria de Estado de la primera potencia mundial, Condoleezza Rice, la que en realidad atesore hoy más poder. De ella se habla como posible candidata republicana a convertirse en la primera mujer, y además negra, que podría llegar a la Presidencia de Estados Unidos. La campaña sería todo un acontecimiento político y mediático si por el parti- Johnson- Sirleaf, el lunes en una ceremonia en el Capitolio de Monrovia do demócrata se confirma la candidatura de la senadora y ex primera dama Hillary Clinton. Tras la dimisión de la primera mujer que llega a la vicesecretaría general de las Naciones Unidas, Louise Fréchette, y ante las luces y sombras AFP Si Condoleezza y Hillary compitieran por la Presidencia de EE. UU. la campaña sería un espectáculo que se ciernen sobre el actual secretario general, Kofi Annan, varias voces han empezado a hacerse oír sobre la necesidad de que por primera vez en la historia, después de siete secretarios generales, una mujer llegue a la cúpula de la principal organización multilateral del planeta. Entre los nombres que se han barajado destaca el de la principal dirigente de la oposición de Birmania, Aung San Suu Kyi, premio Nobel de la paz. Sería todo un gesto: hacia la dictadura birmana, hacia el llamado Parlamento del Hombre con sede en Nueva York. Sería, sin duda, una noticia bomba.