Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
22 Nacional DOMINGO 22 1 2006 ABC El asesino del celador alega que estaba borracho y que vi a mi hija muerta Asegura estar muy arrepentido y que su mujer no tuvo nada que ver b El abogado de Ricardo Suárez La Policía pactó para agilizar la detención SEVILLA. Los responsables policiales ofrecieron en la mañana de ayer algunos datos de la detención del autor de los disparos que acabaron con la vida del celador Gaspar García el pasado día 8 de enero cuando éste atropelló involuntaria y accidentalmente a una niña que resultó herida leve. Las explicaciones corrieron a cargo del delegado del Gobierno, Juan José López Garzón, quien informó de que la Policía tenía localizado en Portugal a Ricardo Suárez desde hace dos o tres días pero que optó por negociar la entrega con el abogado del presunto asesino por agilizar y garantizar su detención inmediata López Garzón felicitó a los tres grupos de la Policía Nacional de Sevilla que han intervenido en el asunto por su brillante trabajo Los Cuerpos de Seguridad, en colaboración con sus homólogos portugueses, tenían cercado al presunto asesino, que iba a ser capturado este mismo fin de semana según se apunta desde la Policía. El letrado de la familia implicada, sin embargo, recalcaba ayer que la Policía pensaba que el fugado se encontraba en la zona del Algarve, y no en Oporto, donde realmente estaba, y que, al no tenerlo cercado, se acordó la entrega tras convencer él mismo a su cliente. cree que su entrega voluntaria y su arrepentimiento son atenuantes, pues es una forma de colaborar con la Justicia E. BARBA SEVILLA. El guión más prototípico de una defensa en un caso de asesinato funcionó al milímetro desde el primer momento, sin fisura alguna. Tras la entrega de su cliente, el presunto asesino del celador, a la Policía en la frontera portuguesa, el abogado de la defensa ofreció en la mañana de ayer una rueda de prensa en la que aseguró que Ricardo Suárez pensó que el leve atropello era un ajuste de cuentas y que el conductor del vehículo era miembro de un clan rival que quería matar a su familia, expresando su arrepentimiento más absoluto por el desenlace de los acontecimientos. El letrado declaró que el presunto homicida no ha hecho más que quejarse de su situación y arrepentirse de este hecho lamentable además de explicar, paradójicamente, que no sabe dónde están las armas usadas, pues las tiró. Sin dar detalles, el abogado confirmó que Ricardo Suárez pensó que el conductor al que descerrajó once disparos era del clan rival que se enfrentó a tiros con su familia el 27 de diciembre en el asentamiento chabolista de El Vacie, y que le ha dicho que se confundió de persona Añadió que su cliente ha pedido perdón a la familia del celador, destacando que su entrega voluntaria, tras convencerlo él mismo después de doce días huido, y su arrepentimiento son un atenuante ante una hipotética condena, pues es una forma de colaborar con la Justicia El detenido relató a su abogado que, tras el homicidio, huyó a Portugal, deambuló por varias zonas a pie y haciendo autostop, y estuvo errante y durmiendo a la intemperie hasta que primos lejanos lo acogieron cerca de Oporto. El autor de la muerte de Gaspar García, siguiendo los parámetros previstos para la búsqueda de todos los atenuantes posibles, aseguró que en el momento de los hechos estaba borracho y que vi a mi niña muerta Además, Suárez afirmó que está muy arrepentido y que su mujer- -en prisión acusada de asesinato- no tuvo nada que ver en el suceso. Una semana antes tuvimos una pelea con unos gitanos- -señaló- Estuvimos amenazados; yo estaba borracho y creía que mi hija estaba muerta. Estaba sangrando por la boca y le pido perdón a la familia de ese hombre, perdón de corazón. Le doy a la familia mi más sentido pésame... Según su relato de los hechos, recogió a sus hijas del albergue juvenil en el que estaban alojados y se fue a cenar Ricardo Suárez, momentos antes de entregarse a la Policía a casa de su padre. Al día siguiente- -dijo- volví a llevar a las niñas al centro juvenil para comer. No había nadie en la calle. Mi niña salió fuera y, claro, ese hombre pasó con el coche, yo estaba de espaldas y cuando lo vi creía ANTENA 3 TV que la había matado, entonces fui a por él Agregó que no sabía quién era y que no llegó a hablar con él, aunque lo vio posteriormente por televisión Entonces se puso en contacto con el abogado porque no soy un asesino Detenidos seis menores por agredir de forma continuada a un mendigo en un cajero de Ayamonte ABC HUELVA. Agentes pertenecientes a distintas Unidades de la Comandancia de la Guardia Civil de Huelva detuvieron en los últimos días a seis menores de edad, por su presunta implicación en las reiteradas palizas propinadas a un indigente que dormía en un cajero de la localidad de Ayamonte (Huelva) El hecho se conoce varias semanas después de que una mendiga resultara muerta al ser quemada por tres jóvenes, uno de ellos menor, en un cajero de Barcelona. La investigación realizada en Huelva la iniciaron los agentes del Equipo de Policía Judicial de la Guardia Civil con base en Ayamonte, tras tener conocimiento, a través de una denuncia presentada en la Policía Local de la población por un hombre de 55 años de edad, de que éste había sufrido varias agresiones a manos de jóvenes de la localidad, según informó la Guardia Civil en un comunicado remitido a Europa Press. En la nota, se explica que la víctima, que se encuentra en una situa- otra paliza a manos de jóvenes, que fue igualmente acompañada de insultos y de tratos denigrantes. La víctima lo puso en conocimiento de los agentes, y añadió que estas agresiones caprichosas las viene padeciendo desde hace tiempo, pero que no las había denunciado hasta ahora. ción de mendicidad, circunstancia además agravada por un problema de alcoholismo y marginación social, suele utilizar los recintos de los cajeros automáticos para resguardarse del frío nocturno y dormir bajo techo. A las diez y media de la noche del pasado día 3, en uno de estos cajeros, el perteneciente a la sucursal del BBVA en Ayamonte, fue atacado por unos jóvenes. Tras irrumpir en el recinto del cajero, sometieron al hombre a un trato degradante, humillándolo, insultándole y agrediéndole físicamente. Esta persona, que en ningún momento había provocado a los jóvenes- -agrega el comunicado- manifestó en su denuncia que, con posterioridad a esa agresión, el día 12, sufrió Detenciones en varios días La nota señala que, iniciadas las gestiones para esclarecer lo sucedido, fue identificado, en primer lugar, un joven menor de edad, que fue detenido a seis menos cuarto de la tarde del pasado día 16 en Ayamonte. Un día después se procedió a la detención de otros cuatro menores de edad, como presuntos autores de un delito contra la integridad moral y una falta de lesiones. También se identificó a otros dos menores que están relacionados con los hechos, pero no fueron detenidos, al no alcanzar la edad mínima para la imputación de delitos, que es de 14 años. Por último, a las diez de la mañana del miércoles, también en Ayamonte, se detuvo a un último menor de edad, también implicado en la agresión al indigente. La Guardia Civil ha instruido las correspondientes diligencias, puestas a disposición de la Fiscalía de Menores de Huelva, mientras que los jóvenes detenidos han quedado en libertad bajo la custodia de sus padres. Otros dos agresores no fueron arrestados por no tener 14 años, la edad mínima para la imputación de delitos