Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
18 Nacional EL DESAFÍO DEL ESTATUTO CATALÁN LA OPOSICIÓN SE MOVILIZA DOMINGO 22 1 2006 ABC Mariano Rajoy se dirige a los miles de cargos y simpatizantes del PP que abarrotaron ayer el recinto de la Feria de Muestras de Valencia ROBER SOLSONA Rajoy acusa a Zapatero de ser el caldo de cultivo del nacionalismo radical El líder del PP triplica las previsiones y reúne en Valencia a 12.000 personas de la oposición exige al presidente del Gobierno que haga honor a la palabra dada para que los socialistas no rompan el pacto estatutario valenciano J. L. LORENTE VALENCIA. No estamos en campaña electoral, pero lo parece. El mitin de Valencia en el que ayer participó el líder de la oposición, Mariano Rajoy, tuvo todos los ingredientes de un gran acto de partido en fechas próximas a una cita con las urnas. La asistencia multitudinaria, la escenografía y las intervenciones de los líderes... Todo suena ya a precampaña, aunque todavía faltan quince meses para las elecciones municipales y más de dos años para los comicios generales. Ante un auditorio repleto de gente- -los organizadores del PP valenciano esperaban reunir a 4.000 personas y al final acudieron más de 12.000- Mariano Rajoy se empleó a fondo en su labor de líder de la oposición. Las suyas fueron palabras muy gruesas para descalificar al Gobierno socialista que preside José Luis Rodríguez Zapatero. La reforma estatutaria catalana, la ruptura del archivo de Salamanca y la frustrada asamblea de Batasuna sirvieron de hilo argumental al presidente del Partido Popular para atacar sin contemb El líder placiones al jefe del Ejecutivo. Tenemos un Gobierno falto de rumbo, que improvisa un día sí y otro también, que es un caldo de cultivo excelente- -y a fe que lo aprovechan- -para los nacionalistas radicales aseguró ante un público entregado que le interrumpía constantemente con aplausos y vítores. El mitin de Valencia fue el primer gran acto electoral al que acude el líder de la oposición en este recién estrenado 2006. Se notó que Rajoy tenía ganas de reanudar el curso político y Valencia era el sitio adecuado. Los populares nunca han pinchado en esta ciudad y sus actos electorales siempre han sido multitudinarios (consiguieron en la etapa de Aznar llenar el campo de fútbol de Mestalla y el mismo Rajoy logró durante la campaña del 14- M abarrotar la plaza de toros) LOS ATAQUES DEL LÍDER DEL PP Tenemos un Gobierno falto de rumbo, que improvisa un día sí y otro también; España será lo que quieran los españoles, no cinco señores reunidos Si algún día, el presidente de la República francesa o el primer ministro británico dijesen que Francia o el Reino Unido pueden ser o no una nación, los echarían inmediatamente Estatuto es especialmente malo para los ciudadanos de Cataluña y sólo beneficia a los políticos catalanes, que persiguen quitar competencias al Estado y a los empresario. En su opinión, el Gobierno ha cometido el gran error de fijarse como objetivo discutir qué es España mientras el país lleva dos años sin experimentar crecimiento económico Tras afirmar que el gran objetivo nacional debe ser la creación de bienestar y riqueza- y no discutir quiénes somos, si somos varias naciones o un cóctel plurinacional el líder de la oposición no quiso pasar por alto el ejemplo de nuestros socios europeos: Si algún un día el presidente de la República francesa o el primer ministro británico dijesen que Francia o el Reino Unido pueden ser o no una nación, los echarían inmediatamente El pacto valenciano El presidente del PP también se refirió a los problemas que atraviesa la reforma estatutaria de la Comunidad Valenciana, cuyo texto- -pactado en su día por PP y PSOE- -está ahora en tramitación en el Congreso. La estrategia socialista de los últimos días ha llevado al acuerdo al borde de la ruptura. En su discurso de ayer, Rajoy parafraseó a Zapatero para pedirle que haga honor a la palabra dada y respete el acuerdo alcanzado, porque, de lo contrario, la región se convertiría en moneda de cambio de los cambalaches entre Zapatero y sus socios nacionalistas. Por último, tachó de noticia reconfortante la intervención de los jueces para evitar que Batasuna- una organización ilegal recalcó- -celebrase ayer su congreso y que el Gobierno de Zapatero, con sus abdicaciones políticas iba a permitir. El gran error del Gobierno El presidente del PP comenzó hablando del Estatuto catalán con la intención de dejar claro el papel que desempeña el Gobierno socialista. El líder del PP dijo que no entiende que pasa con en la reforma catalana y porque llevan dos años y medio discutiendo Recordó que a comienzos de 2005 ofreció al Gobierno de Zapatero pactar las reglas del juego y la respuesta del Ejecutivo, a su juicio, fue romper las normas e intentar excluir al PP En este punto, señaló que España es una nación, que será lo que quieran los españoles y no lo que cinco señores reunidos pacten en referencia a las negociaciones que esta semana han mantenido el PSOE y sus socios en el Congreso. Voy a defender que, en democracia, por encima de la Ley no hay nada, ni siquiera el presidente del Gobierno, el señor Rodríguez Zapatero. La Ley está por encima del Parlamento, del Poder Judicial, de la Jefatura del Estado sostuvo elevando el tono de voz. En este contexto, afirmó que el